eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Buceo con atunes, gastronomía o marisqueo: la pesca abre la puerta al turismo

- PUBLICIDAD -
Buceo con atunes, gastronomía o marisqueo: la pesca abre la puerta al turismo

Buceo con atunes, gastronomía o marisqueo: la pesca abre la puerta al turismo

Las iniciativas de "turismo marinero" se asientan poco a poco como fuente de ingresos para los pescadores y para acercar al público al mundo del mar, con actividades que van desde el buceo con atunes a un día de marisqueo, pasando por rutas a bordo, talleres infantiles o degustaciones.

Las propuestas de "pesca-turismo" o "turismo marinero" -que ofrecen la posibilidad de convivir con los profesionales del sector-, se convierten en una opción diferente para conocer las costumbres y el patrimonio cultural de la costa.

"Es una alternativa para completar la renta (del pescador) y va más allá, sirve para dignificar el oficio y darle visibilidad", según declara a Efeo la responsable de "Turismo Marinero Costa del Sol" de Estepona (Málaga), Shonia Cruz.

Turismo Marinero, una idea de una pareja de pescadores (Cruz y Su marido), organiza recorridos por los puertos de Marbella, Estepona, Fuengirola o Vélez, entre ellos la navegación en un velero junto a buques de pesca, paseos por subastas y rutas gastronómicas como la del "espeto".

Una de esas rutas se realiza el seguimiento del "pez volador", una especie propia del litoral malagueño, y este año han añadido la "Ruta de las Zamburiñas", en colaboración con una granja de acuicultura, dedicada al cultivo ecológico de este molusco, similar a la vieira.

Cruz asegura que la demanda y las reservas "aumentan cada año", tanto de habitantes de la zona y familiares que los visitan, como de turistas nacionales o de otros países.

Turismo Marinero funciona también como consultoría para otros proyectos de este tipo, como el que prepara la Organización de Productores Pesqueros de Adra (Almería).

Cruz puntualiza que aunque todas las Administraciones dicen apoyar "el pesca-turismo", ese respaldo está "en el aire" y en la práctica las normas varían según la comunidad autónoma, porque faltan por afinar aspectos legales como el embarque de turistas a bordo de un navío de pesca, por razones de seguridad.

Además, opina que para sacar adelante una propuesta competitiva, pescadores y cofradías necesitan una preparación.

Cataluña fue pionera en regular esta actividad y Baleares aprobó un decreto en ese ámbito, la pasada primavera.

En L'Ametlla de Mar (Tarragona), el Grupo Balfegó -dedicado a la pesca de cerco- propone nadar entre atunes rojos en alta mar, en el Tuna Tour, a diferentes niveles de profundidad, según las nociones de buceo o submarinismo.

Los visitantes se aproximan en catamarán a ejemplares de más de dos metros de longitud en piscinas de acuicultura, a dos millas y media de la costa; las rutas constan también de vídeos didácticos sobre la pesca de la especie y degustaciones.

El director comercial de Tuna Tour, David Puente, explica a Efe que con esta "aventura", la empresa "abre sus puertas" al ciudadano, con la intención didáctica de informar sobre la extracción del atún, concienciar sobre una actividad "sostenible" e incluso potenciar el consumo entre las nuevas generaciones.

Los niños y grupos escolares tienen un protagonismo especial dentro del turismo marinero, tanto en el proyecto de la Costa del Sol como en el "Tuna Tour" o en los planes de "Mar Galaica Turismo Mariñeiro", un club de producto de Galicia, la primera autonomía pesquera.

Mar Galaica aglutina opciones como una jornada de pesca, visitas a bateas de mejillones o acompañando a mariscadores, "percebeiros", y redeiras, talleres de cocina o su iniciativa "Ensina" (enseña), dirigida a los colegios.

"La perspectiva y la narración de los escolares de zonas como Madrid es emocionante, diferente, después de pasar un fin de semana en el mar", según la gerente de Mar Galaica, Manuela Oviedo, quien confirma que la mayoría de los clientes son de origen nacional.

Oviedo ha afirmado que el "turismo marinero" avanza pero "muy despacio", porque es difícil para el pescador obtener rentabilidad.

En este sentido, ha reivindicado la necesidad de cambiar las normas laborales, para que el profesional pueda incluir su actividad turística dentro del Régimen del Mar de la Seguridad Social.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha