eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Blesa asegura que era imposible ocultar las tarjetas opacas durante 23 años

- PUBLICIDAD -

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha asegurado que las tarjetas distribuidas a sus consejeros y directivos eran conocidas tanto dentro como fuera de la entidad, ya que era materialmente imposible ocultar su existencia durante 23 años.

"En 23 años, ¿hay alguien que pueda decir que se puede esconder esta práctica en una organización de miles de personas con un Banco de España detrás?", se ha preguntado Blesa, y ha añadido que "no existía ninguna intención de confundir" sobre ellas.

Asimismo, ha aseverado que las tarjetas "claro que se veían", y ha añadido que si la auditoría encargada a Bankia tenía dudas acerca de su naturaleza, "podía haber ido al plan contable de la caja", por lo que ha calificado las acusaciones que pesan sobre él de "muy graves".

Y es que, ha explicado Blesa, los auditores "lo conocían todo perfectamente, cuál era el tratamiento fiscal, todos los conceptos, todo, pero luego lo omite en el informe que se envió al FROB y que sirvió de base para la acusación".

Por lo que respecta a los documentos de excel aportados por Bankia y que revelaron unos gastos de más de 436.000 euros por parte del expresidente de Caja Madrid, Blesa ha asegurado que contienen "numerosas inexactitudes, ya que uno no tiene el don de la ubicuidad para estar en varios sitios a la vez".

Sobre ello, ha asegurado que no se trata de un "documento mercantil ni de un movimiento de cuenta o una suma de extractos bancarios", por lo que no reconoce los gastos porque no puede "contrastarlos con ningún otro documento".

Además, ha cargado contra Bankia por haber obviado en la información remitida a la causa el nombre correcto de la cuenta en la que se cargaban los gastos de las tarjetas y que identificaban estas cuantías con los acuerdos alcanzados por el consejo de administración de Caja Madrid en mayo de 1988.

De hecho, el expresidente de la entidad ha puntualizado que la de las tarjetas "era una práctica ejercitada por el anterior presidente (Jaime Terceiro) a partir de 1988, y cuando yo me incorporé en 1994 no la modifiqué".

Blesa, que durante poco más de dos horas se ha sometido únicamente a las preguntas del Ministerio Fiscal, del tribunal y de su defensa, ha argumentado que era imposible saber a qué correspondía cada asignación, y en qué concepto se hizo.

No obstante, en su opinión, resulta un argumento "pedestre" pretender que los gastos de representación sean por una cuantía fija, ya que no se trata de gastos de ese tipo, para lo cual los presidentes tenían una tarjeta específica.

Tras el interrogatorio a Blesa, la sala ha aplazado al próximo martes 4 de octubre la siguiente declaración prevista, la de Rodrigo Rato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha