eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE amplía el margen para reclamar por pequeñas disputas internacionales

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) propuso hoy elevar de 2.000 a 10.000 euros la cuantía máxima que puede reclamarse a través del proceso comunitario que permite resolver pequeñas disputas civiles y comerciales transfronterizas de forma simplificada.

Este mecanismo permite solventar pequeños litigios entre consumidores o empresas de diferentes estados miembros a través de un procedimiento más sencillo y rápido, y resulta especialmente útil, por ejemplo, en casos de reclamación por compras internacionales a través de Internet.

Sin embargo, un informe del Ejecutivo europeo publicado hoy revela que el límite actual para acceder a él, de 2.000 euros, supone la exclusión de muchas disputas por bajas cuantías, especialmente aquellas que afectan a pymes, de ahí que la CE proponga elevarlo hasta 10.000 euros.

A juicio de Bruselas estas empresas serán las grandes beneficiadas por la propuesta, que permitiría incrementar al 50 % el número de reclamaciones de pymes que pueden resolverse por el procedimiento, frente al 20 % que se solucionan a día de hoy.

Los consumidores también saldrán ventajosos puesto que actualmente solo una quinta parte de sus quejas están por debajo de 2.000 euros.

Asimismo, la CE pidió ampliar la definición de "caso transfronterizo" para que queden cubiertos hechos que actualmente está excluidos, como los accidentes de tráfico en regiones fronterizas o los alquileres de residencias vacacionales en el extranjero, entre otros.

Bruselas propuso también establecer un límite para las tasas judiciales del proceso, de forma que no estas no podrán superar un 10 % de la cantidad reclamada y la tarifa mínima no será mayor de 35 euros.

Además, estas cantidades deberán poder abonarse con tarjeta de crédito y a través de Internet.

El procedimiento en su conjunto podrá realizarse también en línea, por lo que los correos electrónicos serán aceptados legalmente como medio de comunicación entre las partes y podrán utilizarse videoconferencias en las vistas orales si es necesario.

El fin último de la Comisión es facilitar y abaratar el acceso efectivo a la justicia para consumidores y empresas aun cuando se trate de pequeñas disputas o reclamaciones más allá de las fronteras nacionales, de modo que estos "tengan confianza para aprovechar mejor el mercado único".

"En un momento en que la UE enfrenta grandes retos económicos, mejorar la eficiencia de la justicia es clave para recuperar el crecimiento e impulsar el comercio", afirmó en un comunicado la comisaria de Justicia, Viviane Reding.

Desde 2007, este mecanismo simplificado ya ha permitido reducir el tiempo de resolución de los pequeños litigios de casi dos años y medio a cinco meses y además ha rebajado su coste en un 40%, según datos de la CE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha