eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aumentan los periodistas con estrés postraumático por la violencia en la red

- PUBLICIDAD -
Aumentan los periodistas con estrés postraumático por la violencia en la red

Aumentan los periodistas con estrés postraumático por la violencia en la red

Las redes sociales han cambiado la forma de hacer periodismo y cada vez más profesionales sufren de estrés postraumático porque tienen que verificar durante horas desde la redacción, sin viajar a zonas de conflicto, los contenidos violentos que suben los usuarios y que pueden ser publicables.

Así lo ha explicado hoy en la Universidad de Málaga, la directora de investigación del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia, Claire Wardle, que ha afirmado que estos periodistas presentan los mismos síntomas que sus compañeros reporteros de guerra que vuelven de Siria.

Durante su intervención en una conferencia que ha impartido, Wardle ha expuesto cómo los medios se han adaptado a las redes sociales, al contenido generado por el usuario, y ha dado claves para su verificación.

Wardle ha relatado que los medios comenzaron a usar contenido subido a internet cuando durante los atentados del metro de Londres de 2005 varias personas tomaron imágenes en el momento de las explosiones y la BBC las publicó por la noche.

Con la aparición de otras redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o plataformas como YouTube y Periscope, los usuarios pueden grabar en directo los acontecimientos, imágenes que pueden ser muy lucrativas para los medios y sus autores, pues generan muchas visitas a pesar de la violencia que puedan mostrar.

Sin embargo, la investigadora ha señalado que muchas veces se hace un mal trabajo con estos contenidos, pues los periodistas tienden a saturar a quien toma esos contenidos, como ocurrió durante el tiroteo de la Universidad de Virginia en 2007, cuando los estudiantes relataron los hechos a través de la red social Facebook.

Los estudiantes se encontraban encerrados en las clases y temían recibir disparos, mientras que periodistas de la CNN contactaron con ellos a través de la red social para ver si podían entrevistarlos, y esto, ha expuesto Wardle, es algo que aún se da hoy en día.

También ha especificado que los materiales generados por usuarios suelen mostrar muertes incluso en directo, algo que por ejemplo un periodista no haría, ni tampoco se mostraría explícitamente en un telediario.

Por otra parte, ha alertado de que los vídeos y las imágenes pueden ser falsas o que ya se han publicado antes y se hacen pasar por nuevas, y muchos medios las incluyen en sus informaciones porque no han comprobado su veracidad.

Para que esto no ocurra ha aconsejado buscar pistas en las imágenes para determinar el lugar donde fueron tomadas, ponerse en contacto con quien las facilita y usar herramientas que permitan obtener la geolocalización del lugar, algo que también puede perjudicar al periodista si es él quien las toma.

Además ha incidido en que los derechos de autor pertenecen a la persona que graba o fotografía y que esta puede recurrir a la ley si se usa su trabajo sin permiso o no se le reconoce.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha