eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE propone un plan de acción para el comercio minorista

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) aprobó hoy un plan de acción europeo para el comercio minorista y una consulta sobre las prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro alimentario y no alimentario entre empresas.

El sector de los servicios mayoristas y minoristas es uno de los principales sectores económicos de la UE y debería desempeñar un importante papel a la hora de estimular el crecimiento y la creación de empleo dentro de la Estrategia Europa 2020, señaló la CE.

En concreto, representa el 11 % del PIB de la UE y el 29 % de las Pymes europeas y emplea a casi 33 millones de personas.

La CE detectó, no obstante, barreras que obstaculizan el adecuado funcionamiento del abastecimiento transfronterizo, el acceso de los consumidores a los servicios transfronterizos al por menor y la entrada de los minoristas al mercado.

El plan de acción presentado hoy por la CE, que consiste de 11 iniciativas, establece una estrategia destinada a mejorar su competitividad y su rendimiento económico, medioambiental y social.

El programa se centra en cinco aspectos claves.

Pretende facilitar a los consumidores el acceso a información transparente y fiable para que puedan comparar mejor los precios, la calidad y la sostenibilidad de bienes y servicios, sobre todo cuando se trata de ofertas transfronterizas.

Incluye acciones para mejorar la accesibilidad a los servicios minoristas al fomentar el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros en materia de planificación comercial y territorial.

El plan también quiere garantizar unas relaciones comerciales más justas y sostenibles a lo largo de la cadena de suministro alimentario y no alimentario, e impulsa dos acciones para reducir el despilfarro alimentario y minimizar el consumo de energía en los comercios.

Por otra parte, planea mejorar la vinculación entre el sector minorista y la innovación, mediante una conferencia de expertos sobre productos, servicios y tecnologías innovadoras, un estudio sobre la viabilidad de una de datos con todas las normas europeas sobre etiquetado de alimentos y medidas para integrar mejor los mercados de pagos por tarjetas de crédito, internet y móviles.

Por último plantea mejorar el entorno de trabajo, mediante una mejor adecuación entre las necesidades de los empleadores y las cualificaciones del personal.

La CE creará un grupo permanente sobre competitividad en el sector minorista que contribuirá a desarrollar nuevos objetivos, supervisará los progresos registrados y formulará recomendaciones para garantizar la ejecución de las acciones del plan.

Junto al plan de acción, la CE lanzó una consulta sobre prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro alimentario y no alimentario entre empresas.

Esas prácticas incluyen la falta de suministro de suficiente información sobre los términos del contrato, la exigencia de pagos para bienes o servicios que no generan ningún valor para la contraparte (como inversiones excesivas de suministradores en nuevos putos de venta).

También cambios unilaterales o retroactivos de términos de contratos, pagos para servicios ficticios, y restricciones territoriales de suministro.

La consulta, de tres meses de duración, ayudará a la CE a evaluar la magnitud de las prácticas comerciales desleales y a recoger datos sobre su impacto en la economía y en la actividad transfronteriza.

Examinará la eficacia de los marcos legislativos y autorreguladores establecidos para abordar esas prácticas a nivel nacional y analizará si la divergencia de enfoques puede dar lugar a la fragmentación del mercado único.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha