eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CE examina si acuerdo nuclear entre Rusia y Hungría respeta normas europeas

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que examina si el acuerdo entre Rusia y Hungría para el desarrollo de dos reactores nucleares en el país comunitario respeta las normas comunitarias sobre ayudas de Estado y licitación pública.

El análisis, que aún está en su fase preliminar, se produce pocos meses después de que Rusia decidiese cancelar el proyecto de gasoducto South Stream, para traer gas a la Unión Europea (UE) sin pasar por Ucrania, precisamente a raíz de las dificultades planteadas desde Bruselas al desarrollo del proyecto, que en opinión de la CE violaba la legislación comunitaria.

"Nos han llamado la atención sobre el procedimiento de licitación dentro del proyecto de expansión de centrales nucleares y lo estamos aclarando con las autoridades húngaras", señaló la portavoz comunitaria de Energía, Anna-Kaisa Itkonen.

Itkonen precisó que la Comisión está tratando con Budapest "todas las posibles cuestiones relacionadas con este proyecto, incluidos los aspectos vinculados a ayudas de Estado y licitación pública".

"El examen está en estos momentos en una fase preliminar y por tanto no podemos extraer todavía ninguna conclusión sobre la compatibilidad del proyecto con la legislación de la UE", añadió la portavoz.

El presidente ruso, Vladímir Putin, visitó Budapest la semana pasada para reunirse con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que ha promovido, desde que llegó al poder en 2010, una política de apertura hacia el este y ha criticado las sanciones impuestas por la UE a Rusia como dañinas para la economía europea.

Los analistas húngaros señalan que para Putin el viaje a Budapest ha sido importante para mostrar su influencia en un país comunitario y demostrar que aún es recibido y alabado en un miembro de la UE.

El acuerdo nuclear en el que se enmarca el desarrollo de los dos reactores nucleares en la única planta nuclear de Hungría, en Paks, al sur de Budapest, fue firmado hace un año, pero la UE no había manifestado reservas hasta ahora pese a que este pacto no contribuye a reducir la dependencia energética europea de Moscú.

Según ese acuerdo, Rusia concederá un crédito estatal a Hungría de 10.000 millones de euros para la construcción de los dos rectores, que está previsto que empiecen a funcionar en 2023.

El capital prestado tendrá que ser devuelto a Rusia de aquí al año 2046 a un interés anual de entre el 3,9 y 4,9 %.

En su visita a Budapest la semana pasada, Putin acudió acompañado del presidente de la empresa nuclear estatal rusa Rosatom, Serguéi Kirienko, que será la encargada de construir los dos reactores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha