eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Un incendio calcina una gran superficie del monte Gurugú en Marruecos

En el cerro se esconden habitualmente decenas de migrantes que esperan el momento propicio para saltar la valla de Melilla

- PUBLICIDAD -
Un incendio calcina una gran superficie del monte Gurugú en Marruecos

Un incendio calcina una gran superficie del monte Gurugú en Marruecos

Un incendio hasta ahora descontrolado ha calcinado una gran superficie del monte Gurugú en la ciudad marroquí de Nador, junto a Melilla.

El fuego se declaró anoche por causas desconocidas y en este momento hay equipos de protección civil y de bomberos que se dirigen hacia el lugar para tratar de controlarlo, según la web de ese medio.

En el Gurugú se esconden habitualmente decenas de emigrantes subsaharianos que esperan el momento propicio para saltar la valla de Melilla y que regresan a él cuando son rechazados por las policías marroquí o española. Fuentes en contacto directo con estos migrantes, a quienes suelen recurrir cuando hay problemas, no han recibido llamadas de emergencia y creen que se encuentran bien. Las llamas han afectado principalmente a la ladera más cercana a Melilla, opuesta a la que sirve de refugio habitual a los migrantes, según explican estas fuentes.

Según explican a eldiario.es personas conocedoras de la situación, en el monte Gurugú permanecen alrededor de unos 40 migrantes. En los últimos tiempos la presencia de subsaharianos en el Gurugú, el más cercano a la ciudad autónoma, ha disminuido considerablemente. 

El refuerzo de la valla del lado marroquí, que también ha excavado una profunda zanja, dificulta enormemente los saltos. Los campamentos son hostigados continuamente por las fuerzas auxiliares marroquíes, que los han desplazado monte arriba. Apenas siete intentos han tenido éxito en lo que va de año; 54 personas han entrado en Melilla de este modo en 2016, mientras que más de 2.200 saltaron la valla de la ciudad autónoma en 2014. 

Las dificultades para saltar la valla han alejado a los migrantes de la ciudad autónoma y han reforzado otros métodos alternativos para entrar a Melilla o alcanzar las costas de la Península. En el monte sólo quedan aquellos migrantes que no tienen la capacidad económica para pagar una travesía a la Península o una entrada a Melilla camuflados en cualquier hueco de un vehículo.

El doble fondo es hoy el método más habitual para cruzar la frontera. Hasta mayo habían llegado así a Melilla unos 250 migrantes. Los campamentos más alejados de la ciudad autónoma, como Bolingo, son en este momento los que acogen más migrantes, unos 1.400 según fuentes que conocen de primera mano la situación. Desde allí parten las barcazas que tienen por destino las costas de Málaga, Granada y Almería.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha