eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE y el Eurogrupo no prevén más condiciones a España para compra de deuda

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea y el Eurogrupo sostienen que las condiciones ya impuestas a España pueden servir en su totalidad o en su mayor parte para poner en marcha un eventual programa de compra de bonos de deuda soberana española.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dijo hoy a Efe que las condiciones que se pueden exigir a España a cambio de dicho apoyo financiero "no serán diferentes a las que ya se conocen", aunque sí podrían incluir plazos de cumplimiento más precisos.

Almunia coincide así con el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, quien ha dicho que las ayudas "no se basarán sobre nuevas condiciones, sino sobre las ya acordadas entre la UE y el país implicado".

"Todo memorándum de entendimiento va asociado a una condicionalidad, pero las condiciones creo que no van a ser, en el caso de que se llegue a ese memorándum, diferentes a las que ya se conocen", señaló al respecto Almunia, quien, no obstante, recalcó que otra cosa es que "vayan a ser más precisas en cuanto a fechas de adopción de decisiones o de cumplimento".

El Gobierno español ha dicho que "no hay ninguna especificación sobre la condicionalidad" estricta y efectiva establecida por el BCE a su plan de compra ilimitada de deuda con vencimientos de entre 1 y 3 años y que por eso confía en que durante la reunión informal del Eurogrupo, que se celebrará el próximo día 14 en Chipre, se tenga un "conocimiento certero" de todas sus implicaciones.

El pasado jueves, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, supeditó la compra ilimitada de bonos soberanos con vencimientos de 1 a 3 años a "condiciones estrictas" y a que el país beneficiario de la intervención en el mercado primario (emisiones del Tesoro) solicite un programa de asistencia financiera completo o preventivo a los fondos europeos de rescate para que compren deuda en el mercado secundario (bonos ya en circulación).

La mera mención a la condicionalidad estricta por parte de Draghi ha generado incertidumbre después de que en la cumbre europea de junio los requisitos para una intervención en el mercado de deuda fueron calificados de suaves por parte de los líderes y los gobiernos italiano y español.

En aquella cita se acordó que los países tendrían que "respetar las recomendaciones específicas por país y sus compromisos y respectivos calendarios bajo el Semestre Europeo, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el procedimiento por desequilibrios macroeconómicos.

"En el caso de que se llegase a pedir la intervención, muchas de las condiciones que se pueden incluir, por no decir prácticamente todas las que se pueden imaginar, ya están en las recomendaciones, en función del pacto de Estabilidad y Crecimiento, de las correcciones de los desequilibrios macroeconómicos o de los programas de reformas estructurales", subrayó Almunia.

De esta manera, el Eurogrupo no prevé mantener en Chipre un gran debate sobre las condiciones que se impondrían a España en un eventual programa de compra de bonos y tampoco contempla que vaya a haber compromisos adicionales, dijeron hoy fuentes de la UE.

Recalcado que "no hay una definición firme de lo que es condicionalidad estricta y de lo que es solo condicionalidad", pero las recomendaciones específicas por país ya incluyen en la mayoría de los casos calendarios y la obligación de cumplir los compromisos.

Las fuentes de la UE destacaron además que las diferentes recomendaciones por países aprobadas en julio son "bastante estrictas".

"Existe la clara posibilidad de recurrir exclusivamente o mayoritariamente a las condiciones existentes" si España fuese a pedir ayuda financiera a la eurozona para la compra de bonos, subrayaron.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha