eldiario.es

Menú

Los posibles sucesores de Castedo

  • La consellera Asunción Sánchez Zaplana es la mejor situada de entre los candidatos que suenan para sustituir a la actual alcaldesa de Alicante.
  • El vicepresident José Ciscar también está se encuentra en las quínelas
- PUBLICIDAD -
Máximo Buch, José Císcar y Asunción Sánchez Zaplana.

José Císcar y Asunción Sánchez Zaplana.

Acorralada por su partido, acechada por la justicia y con la sensación de vivir sus últimos meses como alcaldesa de Alicante. Así se encuentra Sonia Castedo –imputada en el caso Brugal y su derivada Rabassa por favorecer supuestamente al empresario Enrique Ortiz- después de que el estallido de la Operación Púnica haya acentuado la presión sobre la primera edil que resistía y burlaba desde el consistorio alicantino la línea roja impuesta por Alberto Fabra.

Sin embargo, tras la presión mediática y la semana horribilis del PP, los tiempos se aceleraron. Castedo en el pasado pleno se hizo el harakiri político votando a favor de que no haya imputados en la listas populares en la ciudad de Alicante. Un hecho que la descarta como candidata -al menos en el PP- ya que es poco probable que se la desimpute en las dos causas, por lo que se han avivado los rumores sobre los supuestos candidatos a la alcaldía en las próximas municipales del 2015.

Desde que la primera edil se viera implicada de lleno por el caso Brugal, el runrún sobre los posibles sucesores no ha cesado. Se ha hablado de interinos que hagan la labor del alcalde hasta las elecciones –el que más ha sonado para esta tarea ha sido el concejal de cultura zaplanista Miguel Valor-, donde se presentaría otro candidato o de sustituirla directamente por la persona que finalmente optaría a dirigir la ciudad. Independientemente de la opción que se elija, estos son los que más suenan para suceder a Castedo:

Asunción Sánchez Zaplana. La actual consellera de Bienestar Social es la que tiene más papeletas para suceder a la alcaldesa. Nacida en Alicante, su presencia en la ciudad ha sido una constante en el último año donde prácticamente no ha fallado en ningún acto o celebración importante, lo que ha despertado los rumores. Bien vista al intentar cambiar el modelo de residencias que beneficiaba a los empresarios Enrique Ortiz y Vicente Cotino, contaría con el visto bueno del barón alicantino más poderoso: el vicepresident José Císcar.

Aunque de momento no le persigue ningún caso de corrupción, su aparición en el informe de Brugal como una de las supuestas invitadas a la celebración del archivo del caso aparcamientos en el yate de Ortiz puede mancharla, pese a que no acudió a la fiesta. Asimismo, la resolución judicial de tumbar su decisión de imponer el copago en los servicios sociales puede debilitarla. Además, no cuenta con el respaldo de un parte de los concejales de la provincia del PP que aparte de cuestionar el copago, critican el pacto que hizo su marido Ginés Lifante con Císcar, en el que entregaba las Juntas de Distrito de Alicante al núcleo de confianza de Castedo, dejando fuera a gente que simpatiza con la diputada en el congreso Macarena Montesinos.

Macarena Montesinos. La diputada en el congreso es una de las voces más escuchadas en Génova sobre cómo abordar la situación de la alcaldesa. Antigua zaplanista, promocionada por Castellano e hija de uno de los fundadores de Alianza Popular en Valencia, Juan Antonio Montesinos, estuvo a punto de disputar la candidatura como alcaldable a Díaz Alperi en 2007. No obstante, aquella operación promovida por José Joaquín Ripoll, fue abortada por una llamada del PP nacional.

Veterana ex diputada en las Cortes Valencianas, lleva tres legislaturas en el Congreso, donde su relación con Ana Mato le permitió hacer la intentona de diseñar una sucesión para Castedo en 2011 con la actual Ministra de Sanidad, tras el estallido del caso Brugal. Sus antecedentes y su buena imagen en la dirección nacional le permiten soñar con emular a su abuelo, Manuel Montesinos, que fue alcalde de Alicante durante la dictadura franquista.

Carlos Castillo. Concejal de Fomento y Empleo, además de responsable del área jurídica del ayuntamiento, es uno de los ediles mejores colocados para suceder a la alcaldesa imputada por dos escándalos urbanísticos. Considerado como el delfín de Ciscar en el consistorio, tuvo cierta complicidad con Castedo, tanto que en enero se le apuntaba como su virtual sucesor. Fue uno de los tres firmantes del documento que animaba a llevar la línea roja marcada por Fabra hasta sus últimas consecuencias. Sin embargo, está en pugna como candidato municipal promovido por Císcar con Luis Barcala.

Luis Barcala. Abogado y afín al presidente provincial del PP de Alicante, es concejal de Sanidad, Consumo y Medio Ambiente. Forma parte también de los firmantes del documento sobre la línea roja del president. Gozó de la confianza de Císcar, ya que fue el hombre que lideró el pacto entre el vicepresident y Castedo en las Juntas de Distrito a cambio del apoyo de la alcaldesa a Císcar para ser futuro presidente de la Diputación de Alicante. Sin embargo, tras la cada vez más difícil situación de la alcaldesa, ese hipotético pacto ha quedado en el aire. Sus opciones pasan por ser el favorito de Císcar.

José Císcar. Aunque en principio parecía descartado y quería jugar su carta a través de un afín, las palabras de Alberto Fabra de que apostaba por un segundo mandato de Luisa Pastor al frente de la Diputación de Alicante, truncaban los planes del vicepresident que había sido apartado del núcleo duro de presidencia tras el desembarco de Esther Pastor. A raíz de esta decisión y de la situación de Castedo, no se descarta que finalmente Císcar aspire a ser alcalde de la ciudad si se lo piden desde el PP, pese a no haber nacido en la ciudad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha