eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Draghi anuncia que comprará deuda pública de ayuntamientos y comunidades de la zona del euro

Amplía la batería de medidas expansivas ante la anémica situación de crecimiento económico que vive la zona del euro

Cobrará más a los bancos por guardar sus depósitos en el BCE

Extiende la compra de activos conocida como QE hasta marzo de 2017

- PUBLICIDAD -
El BCE discute aplicar más medidas de expansión monetaria en la Eurozona

El BCE aplicará más medidas de expansión monetaria en la Eurozona EFE

Mario Draghi ha estado hoy muy cerca de vaciar su bazoka. El gobernador del Banco Central Europeo ha anunciado que tomará cuatro medidas excepcionales para intentar reactivar la adormecida economía europea. La más novedosa consiste en que comenzará a comprar deuda pública de ayuntamientos y comunidades (regiones) de la zona del euro. Esto fue adelantado hace semanas por Reuters, citando la posibilidad de comprar a localidades como Madrid o Barcelona. Pero para optar a este tipo de programas hay que cumplir unos requisitos (aún no especificados) como estar bajo revisión de nota crediticia por una agencia de calificación. Madrid  anunció recientemente su intención de prescindir de los servicios de este tipo de empresas.

Pero además de esta posibilidad el italiano ha desgranado otras medidas. Extenderá el actual programa de compra de activos (conocido por sus siglas en inglés como QE), hasta marzo de 2017 y más allá si fuera necesario, ha asegurado el guardían del euro. Además, extenderá los periodos de madurez y otras condiciones para la elegibilidad de los activos que compra. Por último, la institución ha decidido que la facilidad de depósito, pasará a ser del -0,30% desde el -0,20% actual. En la práctica, esto significa penalizar a los bancos por tener su dinero en el BCE. Con esta medida se trataría de incentivar a que los bancos prefieran conceder préstamos que tener su dinero parado en Fráncfort, algo que hasta ahora les sale más rentable.

El BCE lanzó en marzo de 2015 un ambicioso plan de compra de activos públicos y privados por importe de 60.000 millones de euros mensuales debía durar hasta septiembre de 2016 y que ahora se amplía al menos un semestre más  pero en principio no varía el ritmo ni la magnitud del programa, lo que ha defraudado. Las bolsas han recibido a la baja la noticia y el euro ha rebotado al alza en su mayor subida de nueve meses.

Entre las condiciones establecidas por el banco central, la institución fijó un límite para la compra de activos en la rentabilidad ofrecida por la facilidad de depósito del BCE, lo que deja fuera del programa a todos aquellos activos cuyo rendimiento sea inferior a este umbral y que ahora se revisarán. Draghi ha reconocido que los detalles de las medidas anunciadas hoy se conocerán más adelante.

La motivación del Banco Central para tomar estas medidas es que la economía europea no acaba de revivir. Esta misma semana se conoció que la inflación de la zona del euro apenas está en un 0,1% y las perspectivas sobre la evolución de precios que tiene la insitución con sede en Fráncfort son negativas.

El mercado descontaba que hoy se tomarían medidas para activar la economía dada la atonía de las cifras macroeconómicas que se han ido conociendo en el último trimestre. Pero como suele suceder, para los inversores no ha sido suficiente y las bolsas han comenzado a caer tras el anuncio ya que esperaban aún más agresividad en las propuestas. Draghi ha insistido durante la rueda de prensa posterior a la reunión que la insitución está dispuesta a hacer todo lo que sea necesario, lo que incluye ampliar estas medidas.

Pese a que muchas de las medidas anunciadas hoy ya estaban desplegdas en menor medida, Draghi ha insistido en que las amplía porque "funcionan". Sin embargo, cada vez es más cuestionable para los expertos que estas políticas expansivas desplegadas en el tiempo de forma tan tardía (y no al inicio de la crisis) puedan surtir el efecto buscado.

Draghi también aseguró que la actual liquidez suministrada por el Banco Central iba a durar mucho tiempo. Así, el banquero italiano matizó que los bonos que ha comprado la entidad se quedarán en su balance "mucho tiempo". Este era otro temor del mercado, el que la institución comenzará a deshacerse de la deuda y que hundiera el mercado con la venta de tanto papel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha