eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ecologistas considera que el informe del CSN no basta para prorrogar Garoña

- PUBLICIDAD -
Ecologistas considera que el informe del CSN no basta para prorrogar Garoña

Ecologistas considera que el informe del CSN no basta para prorrogar Garoña

Ecologistas en Acción considera en sus alegaciones contra la prórroga de actividad de la central de Santa María de Garoña que el informe técnico favorable del Consejo de Seguridad Nuclear "no puede servir de base para reabrir la central".

Aunque el plazo de alegaciones finalizó oficialmente este martes, el grupo ecologista disponía de plazo hasta hoy, al haber recibido la notificación de apertura del plazo con dos días de retraso, según ha explicado a Efe el portavoz del grupo para temas nucleares, Francisco Castejón.

Para Ecologistas en Acción, el informe del Consejo de Seguridad Nuclear se aprobó en un tiempo récord, con solo dos semanas para analizar 160 documentos de gran complejidad, por lo que "no pude ser riguroso", según Castejón.

En las alegaciones se señala también que el informe se emitió sin que la central cumpliera los requerimientos en materia de seguridad, que en principio iban a ser indispensables para cualquier decisión en torno a su futuro, según las Instrucciones Técnicas Complementarias aprobadas por el propio CSN.

Junto a la queja por defectos en el proceso de información pública, dado que los alegantes se han tenido que basar en documentación no accesible en formato digital sino en documentos en papel que ocupan toda una sala del Ministerio de Industria, según Castejón, el problema que aprecia el grupo ecologista es de "falta de seguridad" de la central.

Incluso ponen el ejemplo del reciente incidente provocado por un "mal manejo" de residuos radiactivos, en bidones oxidados y rotos por el mal mantenimiento durante años, según el portavoz ecologistas.

De hecho, en las alegaciones se argumenta que en el caso de Garoña, por su propio diseño, se han evidenciado importantes fallos de seguridad que podrían desencadenar en un accidente "de consecuencias terribles, agravado por su situación a la cabecera del río Ebro".

También recuerda que si la planta vuelve a operar, tras estar desconectada desde diciembre de 2012, seguirían generándose residuos radiactivos para los que no existe forma de gestión satisfactoria en el presente.

Castejón recuerda también que parece que el Gobierno del Partido Popular es "uno de los pocos interesados en que se reabra Garoña, cuando ni sus propietarios, Endesa e Iberdrola, están de acuerdo.

Lo que está fuera de toda duda, para el grupo ecologista, es que permitir el alargamiento de la vida de las centrales nucleares hasta los 60 años supone un "riesgo inaceptable" y un paso atrás en la definición de un modelo energético que sea medioambientalmente sostenible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha