Focos

BlaBlaCar denunciará a la Comunidad de Madrid en Bruselas tras su "inexplicable" multa

Acudirá a la Comisión Europea por considerar vulnerado el derecho a “la libre presetación de servicios y la libertad de establecimiento”

Considera “inexplicable” la imposición de sanciones cuando la plataforma “opera con libertad en toda Europa”

- PUBLICIDAD -
BlaBlaCar afronta en Madrid su primera sanción en Europa

Atasco en la Gran Vía de Madrid. EFE

BlaBlaCar  ha anunciado este miércoles que denunciará a la Comunidad de Madrid ante la Comisión Europea “a raíz de las sanciones impulsadas contra la empresa y dos de sus usuarios” por la Dirección General de Transportes madrileña. La decisión ha sido comunicada por Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, director general de Blablacar en España y Portugal, a Pablo Rodríguez Sardinero, director general de Transportes de la Comunidad de Madrid.

En un comunicado, la empresa de origen francés quiere trasladar “un mensaje de tranquilidad” a sus más de 3 millones de usuarios en España y considera “inexplicable” la imposición de sanciones “cuando opera con libertad en toda Europa”. “Compartir coche es igual de legal hoy que lo ha sido siempre.  Y es un derecho que vamos a defender hasta el final”.

BlaBlaCar insiste en que “no es una empresa de transportes”, sino “una red social que pone en contacto a conductores y pasajeros que van a realizar un mismo trayecto para compartir los gastos del viaje, sin ánimo de lucro alguno”.

Dice que con sus sanciones, que “ni BlaBlaCar ni ninguno de los afectados ha recibido hasta la fecha”, el Gobierno madrileño “obstaculiza la actividad de su filial en España”. Y cree que las multas, las primeras que ha recibido en Europa, recibidas con satisfacción por la patronal de autobuses Confebús y criticadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), “suponen una vulneración del derecho europeo; en concreto, la libre prestación de servicios y la libertad de establecimiento”.

BlaBlaCar sostiene que “la actividad de los usuarios afectados cumplía con las normas de la plataforma y, por extensión, con la legislación vigente. Incomprensiblemente, se está tratando como taxistas piratas a quienes comparten coche para poder permitirse ir a ver con más frecuencia a sus familiares que viven lejos. Las aportaciones recibidas por los conductores a través de la plataforma no superaron nunca sus costes de desplazamiento, por lo que nunca serían sancionables”.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha