Opinión y blogs

eldiario.es

La cooperativa El Timbal encara su futuro con un nuevo local y un proyecto renovado

Una obra realizada por alumnos del Timbal

El Timbal es una empresa dedicada a la formación teatral. Hace 45 años se fundó como compañía familiar y hace cinco pasó a ser una cooperativa. Pero su continuidad estaba en peligro. Por dos razones. Una de tipo económico y la segunda de proyección de futuro.

«La sede del Timbal está situada en la calle Puerta Ferrissa de Barcelona, en un lugar de una gran demanda comercial. Como ha ocurrido con otros locales de renta antigua el alquiler que el Timbal pagaba estaba a punto de dispararse fruto del cambio legal que así lo posibilita », explica Marc Brualla, socio de la cooperativa y portavoz. Era urgente, pues, encontrar una nueva sede donde ubicar la cooperativa teatral. Y también, hacer un nuevo proyecto y las reformas imprescindibles.

Esta necesidad se sumaba a otra de carácter más positivo: «la Generalidad finalmente pondrá en marcha un ciclo formativo de grado superior en artes escénicas para alumnos de Formación Profesional, lo que significará que los estudiantes además de conocimientos tengan un título oficial al terminar sus estudios», asegura Marc Brualla. Pero, para poder impartir los estudios mencionados es necesario, además de demostrar suficiente capacidad pedagógica, tener instalaciones adecuadas. Y aquí entra de nuevo la necesidad de un local preparado.

Seguir leyendo »

Las cooperativas catalanas aumentaron en 2014 un 5,6% sus plantillas

La Cooperativa Suara es la que ocupa a más personas en Catalunya

Las cooperativas catalanas han creado durante el año 2014 un total de 2.174 nuevos puestos de trabajo, un 5,6% más que los que ocupaban este tipo de empresas un año atrás, según la recopilación de datos que publica trimestralmente el Ministerio de Empleo y Seguridad social fruto de las afiliaciones a la Seguridad Social, como destaca en un comunicado la Federación de Cooperativas de Trabajo de Cataluña (FCTC).

El incremento de puestos de trabajo creados por las cooperativas catalanas es el más alto del conjunto del Estado español. Detrás está el País Valenciano, donde se crearon el año pasado 1.577 puestos de trabajo.

Si en Cataluña el empleo creado por cooperativas ha crecido un 5,6%, en el conjunto de España la cifra es más moderada, un 2%. En cifras absolutas, en Cataluña a finales del año pasado había 43.323 personas trabajando en cooperativas, mientras que en España la cifra subía hasta 292.394.

Seguir leyendo »

La Caníbal y Buc de llibres, librerías cooperativas que hacen guerrilla cultural

El qeuip de la librería La Caníbal, de Barcelona Foto: Enric Català

La crisis ha castigado duramente las librerías. La gente lee cada vez menos. La cultura es vista como prescindible. En estas circunstancias poner en marcha librerías supone una cierta heroicidad. Los impulsores de los nuevos proyectos los afrontan con espíritu nuevo. Un espíritu que tiene que ver con que son cooperativas, como La caníbal o buc de llibres. En estos lugares ya no se venden libros solamente, las librerías se han convertido en centros de acción cultural, ligados a barrios y ciudades.

La caníbal es una librería situada en la calle Nàpols, 314 de Barcelona. Si leéis su web, lo dice claro: «La caníbal es una librería; una cooperativa de trabajo asociado sin ánimo de lucro que quiere contribuir a la transformación radical -un horizonte anticapitalista, (trans) feminista y descolonizado».

El equipo de la cooperativa lo forman Julia Montilla, Amada Cuesta y Jesús Arpal. Los tres se definen provenientes del «precariado cultural». Amada explica: «siempre estuvimos interesados en la cultura, la investigación e incluso uno de nosotros había trabajado antes como librero». La búsqueda de una salida ocupacional, que al mismo tiempo fuera coherente con su visión de la vida, hizo que pensaran en una cooperativa.

Seguir leyendo »

El cafè de la federació: formación y debate al estilo cooperativista

Una de les sessions del cafè de la federació a Barcelona

La Federació de Cooperatives de Treball de Cataluya (FCTC) celebra cada mes lo que ha llamado el café de la federación. Se trata de un sistema a medio camino entre la formación estricta y la puesta en común de experiencias entre expertos y cooperativistas, que sirve de mecanismo de socialización y abre la puerta a la intercooperación.

Guillem Perdrix es el director de la FCTC y nos cuenta el origen de los cafés y la idea con la que se puso en marcha esta experiencia.

¿El concepto de café de la federación da la idea de una conversación distendida, participativa .. teníais la intención de hacerlo así?

Con el nombre de café de la federación quisimos hacer un acto con una doble vertiente. Por un lado, una exposición sobre un tema en un ambiente un tanto informal sin perder por ello el rigor. Intentamos en una hora y media desarrollar un tema a grandes pinceladas que pueda ser de interés de los responsables de las cooperativas que asisten. Todo ello en un ambiente que facilita la participación y el intercambio de experiencias. En este sentido, es usual que al terminar haya quien se quede a hacer consultas, vis a vis específicos con el ponente o hablar con personas de otras cooperativas. Y eso es muy positivo.

¿Qué tipo de temas se tratan en los cafés?
Normalmente se tocan temas de innovación, comunicación, marketing o gestión empresarial entendida de forma amplia. La idea es hablar de temas transversales, que puedan interesar al igual una cooperativa pequeña y a una de mayor tamaño. También tratamos con cierta asiduidad aspectos como las habilidades directivas y los comportamientos emprendedores. De hecho, al terminar siempre se hace una encuesta que nos dice después cuáles son los aspectos que más pueden interesar a los cooperativistas. Por ejemplo, este mes acabamos de hacer una sesión monográfica sobre la ley de transparencia.

¿Cuándo empezasteis a celebrar este tipo de encuentros?
Fue hace aproximadamente hace dos años y pico. Se trata de una reunión mensual que suele hacerse la tercera o la última semana. Las convocatorias no las hacemos en una fecha fija porqué intentamos no solapar los cafés con las otras actividades de las cooperativas.

¿Siempre se realizan estos encuentros en la sede de la Federación?
Bueno, la sede formal de los encuentros es aquí en la sede de la federación, en la calle Premià 15, en Sants, porque entendemos que es la casa de las cooperativas. No obstante, también hemos hecho sesiones del café en los considerados municipios cooperativos, por ejemplo en Girona, Sant Cugat, Granollers o Vilafranca. En estas charlas adaptamos los contenidos a las necesidades locales. Intentamos así romper con el centralismo involuntario que puede suponer hacer muchas actividades en Barcelona.

¿Aproximadamente cuántas personas participan en los cafés?
Estamos bastante satisfechos de la participación. Incluso en algunas ocasiones cuando el tema es muy interesante para las cooperativas tenemos que avisar que el aforo es limitado. No obstante, en cada sesión hay un mínimo de 15 cooperativas, o lo que es lo mismo, representantes de cooperativas. Pero, por ejemplo, al encuentro hecha el 18 de diciembre pasado sobre la ley de transparencia tomaron parte unas 25 personas. Con los datos que tengo en la mano, al cabo del año participan en esta actividad alrededor de 200 personas, que casi representan otras tantas entidades.

¿Como caracteritzaría los asuntos de los que se habla en los cafés de la federación?
Son temas que tienen un interés práctico para las entidades. Además, como que el formato no es el de una conferencia formal, sino que tiene mucho diálogo y participación, para nosotros, para la federación, son un punto de partida para desarrollar los contenidos si notamos interés. Así, si después de una sesión notamos que la gente quiere profundizar, el próximo paso es dirigirse hacia la cooperativa Aposta, que es la escuela de cooperativismo, que se haría cargo de programar ya con más intensidad las acciones formativas que dieran respuesta a la necesidad detectada.

¿Y cómo se escogen los asuntos a tratar en los cafés?
Somos muy pro activos. Intentamos dar respuestas a las necesidades de las cooperativas. Hay que pensar que la proximidad entre las entidades y la federación es total. Así que, una vez tenemos identificada una necesidad se elaboran las propuestas temáticas y si acaso se contactan con los expertos que las han de desarrollar.

¿Nos puede poner algún ejemplo del proceso que va desde tratar de una temática a su desarrollo más a fondo?
De entrada, somos conscientes de que la federación de cooperativas agrupa a más de 3.000 entidades de tamaños diferentes y que responden a problemáticas también distintas. Por eso cuando se convoca un café intentamos que dé respuesta a cuestiones transversales, que puedan interesar a una cooperativa que agrupe a cientos de personas al igual que a otra cooperativa con cuatro socios. En este sentido, tras celebrar una sesión genérica, se pueden convocar sesiones específicas dirigidas a colectivos interesados en ellas. Le pongo un ejemplo, han tenido mucho éxito las jornadas dedicadas a la internacionalización.

¿Tengo entendido que los cafés han salido organismos estables en la federación?
Si, por ejemplo, después de actividades impulsadas en los encuentros se han creado dos grupos bastante vivos. El de innovación y el de comunicación. En él participan cooperativas interesadas en estos temas. A veces, como ocurrió en el aspecto de comunicación el interés surge tras una charla, por ejemplo sobre el uso que para las cooperativas y las empresas en general puede tener la comunicación a través de las redes sociales.

Hay otro aspecto que quizás habría que destacar, el contacto entre las cooperativas ...
Si claro, como el espacio de los cafés es distendido y pensado para que se pueda participar. Es muy habitual que una vez terminada la actividad haya dos o tres responsables de cooperativas que se queden a hablar de aspectos relacionados con el tema o simplemente de mecanismos de cooperación mutua. Esto nos ha pasado y nos parece muy bien, porque uno de los principios que nunca se deben olvidar en el cooperativismo es el de la intercooperación.

¿De dónde proceden los técnicos o los ponentes que participan en los cafés?
Nos esforzamos en tener una cartera abierta de expertos. Está claro que de aspectos vinculados con el cooperativismo tenemos en nuestra comunidad los que más saben. Pero también ha pasado que respecto a otros ámbitos, como la gestión empresarial, puede interesar tener visiones externas, abrir más el diafragma. Esto hace que en muchos casos los expertos que llevamos sean de fuera del sector, y eso es fantástico!

Aunque el mundo cooperativista es específico, os ha pasado que por aspectos concretos os pidan participar en los cafés otras entidades, ¿por ejemplo del mundo del tercer sector?

En la web de la federación ya hay información destinada a otras entidades que no son específicamente cooperativas. Y somos conscientes de que nuestras actividades son seguidas por entidades como asociaciones sin ánimo de lucro, fundaciones, etc. Sin embargo, nuestra prioridad son las cooperativas. Y si me apuran, las cooperativas federadas. Pero, es cierto que en más de una ocasión estas entidades nos han pedido asistir a algún café, hay si hay plazas libres no tenemos ningún inconveniente. Dicho esto, especifico que no tenemos una estrategia dirigida hacia entidades de fuera de la federación o del mundo cooperativo.

 

Seguir leyendo »

Celobert, la cooperativa de arquitectura, ingeniería y vivienda con responsabilidad ecosocial

El equipo de la Cooperativa Celobert frente a uno de sus edificios

Celobert es una cooperativa vinculada al mundo de la vivienda. Se dedican a la arquitectura, la rehabilitación, la auditoría energética y a la tramitación y asesoramiento de proyectos de cooperativas de viviendas en la modalidad de cesión de uso.
La entidad, formada en el año 2010, en plena crisis, está compuesta por cinco socios de trabajo: dos arquitectos, dos urbanistas y un ingeniero. Hablamos con María José Lázaro, que es portavoz y trabaja en los ámbitos de urbanismo y vivienda de la cooperativa.


¿Qué es Celobert?
Es una cooperativa relacionada de diversas maneras con la vivienda. Trabajamos en tres grandes ámbitos. Uno es la arquitectura en el sentido estricto. Otro es la rehabilitación relacionada con el ahorro energético y también trabajamos en el urbanismo. Además operamos en el proceso de acompañamiento de proyectos de cooperativas de viviendas en el sistema de cesión de uso.

A pesar de ser una cooperativa joven tiene una vida asociativa muy activa, ¿no?
Sí, nos ha venido casi sin pensar. Creamos la empresa en 2010. Aparte de ser cooperativa, formamos parte del grupo cooperativo Ecos, que tiene especialmente su ámbito en el sector de servicios. Y desde la última renovación formamos parte del consejo rector de la Federació de Cooperatives de Treball de Cataluña (FCTC).

¿Es curioso, que en tan poco tiempo esté ya en el órgano de gobierno de la federación?
Bueno, el proceso fue relativamente sencillo. Cuando se convocaron elecciones, con otras cooperativas vimos que podía ser interesante colaborar, aportar nuestro grano de arena en el funcionamiento del cooperativismo catalán entendido en su sentido más amplio.

¿Cuál es vuestra experiencia de los primeros meses en el consejo rector?
Buena. Estábamos acostumbrados a trabajar en ámbitos más reducidos y en la federación nos encontramos con todo tipo de cooperativas, con diversas sensibilidades, lo que nos permite tener una visión más amplia de lo que ocurre. Además, nos hemos podido informar de primera mano de cosas que de otro modo no habríamos conocido, desde las gestiones que se hacen para lograr ayudas hasta el trabajo que estamos realizando con otras cooperativas de viviendas que formaban parte de la federación de cooperativas de vivienda y que hasta que no se haga la anunciada fusión, están vinculadas a su federación específica.

¿Interesante la experiencia?
Si, mucho. También porque a través de la FCTC hemos podido entrar en contacto con diversas iniciativas complementarias de nuestra actividad. Proyectos como Habitat 3, que impulsa el tercer sector son ejemplos. También a través de la Federación podemos interactuar con las entidades como la banca ética y cooperativa, lo que ayuda a desarrollar los proyectos. Sólo hay una pega, y es que como el espíritu cooperativo supone que todo se debata, a veces parece que no tenemos tiempo finalmente para nuestra tarea esencial. Lo digo en broma ....

Me ha llamado la atención lo de las cooperativas en cesión de uso.
Es el sistema conocido como modelo escandinavo. Allí lo que se hace es que un grupo de personas crean la cooperativa que se encarga de gestionar la construcción del edificio y luego se encarga de la gestión. De entrada cada socio lo que hace es comprar una llave, que sería el equivalente a la aportación inicial de una cooperativa. Luego va pagando una aportación mensual, equivalente a una cantidad muy baja, parecida a un alquiler. Con este dinero se va haciendo la amortización de la obra y se paga también el mantenimiento.

¿Y la característica diferencial es la propiedad?
Sí, porque los socios no son nunca propietarios de su piso. Son propietarios una parte del proyecto. Tienen el derecho de uso del piso durante toda su vida y pueden ceder a sus herederos este derecho, pero la propiedad del conjunto corresponde al colectivo. Todo ello a cambio de una aportación periódica blanda y de la participación en la gestión del bien común.

Es interesante la idea, ¿pero esto ya se empieza a hacer aquí?
Es incipiente porque a estas alturas no se hace casi obra nueva. Pero, sí. Hay en marcha en Cataluña cinco o seis cooperativas de este tipo. Incluso el Ayuntamiento de Barcelona tiene en marcha un par de iniciativas en este sentido. Se ha de tener en cuenta que se deben retocar las normas para encajar este tipo de cooperativas. Pero, poco a poco se están creando. Le pongo un ejemplo que conocemos bien, es el de Habitat-3 que se hace de acuerdo con la tabla del tercer sector. Pero hay todavía cuestiones a aclarar ...

¿Qué?
Por ejemplo la financiación. Se ha de pensar que una operación de estas supone encontrar créditos a 30 años. Pero, poco a poco se está consiguiendo a través de la banca ética. Nosotros, Celobert, somos socios de Fiare y Coop57. Trabajamos también con otras entidades como Triodos.

Hablemos si le parece de las auditorías energéticas
Es una de las tareas de llevamos a cabo. Ya he dicho que se hace muy poca obra nueva. Así que lo que queda es básicamente rehabilitación. Por una parte están los certificados energéticos que deben tener los nuevos proyectos, desde 2013. Sobre esta base hacemos el certificado energético plus. En este sentido nosotros ofrecemos que al mismo tiempo que se hace rehabilitación, con muy poco coste añadido, se puedan mejorar las cualidades energéticas de la vivienda. Poniendo un revestimiento orgánico en las cubiertas, doble cristal en las ventanas y medidas de este estilo se puede bajar mucho el coste energético, lo que significa menos gasto en calefacción o en electricidad porque se ahorra aire acondicionado, durante toda la vida de la vivienda o local.

Además, ustedes esto lo han sintetizado en una exposición: casas con energía
Si, conjuntamente con otras dos cooperativas: L'apostro, que se ha encargado de la parte grafica; Nusos, dedicada a la educación científica y para la sostenibilidad, que ha diseñado la parte didáctica y la propia Celobert, que se ha encargado de la parte técnica, además, la cooperativa Trébol (mensajería, limpieza) y Barnaciber, que ha asumido las tareas informáticas, creamos una muestra en la Casa del Rellotge de l'Escola Industrial, que visualizaba las ventajas de un buen aislamiento y una gestión correcta de la energía en los hogares. Sólo un dato, la media de lo que se desperdicia en una vivienda en España por estos motivos son mil euros al año.

¿ Todo eso lo ofrecen a particulares?
Y también a clientes institucionales como ayuntamientos y otras entidades. En nuestra visión del mundo cooperativo hemos empezado a hacer proyectos para entidades como Arrels, la cooperativa COS, o trabajos que hemos hecho para B de vivienda. En esto es fácil que nos entendamos con las cooperativas no sólo por el principio de la intercooperación sino también porque partimos de los mismos principios.

Y otro ámbito en el que trabajan es el urbanismo. . .
Ciertamente, pero al igual que la construcción de vivienda n está un poco parada. Sin embargo en estos meses previos a las elecciones municipales se empiezan a mover algunas iniciativas de urbanismo.

La cooperativa la creasteis en plena crisis. ¿Como os va?
Trabajamos en muchos ámbitos y vamos tirando. Ahora bien, hay que tener en cuenta que nos hemos fijado unos salarios muy ajustados. La diferencia con cuando trabajábamos en despachos convencionales es que antes las tareas estaban muy compartimentadas. Ahora como estamos en una organización democrática, además del trabajo técnico se emplea mucho tiempo en la dirección de la empresa, en la participación en organismos donde estamos integrados, como la FCTC o el grupo cooperativo Ecos, entre otros.

 

Seguir leyendo »

Toni Arco: "Las cooperativas de enseñanza estamos en una lucha desigual para darnos a conocer"

Toni Arco, director financiero de la Escola Sant Gervasi

 La Escuela Sant Gervasi, de Mollet del Vallés es una cooperativa fundada en 1970 que opera en el ámbito de la enseñanza. Toni Arco es también de Mollet, tiene 39 años y es desde 2009 el director financiero de la entidad. Estudió Administración y Dirección de Empresas en la Universitat de Barcelona (UB). Además, es miembro del Consejo de Administración de Inkemia IUCT Group y actualmente es miembro del Consejo Rector de Aposta, Escuela del Cooperativismo.
Sant Gervasi, es un proyecto consolidado. Participa en el grupo cooperativo Clade, en la Federación de Cooperativas de Trabajo de Catalunya (FCTC) de la que es miembro activo y, a nivel interno, ha propiciado el nacimiento de dos cooperativas entre sus alumnos. Así contribuye a la difusión del modelo cooperativo.

Presente brevemente el colegio cooperativa Sant Gervasi

La  Escuela Sant Gervasi es una cooperativa de trabajo asociado dedicada a la enseñanza y la formación. El centro tiene más de 1.600 alumnos desde los tres a los 18 años a los que se ofrece una misma línea pedagógica. Además, otras áreas de la escuela como por ejemplo la de calificación profesional hacen subir el número de usuarios a unos 3.000. Somos una escuela privada concertada formada por una comunidad de unos 175 profesionales entre docentes y personal de administración y servicios.

¿En qué considera que se diferencia un colegio cooperativo de uno que fuera privado o de uno público?

Creo que habría que diferenciar el modelo de organización de la titularidad del centro. Como te decía, en nuestro caso somos una cooperativa con la enseñanza concertada entre los tres y los dieciséis años y, en cambio, el bachillerato es totalmente privado. A pesar de esta dualidad, organizamos la enseñanza que ofrecemos de una forma global, sin hacer distinción en el origen de los fondos y centrándonos en ofrecer una enseñanza de calidad en todas las etapas de la vida escolar del alumno.

Quizás una de las características que tiene es que abarca desde educación infantil hasta bachillerato. ¿Esto debe hacer que los chicos y chicas puedan seguir casi todo su itinerario sin moverse del centro, no?

Exacto. Esta continuidad que podemos ofrecer en la educación de los niños, acompañándolos desde que son muy pequeños, como libros en blanco, hasta las puertas de la universidad, pensamos que es uno de los factores diferenciales que hacen los padres y madres elegir la nuestra escuela. Como escuela tenemos muy claro el camino a seguir y que la educación es un proceso progresivo. El hecho de poder disponer de quince años para formar a nuestros alumnos es una gran ventaja para la consecución de los objetivos marcados.

La cooperativa es propiedad de sus trabajadores, básicamente docentes, ¿ pero ha arbitrado algún mecanismo para la participación de los usuarios, por ejemplo las familias?

Sí, ya hace unos años creamos la figura de los socios colaboradores, en nuestro caso padres colaboradores. Si bien desde siempre hemos intentado que los padres y madres que forman la comunidad Sant Gervasi se sientan parte de nuestra escuela mediante diferentes tipos de actividades, con la creación de la figura del padre colaborador esta intención se convierte en un hecho, dado que pasan a formar parte de la cooperativa conociendo, de primera mano, nuestro funcionamiento y teniendo la posibilidad de participar de forma activa en el mismo.

Por lo visto Sant Gervasi tiene especial cuidado en los idiomas y en la digitalización e incluso propicia intercambios con centros educativos por ejemplo de Gran Bretaña. ¿Todo esto no puede dar una imagen elitista?

Al contrario. Somos una escuela muy plural, donde se hay familias de diferente capacidad económica. El hecho de ser una escuela concertada implica que no sea posible la elección de nuestros alumnos, dado que es el Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Catalunya que marca los criterios de selección y acceso. Creemos que esta diversidad es muy positiva y nuestro esfuerzo está en que todos los alumnos, independientemente de su poder adquisitivo, puedan disfrutar de todo lo que queremos ofrecerles a ellos para que cuando salgan de nuestro centro estén perfectamente preparados, y eso incluye los idiomas y las competencias digitales pero también otros como la expresión oral y en público, etc.

Sois una excepción entre las escuelas cooperativas, porque no es muy normal un tamaño de 3.000 alumnos ..

Es cierto, no lo es, en nuestro caso estamos completando la cuarta línea educativa con el que aún nos quedan unos años de crecimiento. Este tamaño responde a una inconformidad innata a la escuela, que no sólo nos ha hecho crecer sino ser muy autocríticos y buscar la mejora continua. Pensamos que tenemos un modelo de enseñanza que ha demostrado que funciona, entonces, por qué no hacerlo crecer?

Una de las características que he visto de su centro es que no se ha quedado encerrados en el éxito, cooperan con otras iniciativas, por ejemplo en con las entidades que forme Clade. ¿Esta agrupación sería como la gran empresa en el mundo cooperativista catalán?

Siempre hay que aprender, tanto a nivel personal como profesional y como organización más aún. Uno de los pilares del movimiento cooperativo es la colaboración y la cooperación y lo tenemos muy integrado. Para nosotros, el Grupo Clade, más que la gran empresa, es un foro donde conocer otras realidades empresariales de las que aprender, pues dentro de él encontramos cooperativas pero también que no lo son, de diferentes sectores pero, eso sí, que comparten unos valores muy similares a los nuestros.

Y curiosamente también ha ayudado a crear cooperativas de alumnos, lo que en sí misma representa una novedad importante.

Creemos en el modelo cooperativo por los valores y la manera de hacer que implica y es por este motivo que nos sentimos obligados a transmitirlo. En la sociedad actual, las empresas están basadas principalmente en el capital (los sistemas de voto y control funcionan en base al capital). En cambio, las cooperativas se basan principalmente en las personas. No pienso que sean sistemas antagónicos, pues ambos tienen que aprender del otro. Eso sí, a nivel de enseñanza en las universidades, escuelas de negocios, libros, etc las cooperativas están en una lucha desigual para darse a conocer y creemos que tenemos la responsabilidad de mostrar las bondades de este tipo de organizaciones. Por este motivo, dentro de la propia escuela, hemos creado dos cooperativas de alumnos, una de  primaria y otrade  secundaria, y me consta que funcionan muy bien!

También ha participado con fuerza en las estructuras cooperativas, como la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya, ¿os ha ayudado pertenecer a este organismo? ¿Cómo?

Sí, como te comentaba anteriormente, la lucha es desigual a la hora de dar a conocer el modelo cooperativo en la sociedad y la tarea que se está haciendo desde la Federación de Cooperativas para fomentar la creación de cooperativas con conocimiento, financiación, formación, etc es importantísima. Por lo tanto, creemos que Escola Sant Gervasi debe estar a su lado para ayudar en todo lo que podamos.

¿La crisis le afecta O la fidelidad de más de 40 años hace que la clientela no afloje?

Mal lo tiene quien piense que lo tiene todo hecho. Estos 44 años que lleva la escuela en funcionamiento no los vemos como una garantía de nada, al contrario, deben ser un recordatorio de que no nos podemos relajar y que hay mucho camino por recorrer. Estos años de crisis han afectado a todas las organizaciones y personas de una manera u otra y no somos una excepción. A nivel global, hay que extraer las lecciones adecuadas y al nivel de la escuela ser imaginativos, tenaces y trabajadores para que sus efectos sean lo menores posibles.

Cómo organizáis la intercooperación, más allá de la participación en Clade o en la federació?

Creemos firmemente en la intercooperación. No porque sea uno de los principios cooperativos sino porque nos ha demostrado que la cooperación con otras cooperativas permite conseguir sinergias y objetivos de una manera más eficiente y rica. A título de ejemplo y dado que lo conozco de primera mano, te nombraré el caso de la cooperativa Aposta Escuela del Cooperativismo, una iniciativa que nació hace ya 10 años de la cooperación de una serie de cooperativas para repensar cuál era el modelo de formación que necesitaban nuestras cooperativas. Este es únicamente un ejemplo pero fruto de la intercooperación afortunadamente han nacido muchos más.

 

Seguir leyendo »

La Fira de l'Economia Solidària muestra la potencia del cooperativismo en Catalunya

El público llena el recinto de l'antigua fábrica Fabra y Coats en la Fira de l'Economia Solidària

La Feria de la Economía Social (Fesc) muestra, en sólo tres ediciones que el movimiento cooperativista y por una economía alternativa se crece con fuerza en Catalunya. El espacio donde se celebra, la antigua fábrica Fabra i Coats, en Sant Andreu (Barcelona), paradigma de la antigua economía, se convierte durante tres días e crisol de iniciativas que demuestran que otra visión del mundo es posible.

El cooperativismo que es el centro de la nueva economía, ha mostrado durante la crisis que da mejores respuestas que el capitalismo. Sólo dos muestras:  el empleo en el sector cooperativo ha crecido en Catalunya un 11% según la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya (FCTC), mientras que en la economía convencional el paro no se frena y la calidad de la empleo se degrada hasta límites desconocidos. La segunda es la morosidad. Mientras los bancos han superado el 13% de créditos incobrables, Coop-57 tiene su morosidad en el 1,9% y, como dice uno de sus responsables, Ramon Pasqual, "sin haber ido nunca al notario".

La feria, organizada por la Xarxa d'Economía Solidaria, (XES) se configura como un punto de encuentro de las diversas tradiciones del mundo asociativo que busca una organización más humana de las relaciones sociales. La XES, nace a mediados de los años 90 entre cooperativas catalanas y brasileñas y continúa en un proceso de debate y reflexión dentro de la FCTC.

Seguir leyendo »

La cooperativa de ex trabajadores de Inoxcrom relanza la marca con nueva gama

Toni Sánchez, presidente de la cooperativa que comercializa lnoxcrom Foto:Tomeu Ferrer

A veces las cooperativas las crean trabajadores de empresas convencionales que se niegan a tirar la toalla. Y estos trabajadores escogen la cooperativa como forma de la nueva empresa. Pero seguro que hay pocos casos en los que estos trabajadores se esfuercen por mantener el nombre de su antigua empresa. Si lo han hecho los antiguos empleados de la sociedad, que hace aproximadamente un año crearon la cooperativa Inoxgrup, sccl, que comercializa la marca Inoxcrom. Poseen la marca porque uno de los propietarios de la antigua empresa, Manuel Vaqué Boix, les ha cedido el uso, precisamente para asegurar la pervivencia de la que fue una firma puntera de su sector a nivel internacional.

La cooperativa, según su presidente, Toni Sánchez, está formada por 4 socios laborales y 10 socios no trabajadores. Todos provienen de la antigua sociedad anónima. A pesar de que hubieran querido continuar la producción integral de bolígrafos y plumas estilográficas de calidad, tal como se hacía desde 1942, ahora sólo diseñan y comercializan los utensilios de escritura. No ha sido posible hacer más, aunque mantienen la esperanza de volver a fabricar.

La marca Inoxcrom, que comercializan estos ex trabajadores, tiene una nueva y completa colección de bolígrafos que lanzarán en los próximos meses como renovación de la que tenían desde 2013 La han diseñado ellos, modernizando en algunos casos la imagen y en otras han tratado de mantener la línea clásica de la casa.

Seguir leyendo »

La FCTC, Seira y Coop 57 financian los retrasos de pago de la Generalitat a las cooperativas

Guillem Perdrix i Joana Gómez, en el balcón de la sede de la federació de cooperatives Foto: Tomeu Ferrer

 La  Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya (FCTC) junto con la fundación Seira y la cooperativa de servicios financieros Coop 57 han creado una línea de financiación de un millón de euros destinada a ofrecer liquidez a las cooperativas afectadas por el retraso en los pagos anunciado por el departamento de Benestar i Família a las entidades que trabajan en atención social.

A principios de octubre el departamento de Benestar i Familia de la Generalitat comunicó que se retrasaría el pago a las entidades que trabajan en servicios sociales. Esta decisión habría supuesto un trasiego importante especialmente en las cooperativas, que forman el grueso de las empresas de servicios a las personas. Esto habría sido así si las entidades no se hubieran dotado de mecanismos para superar estos trances.

Guillem Perdrix, director de la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya (FCTC), lo contextualiza. "Es evidente que la situación financiera de la Generalitat de Catalunya es complicada, como ha anunciado el departamento de Bienestar y Familia que dijo que aplazará algunos pagos a proveedores, y en previsión de que otros ámbitos de la administración tengan también dificultades para pagar", asegura. Por ello, el cooperativismo de trabajo y más concretamente la Federación de Cooperativas de Trabajo de Catalunya se ha puesto a trabajar este tema para intentar darle solución.
"Las cooperativas de iniciativa social representan casi el 25% de las de trabajo, y muchas trabajan para la administración". Dice Perdrix: "ha habido entidades que nos han comentado el problema, porque si la Generalitat deja de pagar, una parte importante de la facturación se verá comprometida".

Cifra abierta

Las cooperativas han hecho una previsión económica fruto de las experiencias de situaciones anteriores, porque el impago o el retraso en el pago no es la primera vez que se da. "Por ello, nos hemos dotado de una cantidad de un millón de euros, que es una cifra que pensamos que puede responder a las demandas de las entidades". No obstante, si fueran necesarios más fondos sería posible incrementarlos "la Federació, Seira y Coop 57 tenemos suficiente músculo financiero como para asumir un aumento de la demanda si fuera necesario", dice el director de la FCTC.

La demanda de crédito puede quedar vinculada a la magnitud del retraso en el pago, que según asegura el mismo departamento de Benestar i Família, podría ser de una de cada cuatro facturas entre las correspondientes al último trimestre o cuatrimestre del año. Pero nada dice que los problemas no se puedan reproducir en otros departamentos, lo que ha hecho que el mecanismo diseñado por las entidades cooperativistas esté preparado para incrementar la cuantía de los créditos a conceder.

El fondo inicial de un millón de euros permitirá a las cooperativas activar operaciones de cesión de créditos aportando facturas con reconocimiento de la deuda por parte de la Generalidad, cosa que les permitirá acceder a préstamos sólo entregando estos documentos a Coop57. A cambio esta cooperativa de servicios financieros pagará el 85% del importe de la cantidad concedida. Además, la fundación Seira, aporta una garantía del 25%, lo que permite reducir el coste financiero de estas operaciones para las cooperativas de trabajo hasta un 6,25% TAE, sin más gasto adicional (comisión de estudio , de apertura, costes notariales o de tramitación).

"Si ahora una empresa convencional fuera a buscar un crédito a una entidad bancaria, primero me atrevo a decir que tendrían problemas para que aceptaran hacer cesiones de crédito como las planteadas aquí, y si estuvieran de acuerdo, el precio a pagar se situaría en cerca del 10%, que es hoy el coste del crédito ",. Explica Juana Gómez, directora de la Fundación Seira.

"La gran gracia de las cooperativas es que al ir juntas, tenemos la suerte de negociar como conjunto, y así tenemos más fuerza y conseguir mejores condiciones", afirma Perdrix.
La accesibilidad de las ayudas acordadas para las cooperativas en la práctica es casi universal, porque se dirige a entidades federadas y que además sean socias de Coop 57, algo también generalizada.

Pero, además, el acuerdo tiene otra virtualidad, explica Joana Gómez, "el funcionamiento del trámite es muy ágil, el aval hace que el coste financiero sea bajo y la respuesta rápida también se ha conseguir porque Coop 57 se compromete a responder en aproximadamente 48 horas "asegura la directora de Seira.
Otro elemento es que la cooperativa que pide el crédito no necesita previamente trazar un estudio de sus balances, asegura Gómez. Esto ocurre porque lo que da garantía es el derecho de cobro de las facturas y también el aval de Seira.

El único posible inconveniente con que se pueden encontrar las cooperativas que soliciten este tipo de financiación es que deben acceder a la carta de la Generalitat con el reconocimiento de la deuda, y eso sólo depende de la Administración, puntualizan, Perdrix y Gómez .

El problema de cobro de facturas pone en primer plano la oportunidad que representa el programa de orientación financiera impulsado desde la fundación Seira. El programa es una herramienta que permite hacer un diagnóstico de las necesidades financieras de las cooperativas y ayuda, además, a planificar las decisiones de las empresas sobre su financiación.


Otros acuerdos
Asimismo, fruto de los acuerdos firmados por Fundación Seira, las cooperativas federadas gozan del apoyo de Laboral Kutxa y Caja de Ingenieros con el aval del 50% por parte de Oinarri, así como el compromiso del Banco Sabadell-Atlántico, de prestar diferentes soluciones en la financiación del circulante. Precisamente este abanico de posibilidades hace que las cooperativas, ante un problema de financiación tengan varias alternativas para elegir la que le resulte más interesante, asegura Guillem Perdrix.

La rápida solución arbitrada por las cooperativas al problema de retrasos en el pago de facturas por parte de la Administración puede ayudar a fortalecer la confianza en las dos direcciones. Perdrix explica, en este sentido, que uno de los puntos que ahora tienen el cuenta los departamentos de la Generalidad al adjudicar servicios es el músculo financiero de las entidades que licitan. Si a esto antes sólo lo podían asegurar grandes multinacionales, los mecanismos arbitrados para las cooperativas hacen que también estas entidades puedan competir en igualdad de condiciones.

 

Seguir leyendo »

Un estudio constata el alto grado de feminización del cooperativismo catalán

Lluïsa Moret, alcaldesa de Sant Boi, interviene en el congreso

Tres de cada cinco miembros de cooperativas en Catalunya son mujeres. La afirmación precedente surge de un estudio inédito que fue presentado a finales de septiembre en la jornada celebrada en Sant Boi titulada "El rol de las mujeres en los modelos empresariales de economía social: el emprendimiento social y el cooperativismo", actividad enmarcada en uno de los ejes de trabajo del congreso "Las mujeres como agentes de cambio social y económico".



El estudio que se denomina "femenino plural" , coordinado por La Ciutat Invisible y la autoría de Elba Mansilla, Joana García y Sílvia Alberich, muestra la importancia de la aportación de las mujeres al movimiento de la economía social y del cooperativismo. En él se indica que el 80% de contratos que generan las cooperativas son indefinidos, la mitad de ellos ocupados por mujeres.



La jornada que forma parte del conjunto de subsedes previas al 4 º Congreso de les Dones del Baix Llobregat contó con la participación de la alcaldesa de Sant Boi, Luisa Moret. La ciudad forma parte con otras 16 poblaciones más del programa municipi cooperatiu, que impulsa la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya (FCTC).

Seguir leyendo »