eldiario.es

Menú

La central nuclear de Cofrentes retoma su actividad una semana después de su enésima parada técnica

La instalación ha iniciado este fin de semana el proceso de arranque de la unidad tras una parada programada para labores de mantenimiento iniciada el pasado 6 de enero

VerdsEquo ha pedido el cierre definitivo de la central en año 2021, año en el que expira la actual prórroga de la licencia de funcionamiento, e iniciar su desmantelamiento

- PUBLICIDAD -
La central nuclear de Cofrentes se conecta a la red tras parada de una semana

La central nuclear de Cofrentes, en el Valle de Ayora EFE

La central nuclear de Cofrentes ha iniciado este fin de semana el proceso de arranque de la unidad tras la  parada programada para labores de mantenimiento que se inició el pasado día 6 de enero, tal y como ha informado Iberdrola, empresa responsable de las instalaciones, en su página web. La instalación ha permanecido parada una semana por labores de mantenimiento en el sistema hidráulico de accionamiento de barras de control.

Durante el arranque de la unidad iniciado este sábado se han verificado los parámetros de funcionamiento de los principales sistemas de la planta, incluidos turbina y generador, comprobándose su correcto funcionamiento, para continuar con las maniobras de acoplamiento a la red eléctrica, han indicado las mismas fuentes.

A lo largo del fin de semana se procederá progresivamente a subir carga hasta alcanzar la plena potencia (1.092 MWe).

La central retomó la actividad a principios del pasado mes de diciembre tras una  parada no programada el 31 de octubre para inspeccionar el sistema de agua de alimentación y sustituir unas piezas desprendidas.

El pasado 15 de diciembre, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) reclasificó como nivel 1 (anomalía) en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) ese suceso de octubre.

El CSN adoptó esa decisión tras efectuar "la revisión de la información obtenida tras las diferentes inspecciones y evaluaciones realizadas en relación con este suceso", según detalló en un comunicado.

VerdsEquo pide el cierre definitivo en 2021

VerdsEquo ha pedido el cierre definitivo de la central en año 2021, año en el que expira la actual prórroga de la licencia de funcionamiento, e iniciar su desmantelamiento. Así también han solicitado el establecimiento de un calendario de cierre progresivo y definitivo del resto de centrales nucleares del Estado.

Para VerdsEquo, el hecho de que la planta de Cofrentes haya tenido que ser paralizada de nuevo por problemas técnicos, sólo un mes después de haber estado parada más de 75 días por una avería en el sistema de refrigeración, "evidencia el riesgo que supone mantenerla en funcionamiento más allá del 2021, dado el historial de incidentes que acumula".

En este sentido, la formación ecologista ha indicado que les Corts Valencianes son "el único parlamento del Estado en aprobar el cierre definitivo de una central nuclear". "Cofrents es una de las centrales que más incidentes ha tenido de todo el Estado. Diseñada en la década de los 60, cuenta con el mismo modelo de reactor, BWR, de la central nuclear japonesa de Fukushima, cuya obsolescencia y riesgos han quedado tristemente acreditados para la historia", han agregado.

"A ello hay que sumar la ingente cantidad de residuos peligrosos y tóxicos que genera cada año. Residuos que contienen 2.000 veces la radiactividad del combustible original, y que conllevan un alto riesgo de contaminación radiactiva persistente en caso de accidentes como los ocurridos en las centrales de Harrisburg, Chernóbil o Fukushima", han agregado.

Para VerdsEquo, hay una "responsabilidad para con las generaciones futuras", que "exige paralizar la producción de más residuos nucleares, activos durante miles de años, y reducir un peligroso e injusto legado que tendrán que gestionar".

"La energía nuclear supone un freno para la implantación y el desarrollo de las energías renovables, pese a que son fuentes energéticas seguras social y ambientalmente, contribuyen de manera directa a la autosuficiencia energética, y generan más puestos de trabajo por unidad energética producida que la nuclear. Igualmente, hay estudios que permiten sostener que las energías renovables limpias son las que más eficazmente reducen las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, y son la mejor opción, junto con el ahorro y la eficiente energética, para luchar contra el mismo", han agregado desde VerdsEquo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha