eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una experiencia activista africana a favor de los impuestos

En el Día de África un testimonio de ciudadanía y activismo nos hace recordar para qué pagamos, y por qué debemos pagar, impuestos

- PUBLICIDAD -
Damilola Ogunsakin, acompañada del activista Tilvas Ngosa, de Zambia, durante una reciente visita a Europa.

Damilola Ogunsakin, acompañada del activista Tilvas Ngosa, de Zambia, durante una reciente visita a Europa.

Siempre he querido ver las cosas hechas de otra manera, siempre tengo esperanza de que más del 85 por ciento de los nigerianos pueda vivir adecuadamente, comer tres veces al día y tener a sus hijos en escuelas públicas con un entorno de aprendizaje muy bueno y positivo, gratuito para ellos. Y una vez imaginé una Nigeria donde la escuela privada luchara por existir debido al alto estándar de la escuela pública.

Como suele decir mi amigo Kunle, ‘ no podemos sólo quejarnos y esperar que las cosas cambien. Tenemos que actuar y hacer que nuestro gobierno se responsabilice, incluso si ellos aparentan no ver estos errores, ayudemos a sus ojos a verlos y hagámoslos sonar cada vez que podamos para que los oigan'

Estudiar en uno de los estados de Nigeria llamado Kogi, donde tenemos más de un 50% de niños entre 6 y 18 años vagando por la calle, ha estimulado mi preocupación y me hace preguntarme si hay esperanza para nuestra generación por la gran cantidad de personas para las cuales la educación ha fallado, por negligencia de nuestro gobierno y por el desconocimiento de la sociedad sobre sus derechos civiles. Desde mi primer año en la universidad me uní a un movimiento estudiantil llamado SHN (Student Health Network, red de estudiantes por la salud), con el que nos dedicamos a un buen montón de cuestiones de salud: la seguridad general, la sensibilización sobre HIV/SIDA, y la seguridad de las mujeres en el campus. Era emocionante para mí colaborar con mi pequeña contribución al bienestar de la gente, pero sentía que no era suficiente. Entonces tuve la oportunidad de asistir al Activista Change Camp en Ondo, Nigeria, y fui parte feliz de él en 2012.

Después de ese campamento, sentí la urgencia de empezar la experiencia de Activista en el estado de Kogi, donde vivo. La urgencia de crear una plataforma donde jóvenes de pensamiento similar puedan reunirse y hacer que su opinión cuente en un país donde se ve a los jóvenes la mayoría de las veces como un instrumento que puede ser comprado y descartado cuando ya no se necesita. Empezamos con sólo 5 personas llevadas por la rabia, la pasión y la sed de un estado de Kogi mejor, y una Nigeria mejor, y con el tiempo nuestro impacto al organizar un sistema de orientación gratuito para alumnos de primaria y secundaria durante el verano, como forma de devolver lo recibido a nuestra sociedad y también de animar a los jóvenes, nos puso en contacto con más personas con una visión parecida a las nuestra.

Empezamos varias tácticas y medios para educar a la gente sobre sus derechos, de acuerdo con la Constitución de la República Federal de Nigeria de 1999, y compartier folletos escritos en la lengua local. La educación de los votantes, el crecimiento de la conciencia, la formación de los jóvenes para la influencia política, discusiones en el mercado con las mujeres y la comunidad local sobre qué son los impuestos, por qué hay que pagarlos, por qué deberían rehuir la imposición múltiple y conseguir los medios para preguntar para qué se usan los fondos generados con los impuestos, son algunas de las iniciativas de desarrollo que dirigí.

También en 2012, las escuelas públicas de nuestro Estado fueron a la huelga por la falta de pago de su salario y las insuficientes infraestructuras. Esos niños tuvieron que quedarse en casa 8 meses sin que el Gobierno hiciera ninguna intervención para asegurarse de que volvían a la escuela.

Me enloquecía ver que esto pasaba en un país donde la Constitución dice que el Gobierno dirigirá sus políticas a asegurar de que hay oportunidades educativas iguales y adecuadas en todos los niveles (Capítulo 2, sección 18, subsección 1 de la Constitución de la República Federal de Nigeria, 1999). Empezamos a lanzar mensajes por twitter mencionando a los miembros del Gobierno, del estado de Kogi, y otros miembros de la sociedad civil para que se unieran a nosotros y preguntaran a las autoridades por qué los hijos de los contribuyentes tienen que estar de huelga por el impago de salario y la falta de infraestructuras en escuelas donde pagan matrículas.

Curiosamente tuvimos más audiencia de la que esperábamos, desde diferentes organizaciones hasta individuos, y hasta la responsable de asuntos de la mujer en nuestro Estado que hizo una visita al Gobernador para expresar nuestra preocupación sobre el tema. Los medios también fueron de gran apoyo. Crearon mucho conocimiento entre la ciudadanía e invitaron al comisionado de educación en el estado de Kogi a venir a una charla con las personas que representaba, y SÍ, tuvimos éxito después de 2 semanas de empujar fuerte y forzar en contra de los 8 meses de huelga.

Hay varios retos, como el soborno, las palabras para desanimarnos y las amenazas que intentan parar nuestras campañas. Pero tener a un grupo brillante de jóvenes que forma un equipo tan fuerte como sea necesario me ha llevado adelante con su fuerza y pasión para erradicar la justicia. Ser líder en un grupo dominado por varones puede ser un poco duro pero permitirnos a todos dirigir en igualdad y verme a mí misma como parte de un grupo de amigos en lugar de tratar de actuar como una líder también ha ayudado mucho.

Mi reto ahora es participar en redes internacionales con activistas de otros países con los que sé que adquiriré más conocimiento sobre cómo abordar esta peligrosa injusticia de los impuestos que ha dejado en una situación terrible, debido a los agujeros creados por las leyes impositivas y otras leyes relacionadas con ellas, que han facilitado la elusión y la evasión de las compañías multinacionales y dejado a los ciudadanos hundirse en la abyecta pobreza. Y también aprender cómo los países europeos han sido capaces de exigir a sus gobiernos que den cuenta de lo que hacen con sus impuestos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha