eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Airbus "optimista" respecto a América Latina, pese a ser año "complicado"

- PUBLICIDAD -
Airbus "optimista" respecto a América Latina, pese a ser año "complicado"

Airbus "optimista" respecto a América Latina, pese a ser año "complicado"

El presidente de Airbus para Latinoamérica y el Caribe, Rafael Alonso, reconoce que 2016 es un año "complicado", pero, incluso sin haber cerrado hasta ahora la venta de un solo avión, se declara "optimista".

En una entrevista con Efe en Miami (EE.UU.), donde el consorcio aeronáutico europeo tiene su oficina regional, Alonso explica las razones de su confianza en un mercado en el que Airbus tiene una cuota superior al 50 %.

"El tráfico aéreo va a crecer en América Latina y el Caribe un 4,7 % anual en los próximos veinte años", subraya en un intervalo de la Cumbre Concordia de líderes del sector publico y privado del continente americano.

Según la última Previsión Global del Mercado de Airbus, en la región se necesitarán 2.540 nuevos aviones de pasajeros y carga entre 2015 y 2034, por un valor estimado de 330.000 millones de dólares.

Alonso, de nacionalidad española y con más de 30 años de experiencia en la industria de la aviación, habló sobre las alianzas empresariales en el sector, algo inevitable pues "es muy difícil para una aerolínea subsistir por su cuenta, a no ser que tenga un nicho de mercado".

Airbus está presente en todos los países latinoamericanos salvo en Bolivia, Uruguay y Panamá, y actualmente hay más de 600 de sus aviones en operación en América Latina y más de 500 por entregar.

"Al menos el 52 o el 53 % de los aviones en operación en América Latina son de Airbus y entre un 65 y un 66 % de los aviones por entregar también, lo que quiere decir que vamos a seguir aumentado", señaló.

Un panorama muy diferente al de 1984, cuando solo había seis aviones de Airbus volando en la región y tres clientes.

De los 30 clientes que el consorcio tiene hoy en día en la región latinoamericana y caribeña, el número uno es LATAM, la aerolínea surgida de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM, y el segundo es la colombiana Avianca.

Cuando se le pregunta cómo hizo Airbus para quitarle una importante porción del mercado latinoamericano a las fabricantes estadounidenses Boeing y McDonell Douglas, dice que no hay una "varita mágica para eso" y son varios factores los que han incidido.

Tener un buen producto -"la familia 320 es un éxito en una región donde dominan los aviones de un solo pasillo"-, mayor confort que las naves de la competencia -"nuestros aviones son 7 pulgadas más anchos"- y una tecnología mas avanzada -"el 737 de Boeing no deja de ser un derivado del 707"- han contado, dice Alonso.

También que "supimos adaptarnos a los requerimientos financieros y ayudar a las compañías a encontrar financiamiento", subraya.

El presidente regional de Airbus señala que la compañía incluso ha sabido pelearle a Boeing en su terreno. Ha montado una planta ensambladora en Mobile (Alabama) que hace solo unos días entregó su primer avión, con la que esperan aumentar su participación en el mercado estadounidense.

Hoy hay 1.396 aeronaves Airbus en operación en EE.UU., de las 1.938 vendidas a compañías de ese país.

Aunque no se puede decir que sea un "año extremadamente difícil", 2016 es "complicado", pues las compañías aéreas están haciendo reajustes y preparándose para el futuro, señaló.

Las aerolíneas han bajado las tarifas para mantener el número de pasajeros. Eso ha hecho bajar sus ingresos, pero el descenso se ha visto compensado por la caída de los precios de los combustibles.

Alonso no parece preocupado. En el transporte aéreo se duplica el número de pasajeros cada 15 años independientemente de las crisis económicas, dice.

Tampoco la concentración de compañías del sector aéreo en América Latina es algo negativo. La consolidación de compañías con buen desempeño es bueno para la industria y para nosotros, señala.

La aparición de compañías aéreas de bajo costo es positivo. Un 40 % de los pasajeros de avión en América Latina viajan con esas empresas.

Los años 2013, 2014 y 2015 fueron récord para Airbus en América Latina y el Caribe, con ventas de cien aviones por año, pero en lo que va de 2016 no se ha cerrado una sola operación.

"Es un proceso terriblemente largo, puede llevar tres años hasta que firmas el contrato" y las entregas suelen tener plazos de hasta siete años, explica Alonso.

El directivo de Airbus subraya que las aerolíneas latinoamericanas en general están un paso por delante de las infraestructuras con las que tienen que operar y es necesario que las autoridades entiendan que hay que mejorar los aeropuertos y los sistemas de control del espacio y el tráfico aéreo.

También los Gobiernos deberían revisar a la baja la carga impositiva. Hay 130 impuestos que gravan los billetes y eso repercute en el precio, subraya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha