eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE afirma que la compra de CEISS por Unicaja asegura su viabilidad

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy que la adquisición de Banco CEISS, fruto de la fusión de Caja España-Duero, por parte de Unicaja es compatible con la normativa comunitaria y consideró que esta operación "garantiza su viabilidad a largo plazo".

"La Comisión Europea ha concluido que la modificación del plan de reestructuración de Banco CEISS, que hace posible su adquisición por Unicaja Banco, es compatible con las normas (europeas) sobre ayudas estatales", señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

"La oferta vinculante de adquisición de Banco CEISS por parte de Unicaja supone una buena noticia, ya que dicha adquisición garantizará la viabilidad a largo plazo de Banco CEISS, lo que constituye un objetivo fundamental de nuestra política de control de las ayudas estatales", afirmó el vicepresidente de la CE y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

La CE indicó que el plan de reestructuración de CEISS, aprobado en diciembre por Bruselas, "no sufrirá prácticamente modificaciones" más allá de las necesarias para reflejar la integración de la entidad en Unicaja.

CEISS centrará su actividad en la concesión de préstamos al sector minorista y a las pymes en sus principales áreas de implantación, es decir, la Comunidad de Castilla y León y la provincia de Cáceres, tal y como marcaba el plan de reestructuración anterior.

Por contra, CEISS dejará de conceder préstamos a los promotores inmobiliarios y limitará su presencia en el sector mayorista, unas limitaciones que contribuirán a "reforzar sus situaciones de capital y liquidez y a reducir su dependencia de la financiación mayorista y de Banco Central", según la CE.

El Ejecutivo comunitario recordó también que CEISS ya ha transferido su exposición en el sector inmobiliario a la sociedad de gestión de activos (Sareb), el conocido como "banco malo".

Además, CEISS deberá mejorar su estructura de costes en las mismas condiciones que las aprobadas en diciembre de 2012, de manera que en 2017, a más tardar, el balance de CEISS se reduzca aproximadamente en un 30 % en comparación con 2010.

El nuevo plan de reestructuración modificado aprobado establece que la aportación de capital público -604 millones de euros- se hará bajo la forma de obligaciones contingentes convertibles, las llamadas "cocos", en lugar de como acciones ordinarias.

Sin embargo, "en caso de que los propietarios de Banco CEISS no acepten la oferta de Unicaja, las obligaciones contingentes convertibles se transformarán en acciones ordinarias", explicó la CE.

La Comisión recordó que España espera que el banco reembolse estas obligaciones en un máximo de cinco años y que se han establecido "una serie de incentivos" para ello.

El nuevo plan de reestructuración obliga a los actuales accionistas a asumir "cuantiosas pérdidas que, en la práctica, eliminarán su participación en el banco" y la mayor parte del capital híbrido se convertirá en capital en acciones "tras un importante recorte de su valor", manteniendo lo establecido en el anterior plan.

El pasado 10 de mayo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) aprobó que Unicaja pueda hacerse con el Banco CEISS, fruto de la fusión de Caja España-Duero, sin necesidad de desembolsar ni un solo euro.

De este modo, CEISS podrá integrarse en Unicaja con un mero canje de instrumentos de capital entre ambas entidades.

Pero antes de eso, el nuevo plan prevé que el Estado, como accionista principal de CEISS en estos momentos, sea el primero en asumir pérdidas y admita que no recuperará los 525 millones de euros que prestó al grupo castellanoleonés para su creación.

De esa forma conseguirán un porcentaje previsiblemente mínimo del Banco CEISS, que Unicaja podría controlar, por ejemplo, haciendo un cambio por acciones del grupo malagueño, mucho más solvente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha