eldiario.es

Menú

La nueva salud mental priorizará la atención al trastorno grave y la prevención del suicidio

La Estrategia se enmarca en el IV Plan de Salud de la Comunitat Valenciana (2016-2020), que ya aborda un modelo integral de atención a la salud mental.

El plan contempla una reorganización de recursos que potencia la hospitalización de día, y la atención infantil y adolescente.

- PUBLICIDAD -
El PSOE afirma que ante la violencia machista no caben matices ni medias tintas

La consellera de Sanidad, Carmen Montón EFE

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha presentado la nueva Estrategia de Salud Mental de la Comunidad Valenciana 2016-2020, una herramienta de planificación para mejorar la salud mental de los ciudadanos, que incorpora una reorganización de los servicios orientada a potenciar la atención comunitaria, y en cuya elaboración han participado más de 150 profesionales, usuarios y familiares.

Montón ha recordado que "no hay salud sin salud mental" y ha explicado que el Consell se ha fijado la salud mental como una prioridad, lo que implica planificar una nueva forma de atender a las personas afectadas.

"Se incorpora una visión integral de la atención para luchar contra el estigma y la discriminación, y mejorar la imagen que tiene la sociedad de las personas con trastorno mental", ha dicho Montón, que ha puesto el acento en los programas transversales que garanticen la continuidad de los cuidados.

Este documento, de planificación para los próximos cuatro años, traza una serie de objetivos, entre los que se han priorizado la atención integral a las personas con trastorno mental grave o elaborar un Plan de prevención del suicidio y manejo de la conducta suicida, un documento que ya está ultimando la Conselleria de Sanitat y que está previsto que se presente antes de finalizar el año.

También se pondrá el acento en la atención infantil y adolescente; se fomentarán los programas de atención domiciliaria; la emancipación de los usuarios, junto con el apoyo a las familias y la lucha contra el estigma.

De igual modo se impulsará y garantizará la participación activa de las personas usuarias y sus familias, tanto en lo relativo a sus tratamientos como en la planificación y evaluación de los servicios.

Además de mejorar la atención de la población infanto-adolescente, mejorar la atención en situación de crisis y en los servicios de urgencias, o fomentar líneas estables de investigación, la estrategia contempla objetivos como la mejora de la atención a las personas con trastornos de la personalidad y establecer mecanismos de coordinación con las unidades de conductas adictivas, entre otros.

Reorganización de recursos

El objetivo del plan es que en 2020 se haya alcanzado una reorganización de recursos a través de un nuevo escenario, orientado especialmente hacia la atención más próxima, la comunitaria y domiciliaria.

Para entonces, el plan contempla contar con una oferta asistencial de hospital de día para los pacientes de todos los departamentos de salud, así como un hospital de día para tratar los trastornos de personalidad y trastornos de la conducta alimentaria por provincia.

A ello se suma desplegar programas de continuidad de cuidados domiciliarios por cada departamento y potenciar los hospitales de día infantoadolescentes.

La Estrategia prevé pasar de dos únicos hospitales de día de estas características (Castellón y Alicante) a contar con dos hospitales de día para pacientes infantiles y adolescentes en la provincia de Valencia, dos en Alicante y el existente en Castellón, por lo que se pasaría de dos a cinco en la Comunitat Valenciana.

Otro de los aspectos recogidos en el documento se refiere a la integración funcional en la red de salud mental de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de los dispositivos de media y larga estancia dependientes de la Diputación de Valencia (Bétera) y de la Diputación de Alicante (Doctor Esquerdo).

Estos centros se sumarán a las unidades de media estancia (también denominadas de rehabilitación hospitalaria) de Padre Jofre (Valencia) y las dependientes del Consorcio Hospital Provincial de Castellón.

Durante la presentación del documento, que se enmarca dentro del IV Plan de Salud de la Comunitat Valenciana, la consellera ha lamentado que en la Comunitat Valenciana "no había una planificación estratégica en materia de salud mental y por lo que era necesario reorganizar la red sanitaria, orientándola a la recuperación de las personas afectadas, para lograr su plena inclusión social".

Todo ello unido a la mejora de las infraestructuras y a una coordinación eficaz con todas las administraciones implicadas, especialmente con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

La evaluación de la Estrategia de Salud Mental se llevará a cabo mediante la recogida sistemática de información, por medio de una serie de indicadores de medición cuantitativa y de ejecución de la acción.

Será la Oficina Autonómica de Salud Mental, constituida el pasado mes de octubre, la encargada de recoger la información para la evaluación y el seguimiento, con el apoyo de cinco comités de expertos. El documento establece un cronograma de las acciones a tomar.

Evaluación de calidad siguiendo los criterios de la OMS

La Estrategia de Salud Mental se presenta meses después de la constitución del Comité de Gestión para la Evaluación de los servicios de Salud Mental con metodología de la OMS, cuyo objetivo es detectar las debilidades y las prioridades del sistema.

De hecho, dos profesionales de la Oficina de Salud Mental visitaron en mayo la sede de la OMS para adquirir la formación necesaria para desarrollar el proyecto.

Este organismo cuenta con representantes de usuarios y familiares, profesionales de distintos ámbitos y representantes de las Consellerias de Sanitat Universal i Salut Pública, Igualdad y Políticas Inclusivas y Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Siguiendo esos criterios de la OMS, que velan por el respeto de las personas con problemas de salud mental, se evaluarán en una primera etapa dos departamentos de salud de la Comunitat, el departamento de Valencia-Doctor Peset y el departamento Xàtiva-Ontinyent.

Una elevada prevalencia

Los problemas de salud mental tienen una alta prevalencia, hasta el punto de que la OMS asegura que, una de cada cuatro personas, sufrirá algún tipo de problema de salud mental a lo largo de su vida, lo que equivale a decir que el 25% de la población está en situación de especial vulnerabilidad.

En la Comunitat, según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, se calcula que el 24,6% de la población valenciana adulta (+15 años) presenta un riesgo de mala salud mental.

Esta proporción es mayor en las mujeres (28,7%) que en los hombres (20,4%). El riesgo de mala salud mental es superior entre las mujeres de clases sociales más desfavorecidas. Un 36,8% de las mujeres trabajadoras no cualificadas presentan mala salud mental.

Los datos asistenciales de 2015 indican que, a lo largo del ejercicio, se contabilizaron en la Comunitat Valenciana 268.317 consultas (primeras) relacionadas con la salud mental, y 555.651 consultas sucesivas.

Por lo que respecta a ingresos hospitalarios por problemas de salud mental, en 2015 se contabilizaron 3.969 altas hospitalarias. La estancia media en hospital fue de 13.46 días.

Otros datos de la Encuesta Nacional de Salud reflejan que, el 3,8 % de los menores de 4 a 14 años de la Comunitat Valenciana, tiene riesgo de presentar mala salud mental (4,1% en niños y 3,8% en niñas).

El 11,9% de la población valenciana adulta (+15 años) manifiesta haber padecido depresión, ansiedad u otros trastornos mentales en los últimos 12 meses. De nuevo, esta proporción es superior en las mujeres (17,1%) que en los hombres (6,7%).

El 18,7% de la población valenciana adulta declara haber consumido ansiolíticos o medicamentos para dormir, en una proporción superior en las mujeres (22,9%) que en los hombres (13,2%). Por otra parte, el 7,1% de la población refiere haber consumido antidepresivos (10,4% en mujeres y 2,8% en hombres).

En relación a las personas con trastorno mental grave, pueden llegar a tener una esperanza de vida 20 años menor que la población general por problemas de acceso a los cuidados, por estilos de vida poco saludables o enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, por lo que la atención a este colectivo es especialmente prioritaria.

Por lo que respecta al suicidio, la Comunitat Valenciana registra 7,59 suicidios por cada 100.000 habitantes (380 personas perdieron la vida por este motivo en el año 2014) por lo que ocupa el undécimo lugar entre las distintas comunidades autónomas, por debajo de la media de España que se situó en una tasa de 8,36.

El mayor número de suicidios se produce en hombres (entre los 40 y los 49 años). Los suicidios duplican el número de fallecidos por accidentes de tráfico en España, según los datos del INE.

La consellera recordó el pasado 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se trata de un grave problema de salud pública. Sólo en 2014 se contabilizaron 4.214 intentos en la Comunitat (2.502 mujeres y 1.712 hombres).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha