eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Australia licitará la gestión de las obras de sus destructores antiaéreos

- PUBLICIDAD -
Australia licitará la gestión de las obras de sus destructores antiaéreos

Australia licitará la gestión de las obras de sus destructores antiaéreos

El Gobierno de Australia licitará la gestión del programa de construcción de sus destructores antiaéreos, después de que una auditoría revelase demoras y la necesidad de una inyección adicional de unos 1.200 millones de dólares locales (948,5 millones de dólares estadounidenses o 853 millones de euros), informan hoy medios locales.

La empresa española Navantia y la multinacional británica podrían presentarse al concurso, según la emisora australiana ABC.

"Lo que estamos tratando de hacer es completar el proyecto al menor coste y lo más rápido posible (...) se hará a través de una participación en la sociedad o de un contrato de gestión", detalló el ministro australiano de Finanzas, Mathias Cormann.

La construcción de los citados buques recae en la actualidad en AWD Alliance, un consorcio formado por las australianas Organización de Material de Defensa de Australia (DMO), la estatal ASC (Corporación Australiana de Submarinos) y Raytheon Australia.

El plan original era que AWD Alliance construyese tres destructores antiaéreos basados en el diseño de la fragata F-100 española.

El primero de los buques, el HMAS Hobart, debió haber sido entregado en 2014 y, sin embargo, será botado mañana en una ceremonia en Adelaida, la capital del estado de Australia del Sur.

El navío de 146,7 metros de eslora y capaz de una velocidad máxima de 28 nudos llega a la botadura incompleto y necesitará al menos un año de trabajos antes de poder empezar a operar.

Las dos naves restantes llevan un retraso de más de treinta meses, según la auditoría.

El coste de cada barco en Australia asciende aproximadamente a unos 3.000 millones de dólares locales (2.374 millones de dólares o 2.134 millones de euros), cuando la construcción en los astilleros de Navantia en España habría sido un tercio de esa cifra, según el diario local The Australian.

El director ejecutivo de AWD Alliance, Rod Equid, reconoció que los destructores se podrían haber construido en España, pero añadió que, aún así, habrían surgido sobrecostes y además habrían tenido que adaptar los sistemas del barco a los requerimientos de la Fuerza Australiana de Defensa.

"Es nuestra primera vez y estamos aprendiendo por el camino. Lo importante es que aprendemos y que tenemos en cuenta la lección en el siguiente barco", dijo Equid.

Otros documentos de Defensa obtenidos por los medios locales apuntan que, mientras que el primero de los destructores los fallos se limitan a los sistemas de combate y cables, el segundo está lleno de defectos.

El exministro de Defensa australiano David Johnston perdió la cartera el año pasado después de afirmar ante el Senado que él no confiaría a ASC (Corporación Australiana de Submarinos) ni la construcción de una canoa.

Navantia informó en octubre del año pasado que había firmado con la Organización de Material de Defensa de Australia un contrato para la realización del análisis del diseño de los dos futuros buques logísticos para la Armada australiana y que se enmarca en el programa SEA1654.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha