eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Brasil atribuye el atraso en las negociaciones de la UE y el Mercosur a las elecciones en Argentina

- PUBLICIDAD -
Brasil atribuye el atraso en las negociaciones de la UE y el Mercosur a las elecciones en Argentina

Brasil atribuye el atraso en las negociaciones de la UE y el Mercosur a las elecciones en Argentina

El ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro, atribuyó hoy el retraso en las negociaciones para el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur a la "expectativa" por las elecciones en Argentina, celebradas el 22 de noviembre.

Ambos bloques acordaron intercambiar sus ofertas antes de final del año pero todavía no han definido una fecha para ello, una demora que Monteiro, en una entrevista con corresponsales extranjeros en Sao Paulo, atribuyó a "la expectativa por el resultado" de las elecciones argentinas, en las que salió vencedor el conservador Mauricio Macri, quien hoy asumió la Presidencia.

Según el ministro, "el resultado y las manifestaciones del presidente electo (a favor del pacto) garantizan que habrá un claro compromiso" por parte del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque este último país no participa en las negociaciones con la UE.

Monteiro descartó además que un posible juicio político contra la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, pueda dilatar las negociaciones, porque "la posición de Brasil sobre la apertura comercial es dominante en todos los círculos".

Sin embargo, admitió que la fecha para el intercambio de propuestas puede aplazarse hasta inicios de 2016.

Para agilizar el proceso, el titular de Comercio Exterior insistió en la necesidad de que el Congreso brasileño apresure el trámite sobre el posible juicio con miras a la destitución de la presidenta, que comenzó este martes pero que fue paralizado por el Tribunal Supremo hasta el próximo miércoles.

"Necesitamos un ambiente político con un horizonte nítido" para superar la crisis económica, opinó Monteiro, quien también urgió al Parlamento a aprobar el polémico ajuste fiscal propuesto por el Ejecutivo de Rousseff este año para tratar de corregir las debilitadas cuentas públicas.

El vendaval político ha desplazado la discusión en torno a este paquete de medidas, que incluyen una subida de los impuestos y una reducción de los gastos, y que han sido considerado por las agencias de calificación de riesgo como una condición "sine qua non" para evitar nuevas rebajas de la nota de riesgo de país.

Por eso Monteiro alertó de que la aprobación del ajuste es "una condición para que los agentes económicos fortalezcan la confianza en el país", aunque también aseveró que "la comunidad internacional tiene una visión muy positiva de que Brasil sigue siendo un gran mercado".

Por otro lado, el ministro destacó el "buen desempeño" de las cuentas externas, fruto de la devaluación del real frente al dólar y de "la retracción del propio mercado, que presionó menos a las importaciones".

De acuerdo con Monteiro, incluso con "una clara desaceleración del comercio global", Brasil doblará el próximo año su superávit en la balanza comercial, que este año, hasta noviembre de 2015, acumulaba un resultado positivo de 13.442 millones de dólares.

Sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), suscrito por doce países como Estados Unidos, México, Chile y Japón, Monteiro dijo que el "objetivo" de Brasil es adherirse al mismo.

"Entiendo que necesitamos hacer movimientos antes, incluso preparando al sector privado brasileño para ese proceso, pero es un objetivo integrarnos el día de mañana de forma más amplia en ese acuerdo", aseguró.

Interrogado por los efectos que tendría para Brasil la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, el ministro respondió que el país suramericano "está preparado" para afrontar esa situación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha