eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El BCE apunta a la responsabilidad de países sobre los activos heredados

- PUBLICIDAD -

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, afirmó hoy que los países y los accionistas deben hacerse responsables de las pérdidas de los activos heredados, una vez se ponga en marcha la recapitalización directa de la banca en dificultades con fondos europeos.

"Tiene que asegurarse que las pérdidas de los activos heredados sean asumidas, primero por los accionistas y los acreedores de los bancos, y luego por los países en los que están localizados, para que el uso de fondos europeos no plantee un problema de riesgo moral", afirmó en una conferencia sobre los mercados financieros.

Constancio añadió que el uso de fondos europeos debe ser limitado a las "necesidades (de capital) adicional", en última instancia.

Quién asumirá las pérdidas de los activos heredados es una de las cuestiones más complejas dentro del debate sobre cómo aplicar la recapitalización directa de la banca en dificultades, una vez que entre en marcha el supervisor único en marzo de 2014.

"Al final, para que esto sea significativo, hay algunos elementos de participación real de los fondos europeos, pero hay que ocuparse de los activos heredados, de otro modo la entrada de capital europeo crearía riesgos morales y puede llevar a una posible y cara mutualización de las deudas pasadas", indicó.

La recapitalización directa permitirá a los países solicitar que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (el MEDE) inyecte fondos europeos en los bancos con dificultades de manera directa, es decir, sin que esta cantidad compute como deuda.

El acuerdo que sellaron los líderes europeos el pasado junio hacía referencia a la aplicación retroactiva de esta recapitalización directa, lo que permitiría a los países que han solicitado programas de ayuda financiera europeos descontar el préstamo de su deuda.

España ha solicitado cerca de 41.000 millones de euros de los hasta 100.000 que sus socios europeos le ofrecieron en julio para sanear su sector financiero.

Por otra parte, Constancio pidió que se dote al supervisor único de los "medios necesarios" para asegurar que puede llevar sus tareas de control sin poner en riesgo la credibilidad del BCE, cuya imagen como institución monetaria podría verse dañada.

El vicepresidente del BCE afirmó que una de las mayores prioritarias para Fráncfort es poner en marcha el supervisor bancario, a la vez que pidió que se mantenga el impulso para completar la unión bancaria.

Constancio señaló que tras el acuerdo alcanzado por los Veintisiete en diciembre para sentar las bases del supervisor bancario -que están siendo negociadas con el Parlamento Europeo-, ahora se debe lograr un consenso para crear un fondo único de resolución bancaria.

El vicepresidente del BCE señaló que éste debe contar con fondos "suficientes", a la vez que aseguró que estos no deben ser usados para rescatar a bancos, sino para liquidar aquellas entidades que sean inviables.

Constancio aseguró que el fondo se alimentará de las contribuciones del sector bancario y que, en el caso de que haya que recurrir al uso de dinero público, será de manera temporal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha