eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arias Cañete espera que la reforma agrícola se cierre en primer semestre 2013

- PUBLICIDAD -

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, confió hoy en que la reforma de la política agrícola se cierre en el primer semestre de 2013, aunque advirtió de que ello dependerá de que la Unión Europea logre pronto un acuerdo sobre el próximo marco presupuestario.

El ministro explicó a la prensa que España tiene previsto intensificar los contactos "a lo largo del mes de octubre y noviembre", tanto con la Eurocámara como con la Comisión Europea, de cara a la recta final de las negociaciones de la Política Agrícola Común (PAC).

Tras una reunión con consejeros autonómicos de Agricultura y representantes del Ejecutivo comunitario, Arias Cañete indicó que los primeros seis meses del próximo año serán "decisivos" para concluir las negociaciones.

Durante la presente Presidencia chipriota de turno de la UE, que concluye en diciembre, se tratará de avanzar todo lo posible "incorporando los temas más sensibles de nuestra posición española", señaló.

España, añadió el ministro, debe luchar por "conseguir una PAC bien dotada financieramente" y que se pueda aplicar a nivel nacional "de manera que mantengamos el potencial productivo de todas las Comunidades Autónomas y de todas las orientaciones productivas agrarias y ganaderas".

Arias Cañete indicó que en el encuentro hoy con el jefe de gabinete del comisario de Agricultura (Dacian Ciolos), Georg Haeusler, y con miembros de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, pudo comprobar que Bruselas conoce perfectamente los problemas de España.

"Hemos trasladado cuáles eran los ejes fundamentales de preocupación de España en la reforma (...) y lo que hemos podido comprobar es que la Comisión Europea conoce estos problemas, sabe que están encima de la mesa", señaló.

Sobre las medidas que incluye la propuesta de reforma de la PAC para hacer una agricultura más ecológica, que se han convertido en uno de los principales escollos en las negociaciones, el ministro admitió que "hay muchas divergencias entre los Estados miembros".

No obstante, valoró que España haya conseguido ya que entre las prácticas ecológicas se reconozca que todos los cultivos leñosos entran en la categoría del llamado "greening", al igual que las medidas agroambientales y los pastos permanentes.

A pesar de esos avances, "sigue habiendo muchos problemas", reconoció el ministro, que añadió que "lo único que está claro es que los que quieren suprimir totalmente el "greening" no son mayoría en el Consejo ni en el PE".

Lo que España espera conseguir al final es que las medidas que vinculan los pagos directos a las prácticas ecológicas sean fáciles de cumplir para los agricultores y que "incluyan a priori muchas superficies que no tengan que hacer esfuerzos adicionales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha