eldiario.es

Menú

Se busca familia de acogida para 71 niños menores de 7 años con necesidades afectivas

La Generalitat inicia una campaña para encontrar hogar a niños con problemas de salud físicos y psicológicos

- PUBLICIDAD -

La Generalitat valenciana ha puesto en marcha una campaña de para encontrar familias de acogida a los 71 niños menores de 7 años que en estos momentos están en centros de protección y que tienen unas necesidades especiales, ya sea por problemas de salud físicos o psicológicos o son grupos de hermanos.

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, acompañada de la directora general de Infancia y Adolescencia, Rosa Molero, ha presentado en rueda de prensa la campaña '#AcollirÉscreixer. Millor en família' con la que se pretende conseguir que el próximo año no quede ningún menor de 7 años en los centros de acogida de la Comunitat.

Por esto esta campaña, que se difundirá en medios de comunicación, autobuses y cines, se repetirá en mayo y noviembre ya que los menores de 7 años son el grupo "más vulnerable" y a los que más le perjudica en su desarollo tanto físico como emocional no crecer en un entorno familiar. Un vídeo con auténticas familias acogedoras explicará las ventajas que les reporta tener a estos niños a su cargo.

En estos momentos, en la Comunitat Valenciana hay 3.730 niños sobre los que se ha decretado una medida de protección. De ellos, 2.639 se encuentran acogidos por una familia extensa, por familiares directos, y 620 por una familia educadora, aquella con la que los menores no guardar ningún lazo familiar. Otros 145 están en una familia preadoptiva. Sin embargo, aún hay 1.100 niños que viven en centros de protección, de los que 71 son menores de 7 años.

Oltra ha destacado que la pretensión de la conselleria es que los centros de acogida, no existan como sucede ya en algunos países, porque "la clave" para un buen desarrollo de estos niños es "simplemente que al menos un adulto este loco por ellos". Sin embargo, es consciente de que se trata de un objetivo "inalcanzable ni en uno ni en cuatro años".

Los estudios han constatado que el impacto del internamiento sobre el desarrollo cognitivo y emocional es "inmenso" en especial para los colectivos más vulnerables: los menores de 3 años, los que tienen algún diversidad funcional, un problema de salud mental, son menores migrantes o se encuentran en una situación de pobreza extrema.

En estos casos la institucionalización debe ser "limitadísima a periodos de tiempo muy pequeños" ya que los que crecen en un entorno familiar presentan mayores índices de éxitos académicos y de integración social cuando son adultos.

De ahí, que la Generalitat busque aumentar las 900 familias acogedoras que hay en la Comunitat. Oltra ha explicado que el único requisito para ser una familia acogedora es "tener tiempo y, sobre todo, un deseo de querer atender a estos niños" y ayudarles a superar "el daño emocional potente" que tienen.

Las personas interesadas pueden llamar al 900150804 y la dirección territorial de Políticas Inclusivas les darán una charla informativa y la formación pertinente para recibir el certificado de familia idónea.

Oltra ha aclarado que ser familia educadora no es ser familia adoptiva. Se trata de acoger al menor hasta que se resuelva su situación que, si a los dos años no se soluciona, puede convertirse en un acogimiento permanente hasta los 18 años.

Además, se ha llegado a un acuerdo con la Conselleria de Educación para que estos niños estudien en el colegio cercano al lugar de residencia de la familia acogedora y en el mismo si tienen otros hijos aunque sea aumentando la ratio.

Gastos de acogida

Asimismo, ha destacado que se han "dignificado" las cuantías que se concede para sufragar los gastos de acogida a 12 euros cuando antes eran de 4,5 por primer niño a las familias extensas y de 9 por niños a las familias educadoras.

Además, el pago de estos gastos de manutención ha pasado de ser una subvención, y por tanto que debía reclamarse todos los años y que dejaba de concederse cuando se acababa al presupuesto, a ser un derecho subjetivo del menor. De este modo, es una cuantía que se otorga mientras dure el acogimiento sin necesidad de renovación, es inembargable y se está trabajando para que se cobren al mes.

Asimismo, ha señalado que están trabajando para favorecer la integración social de estos niños cuando cumplen la mayoría de edad porque es "una crueldad echarlos a la calle a los 18 años". Así, se les exige menores requisitos para acceder a una renta de inclusión social y las empresas que quiere contratar con la Generalitat tienen puntos si dan empleo a extutelados de la Generalitat.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha