eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas advierte a Alemania de que podría investigar su superávit comercial

- PUBLICIDAD -
Bruselas advierte a Alemania de que podría investigar su superávit comercial

Bruselas advierte a Alemania de que podría investigar su superávit comercial

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, advirtió hoy a Alemania de que podría iniciar una "investigación en profundidad" sobre su economía y, en concreto, su superávit comercial e insistió en la necesidad de que Berlín estimule su demanda interna en beneficio de la zona del euro.

El vicepresidente de la CE y titular de Asuntos Económicos y Financieros recordó en un artículo publicado en su blog que el superávit comercial alemán ha sobrepasado el 6 % de su Producto Interior Bruto (PIB) todos los años desde 2007, por lo que recomendó al país que tome una serie de medidas centradas en la demanda interna.

"Debido a que estos asuntos importantes merecen un mayor análisis, la CE tendrá que considerar esta semana si inicia una revisión a fondo de la economía alemana dentro del procedimiento por desequilibrios macroeconómicos europeo", afirmó Rehn.

"Esta revisión ofrecería tanto a los responsables políticos europeos y alemanes con un cuadro detallado de los desafíos económicos y oportunidades que afronta la mayor economía de la eurozona", dijo.

El Ejecutivo comunitario dará a conocer el próximo miércoles la lista de Estados miembros que presentan desequilibrios macroeconómicos excesivos, a los que se pide que pongan en marcha medidas correctoras, so pena de sanciones si se incumplen de manera reiterada las recomendaciones europeas.

"No prejuzgamos la decisión (que tomará el miércoles) de la CE, pero si decidimos llevar a cabo un análisis en profundidad, no prejuzgamos el resultado, que será publicado en la próxima primavera", dijo hoy el portavoz comunitario Simon O'Connor, al ser preguntado por esta cuestión durante la conferencia de prensa diaria del organismo.

O'Connor indicó que este "análisis en profundidad" se lleva a cabo "para ver cuáles son las razones que un país u otro está por encima o debajo de los indicadores en cuestión", un estudio que tiene en cuenta también la balanza comercial.

En su artículo, Rehn recalcó la necesidad de que Alemania aumente su demanda interna, lo que "debería ayudar a reducir la presión al alza sobre el tipo de cambio del euro, facilitando el acceso a los mercados mundiales para los exportadores de la periferia".

Además, recordó que los líderes europeos aprobaron en la cumbre del pasado junio -en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel- unas recomendaciones en las que se pide a Berlín que "elimine los cuellos de botella en el crecimiento de la demanda interna".

En concreto, el vicepresidente de la CE apuntó a la necesidad de que Alemania reduzca los "altos impuestos y las cotizaciones a la seguridad social, especialmente para los trabajadores con sueldos bajos" para sentar las condiciones necesarias para el "crecimiento sostenido de los salarios".

Rehn consideró también que Berlín "debería estimular aún más la competencia en los servicios (de la construcción en particular, pero también en ciertos oficios, así como de los servicios profesionales) con el fin de impulsar las fuentes internas de crecimiento".

También apuntó a otros "desafíos apremiantes" como la implantación de un "mejor marco regulatorio" para desbloquear la inversión privada en el sector energético y la necesidad de impulsar la inversión en infraestructuras para sostener la demanda interna a corto y largo plazo.

"Todo ello mejorará el rendimiento y el bienestar económico de Alemania y podría ayudar a reducir las desigualdades que se han acumulado en los últimos años. Pero también tendría un impacto positivo significativo en la economía de la eurozona", dijo Rehn.

Rehn también mandó un mensaje a Francia, al recordar que las políticas tanto de Berlín como París "son la clave para la recuperación del crecimiento y el empleo en Europa".

"Si Alemania puede tomar medidas para aumentar la demanda interna y la inversión, mientras que Francia reforma su mercado laboral, el entorno empresarial y el sistema de pensiones para apoyar la competitividad, juntos harán un gran servicio a toda la zona euro, al proporcionar un mayor crecimiento, la creación de más puestos de trabajo y la reducción de las tensiones sociales", dijo.

Igualmente advirtió a los países del sur que no deben permitirse "ninguna relajación" y que deben mantener las reformas estructurales para impulsar su competitividad y aprovechar plenamente los efectos de las políticas que Bruselas pide a Alemania.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha