eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Borg pide al PE que se apruebe la nueva directiva del tabaco esta legislatura

- PUBLICIDAD -

El comisario europeo de Salud, Tonio Borg, pidió hoy ante la Comisión de Medio Ambiente y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (PE) que se apruebe la nueva directiva del tabaco antes del fin de la legislatura, en mayo de 2014.

"Es importante que se pise el acelerador. Lo más importante es que se apruebe durante la legislatura actual", señaló Borg, que dijo que los que se oponen al proyecto que se negocia estos días "son los que no están a favor de un enfoque equilibrado".

Borg espera que la futura norma para regular el sector tabacalero reduzca un 2 % el número de fumadores en la Unión Europea (UE) en los próximos cinco años.

Por ello, pidió tanto a la comisión europarlamentaria como al pleno de la Eurocámara que se den su visto bueno a la directiva.

A finales del año pasado, la Comisión Europea (CE) presentó su propuesta legislativa centrada en la inclusión de más mensajes disuasorios en los paquetes de tabaco y en la prohibición de aditivos que, como el mentol, mejoran su aroma y atraen a los jóvenes al consumo

La elaboración de esta directiva, que presentó Borg, estuvo marcada por la dimisión de su predecesor, John Dalli, y por las críticas del sector tabaquero.

La actual obligación de informar en el envoltorio sobre el contenido de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono será sustituida por un mensaje especificando que el humo de tabaco "contiene más de 70 sustancias que causan cáncer".

Los Estados miembros, no obstante, podrán permitir la venta de "empaquetados neutros" en casos "debidamente justificados", según la iniciativa de la Comisión.

Otra novedad importante es la prohibición de los cigarrillos y el tabaco de liar que incluya "aromas fuertes característicos", como el mentol o la vainilla, así como de los aditivos que aumenten la toxicidad y el potencial de adicción del tabaco.

El texto de la directiva no menciona ningún aroma concreto, y permite la utilización de los mismos en "proporciones débiles" de modo que el añadido no oculte el sabor del tabaco.

La directiva mantiene la prohibición de venta de pasta de tabaco de consumo oral (llamada "snus"), con la excepción de Suecia, mientras que todos los productos de "tabaco sin humo" deberán llevar advertencias sanitarias en sus envoltorios y no podrán contener aditivos de sabor.

Un producto de este tipo son los cigarrillos electrónicos, cuya venta se permite con la citada advertencia y siempre que contengan un nivel de nicotina limitado.

En la Eurocámara los partidos Popular y Socialista europeos (PPE y PSE) han acogido favorablemente la iniciativa, mientras que el grupo de los verdes se muestra menos entusiasmado ante la misma por el hecho que no contenga disposiciones más precisas y ambiciosas.

Las enfermedades relacionadas con el tabaco provocan cada año unas 700.000 muertes en los Veintisiete, y generan un gasto anual de 25.300 millones de euros para los sistemas sanitarios nacionales, según datos de la CE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha