eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Banco de Japón se reúne entre expectativas de flexibilización adicional

- PUBLICIDAD -
El Banco de Japón se reúne entre expectativas de flexibilización adicional

El Banco de Japón se reúne entre expectativas de flexibilización adicional

El Banco de Japón (BoJ) inició hoy su reunión mensual de dos días entre fuertes expectativas de que amplíe su programa de flexibilización después de que el Gobierno anunciara un paquete de estímulo para contrarrestar los efectos del "brexit".

Algunos miembros del Ejecutivo del primer ministro, Shinzo Abe, han considerado públicamente que la entidad debería seguir esta vía para ayudar a fortalecer la economía nipona.

"Espero que (el BoJ) siga realizando el máximo esfuerzo para lograr su objetivo en lo que se refiere a la estabilidad de precios", afirmó hoy en rueda de prensa el Ministro de Finanzas, Taro Aso.

La entidad activó en la primavera de 2013 un programa de compra masiva de activos con la meta de lograr una subida estable de los precios de en torno al 2 por ciento para acabar así con casi dos décadas de ciclo deflacionario.

Sin embargo, la caída de los precios del crudo ha neutralizado los frutos del paquete y obligado a la entidad a retrasar hasta 2017 la fecha en la que pretende alcanzar este objetivo.

En mayo, los precios en Japón cayeron por tercer mes consecutivo (un 0,4 por ciento en este caso) y mañana, horas antes de que concluya la reunión de política monetaria, se conocerá el dato de junio, lo que añade aún más presión al banco central nipón.

Sin embargo, algunos miembros de la junta de política monetaria se han mostrado cautos de cara a acelerar el programa de flexibilización, argumentando que la tendencia inflacionista subyacente aún persiste, apoyada por la decisión del Gobierno de aplazar una subida del IVA que estaba prevista para abril de 2017 y por el nuevo paquete de estímulo fiscal.

El primer ministro Abe anunció ayer que el monto de esta medida superará los 28 billones de yenes (más de 241.290 millones de euros/268.104 millones de dólares) y se centrará en la financiación de infraestructura para potenciar el crecimiento del sector turístico y agrícola.

Los analistas creen que como medida adicional de flexibilización monetaria el BoJ podría optar por incrementar el volumen y el ritmo de su compra de activos tales como bonos de deuda nipona o de fondos cotizados de cara a potenciar las líneas de crédito para el sector privado.

Muchos dudan que de vaya a recortar aún más la tasa de referencia, que ya se encuentra en el -0,1 por ciento, debido a los efectos que su entrada en territorio negativo desde el pasado febrero ha tenido para los beneficios de los grandes bancos nipones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha