eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE revisa a la baja la previsión de crecimiento de Italia en 2016

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) revisó hoy a la baja en tres décimas la previsión del crecimiento del PIB de Italia en 2016, al situarlo en un 1,1 % en las previsiones macroeconómicas de primavera de hoy, mientras que en las previsiones de invierno lo cifraban en un 1,4 %.

Las estimaciones de la CE apuntan que, tras un crecimiento moderado en 2015 (0,8 % del PIB), la economía italiana continuará recuperándose en 2016 gracias al fortalecimiento de la demanda interna, que será "el principal conductor del crecimiento".

Sin embargo, la CE explicó que este crecimiento será en 2016 más lento de lo que Bruselas calculaba anteriormente debido a que las exportaciones crecerán a un ritmo más bajo de lo esperado.

La expansión económica de Italia continuará en 2017, año en el que la CE espera que el PIB crezca un 1,3 % (la misma estimación que en la previsión de invierno), debido a la fortaleza de la demanda interna pero también a un mayor dinamismo en la demanda externa y en las inversiones.

La previsión de crecimiento de la economía italiana para este año es menor que la de la eurozona (1,6 %) y que la del conjunto de los Veintiocho (1,8 %), al igual que para 2017 (un 1,8 % para la eurozona y un 1,9 % para la UE).

Por otra parte, la deuda de Italia -la segunda mayor de la UE tras Grecia- se mantendrá estable en el 132,7 % del PIB durante 2016 (la misma cifra que en 2015), y en 2017 comenzará a disminuir hasta el 131,8 % del PIB, según estima la CE.

El Ejecutivo comunitario justificó esta previsión de la bajada de la deuda para el año que viene en un mayor crecimiento nominal y en un superávit primario más alto.

Además, la CE estima que, si continúan las políticas fiscales del Ejecutivo presidido por Matteo Renzi, el déficit italiano disminuirá ligeramente en 2016 hasta el 2,4 % del PIB (en 2015 fue del 2,6 %) y en 2017 bajará hasta el 1,9 %, una cifra sin embargo cuatro décimas más alta que en la previsión invernal.

Italia no tiene problemas a la hora de cumplir el déficit y mantenerlo por debajo del 3 % del PIB, el tope fijado por Bruselas, pero tiene una importante deuda con la que incumple el límite del 60 % del PIB estipulado por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El empleo, por su parte, continuará creciendo en Italia según las estimaciones comunitarias, que sitúan la tasa de desempleo en el 11,4 % en 2016 (la misma cifra que en la anterior previsión) y en el 11,2 % en 2017 (solo una décima menor que en la previsión invernal).

La reentrada al mercado laboral de trabajadores previamente desanimados es uno de los factores que Bruselas señala como motor de la reducción del paro en Italia.

Sin embargo, la CE matizó que el crecimiento del empleo se plasmará más en el aumento de las horas laborales antes que en el número de trabajadores.

La inflación en Italia, que en 2015 fue del 0,1 % debido a la caída de los precios de la energía, continuará en niveles similares (0,2 %) en 2016 debido a la caída de los precios del petróleo, pero según la previsión de la CE aumentará hasta el 1,4 % en 2017 debido a la implementación de la subida del IVA para cumplir los objetivos presupuestarios de ese año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha