eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un puente entre teoría y práctica

Un encuentro con lideresas y académicos internacionales ha permitido reflexionar en Bilbao sobre cómo combatir la desigualdad desde la práctica de varias organizaciones sociales y la investigación academica. Un reto imprescindible en la lucha contra la pobreza

- PUBLICIDAD -
Las organizaciones ciudadanas estudian los presupuestos oficiales. Imagen de Timothy Muza.

Las organizaciones ciudadanas estudian los presupuestos oficiales. Imagen de Timothy Muza.

Graciela nos cuenta cómo su organización de mujeres en Bolivia quería saber qué se hacía con su dinero, así que se pusieron a estudiar el presupuesto del Estado para poder tener una voz cualificada que influyese en que éste tuviese en cuenta las necesidades de las mujeres. Y acabaron, prácticamente, sabiendo más que las autoridades públicas en ese aspecto. Lo cuenta con pasión, con orgullo de lo conseguido y con esperanza de continuar logrando cosas.

A primeros de abril, en Bilbao, lideresas internacionales y especialistas en desigualdad se reunieron para compartir visiones, con las mujeres y sus derechos como protagonistas. El evento, organizado por Oxfam Intermón, sirvió para compartir aprendizajes, reflexiones y propuestas de cambio entre organizaciones sociales, académicos, profesionales del ámbito social y lideresas comunitarias. Los testimonios de mujeres de Bolivia y Burundi, relacionadas con proyectos de Oxfam Intermón financiados por el Gobierno Vasco, permitieron conocer de primera mano sus luchas, desafíos y logros.

Además, se contó con la reflexión académica de importantes figuras como  Mike Savage de la London School of Economics que demostró la relevancia académica que recientemente ha adquirido el estudio de la desigualdad acorde con la importancia de este asunto para el futuro de nuestras sociedades. Me quedo con su idea de que los países desiguales son más proclives a tener problemas de carácter social; la desigualdad es, por lo tanto, un elemento disfuncional para el progreso de las sociedades.

Asimismo, se escucharon las experiencias de quienes desde las administraciones públicas y desde el sector privado luchan contra la desigualdad y la exclusión social. Las políticas sociales que algunas administraciones vascas han puesto en marcha son un referente en la lucha contra la exclusión incluyendo su renta mínima de inserción. En el caso del sector privado, se pone de manifiesto que se puede compatibilizar la sostenibilidad económica de un proyecto empresarial con una visión social y unas prácticas diferenciadas que reducen la desigualdad al interno de las organizaciones así como en el contexto en el que operan.

Los intercambios y debates se completaron con talleres prácticos donde se puso de manifiesto la importancia de la formación y el análisis para las organizaciones sociales que no están reñidos con el activismo, sino que más bien lo potencian.

Este tipo de eventos nos recuerda el relevante papel de las organizaciones de la sociedad civil que sirven de altavoz del trabajo comunitario y lo conectan con la reflexión teórica para dotar a ésta de aplicación práctica y áquel del análisis académico que sustente sus actividades. Un puente muy necesario en el caso de las acciones para la mejora de la desigualdad y la justicia fiscal que es un área prioritaria de trabajo si queremos acabar con la pobreza extrema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha