eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Bolsa de Lisboa se recupera tras dos años consecutivos de caídas

- PUBLICIDAD -

El principal índice bursátil portugués, el PSI-20, empieza 2013 con optimismo y bajo síntomas de recuperación, pese a que el país sigue inmerso en la crisis y tras cerrar el pasado ejercicio en verde, tendencia que pone fin a dos años de caídas.

El selectivo lisboeta terminó 2012 en los 5.655 puntos, lo que supone una subida del 2,9 %, un crecimiento modesto, pero que contrasta con el significativo descenso registrado tanto en 2010 (-10 %) como en 2011 (-21 %).

De esta forma, el PSI-20 acabó el año mejor que el Ibex-35 español, que retrocedió casi un 5 %, pero peor que otras plazas europeas como Fráncfort (+29,8 %), París (+14,6 %) o Milán (+8,7 %).

La Bolsa de Lisboa se mantuvo en niveles ligeramente inferiores durante la mayor parte del ejercicio, pero a partir de mediados de noviembre vivió un período de continuas y significativas subidas que le permitió acabar 2012 en positivo.

La mejora de las cotizaciones en el PSI-20 coincidió con el descenso de los intereses que exigen los inversores para comprar deuda soberana de Portugal, reflejo de una mayor confianza de los mercados sobre las posibilidades del país de superar la crisis.

El título más destacado de los veinte que cotizan en el selectivo lisboeta fue el del Banco Portugués de Inversiones, participado por la entidad española Caixabank, cuyo valor en bolsa se duplicó a lo largo del año hasta rozar el euro por título.

En segunda posición, aunque lejos en términos proporcionales, se situó la constructora Mota-Engil, que se revalorizó más de un 50 %, hasta pagarse a 1,6 euros la acción.

Otros de los principales valores de la Bolsa de Lisboa que evolucionaron al alza fueron la cadena de distribución Jerónimo Martins y el Banco Espírito Santo (BES), que cerraron 2012 con aumentos del 15,57 % y del 9,90 %, respectivamente.

También la petrolera lusa Galp experimentó subidas y terminó el ejercicio a unos 12 euros por título, lo que supone un 3 % más que el año anterior.

En el lado de las empresas cuyo valor más cayó en 2012 destacó Sonae Industria (una de las ramas de negocio del mayor conglomerado empresarial de Portugal), que bajó un 23 %.

Cerca se situó en este mismo apartado la operadora Portugal Telecom (PT), que perdió más de un 15 %, hasta los 3,8 euros por acción.

Contracción similar a la que vivió la firma energética EDP Renovables, con sede en España y cuyas acciones cedieron en torno al 15 %.

En este podio de compañías que se tiñeron de rojo en 2012 también estuvo el Banco Comercial Portugués (BCP, participado por el Sabadell), con un retroceso del 14 %.

El presidente del Euronext Lisboa (entidad que gestiona el principal selectivo del país), Luís Laginha de Sousa, se mostró convencido en declaraciones a medios lusos de que Portugal ya ha comenzado a "ser visto por los inversores internacionales de forma diferente".

De esta forma, Laginha de Sousa expresó su confianza en que 2013 pueda suponer la consolidación de esta tendencia al alza, ya que el PSI-20 también bajó de forma más pronunciada que otras plazas europeas en años anteriores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha