eldiario.es

Menú

Las mujeres son maltratadas y asesinadas, el Senado se vacía…

- PUBLICIDAD -

El pasado miércoles dos de septiembre la Cámara Alta debatió dos mociones de consecutivas. La primera sobre Venezuela, la segunda sobre violencia de género. En la primera, casi todos los asientos de la cámara estaban ocupados, poco después, cuando se disponían a hablar sobre el Pacto de Estado contra la violencia de género y por la igualdad entre mujeres y hombres, la bancada quedó casi vacía.

No son suficientes las casi 30 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas (por violencia de género, según fuentes oficiales de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género) o las 49 por violencia contra las mujeres (41 mujeres, 8 niñas/os y 1 hombre, pareja de una de las mujeres asesinadas, siguiendo información de las asociaciones de mujeres), durante lo que llevamos de 2015.

No es suficiente que más de 126.000 mujeres al año denuncien la violencia de género (siguiendo los datos del Consejo General del Poder Judicial), aunque siete de cada diez mujeres que la han sufrido (el 67,8%) nunca lo han denunciado (Macroencuesta Violencia de la Delegación del Gobierno, 2015).

No es suficiente saber que todas las mujeres no mueren, que algunas sufren gravísimas consecuencias a causa de los malos tratos sufridos: importantísimos problemas de salud mental (como ellas mismas dicen, las heridas se curan).

No son suficientes los malos tratos físicos que provocan a las mujeres gravísimas lesiones irreversibles y hasta el coma (como a la mujer de Manises con 31 años a causa de la brutal paliza que le ha propinado su excompañero), probablemente después de que ella dijese basta ya a una relación de malos tratos y siguiendo el mandato más casposo, misógino y machista: para mí o para nadie, porque era mía la maté. No son enfermos, son maltratadores, son asesinos.

No son suficientes los abusos, acosos y violaciones que sufren las mujeres a manos de sus parejas y/o exparejas, el Senado se vacía cuando hay que abordar el tema de la violencia de género…

El tema de la violencia de género no les interesa, no falta quien piensa que eso solo les pasa a las mujeres promiscuas, a las prostitutas, a las pobres, a las mujeres procedentes de familias en procesos de exclusión social, desestructuradas…

Pero las cifras y la información que tenemos sobre las mujeres de nuestro entorno cultural, es decir europeas, nos devuelve otra realidad sobre la violencia contra las mujeres y de género: el 33% han experimentado violencia física y/o sexual y el 5% han sido violadas desde los 15 años. Respecto a las relaciones de pareja o expareja, el 22 % han experimentado violencia física y/o sexual y el 20% han sufrido violencia física y/o sexual a manos de otra persona distinta a su pareja desde los 15 años. Sólo el 33% de las mujeres que han sufrido violencia a manos de su pareja y el 26% de las víctimas de violencia por parte de una persona distinta a su pareja se pusieron en contacto con la policía u otro tipo de organización tras el acto más grave de violencia sufrido (siguiendo los datos de la encuesta europea de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, 2014). Aunque como es bien sabido, no hay persona más ciega que la que no quiere ver. Se trata de una realidad insoportable, en la que las mujeres y las niñas, por el hecho de serlo, sufren distintos tipos de violencia machista y muchas de ellas, incluso, llegan a ser asesinadas.

Cada sistema estratificador de género o patriarcado utiliza distintos tipos de estrategias violentas contra las mujeres, que van desde las simbólicas (como por ejemplo, convencer a las mujeres de que son seres asexuados o que lo deben ser), a las físicas brutales (ablaciones de clítoris), o extremas con resultado de muerte (asesinatos). Durante toda la trayectoria de la organización terrorista ETA, lesionó y asesinó a menos personas que el terrorismo machista en poco más de 10 años. Pero en ese caso, no se trataba sólo de mujeres, en ese caso si era una cuestión de Estado.

Muchas son las estrategias violentas que utilizan los patriarcados para subordinar a las mujeres para conseguir y/o mantener los privilegios, poder, muchas son las mujeres que las sufren de forma habitual y brutal. Pero el Senado se vacía, a las y los señores senadoras/es no les interesa un pacto de Estado para luchar contra la violencia de género. Quizá les interese mantener la diferencia de género: que unos maten y otras mueran. Porque en este tema, y desde la responsabilidad política, no hay neutralidad posible, o se lucha contra la violencia hacia las mujeres o se es cómplice de ella. Y el Senado se vacía…

Las que no queremos ser cómplices, las que luchamos por una vida libre de violencias machistas para todas las mujeres y niñas, vamos a salir a la calle el 7 de Noviembre. Porque las mujeres necesitan que sus instituciones no se vacíen y trabajen para que ellas puedan tener una vida libre de violencias. Como se viene reiterando: se trata de cuestión de justicia social y de derechos humanos. De los derechos humanos de más la mitad de la población: las mujeres. Y el Senado se vacía…

Por todas ellas, por todas nosotras, por todo ello, el feminismo español está convocando a la sociedad a salir a la calle el 7 de noviembre. Con la seguridad de que desde los sectores más misóginos y machistas se las va a criticar muy duramente, devaluando al feminismo y a las feministas (se trata de una estrategia muy utilizada por los patriarcados) intentan devaluar sus mensajes, que en este caso no es otro que:

El derecho de todas las mujeres y niñas a una vida libre de violencias machistas. Terrorismo machista, cuestión de Estado!!!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha