eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Economistas ven en el ataque de Maduro a la inflación el riesgo de la escasez

- PUBLICIDAD -
Siguen las colas ante tiendas de electrodomésticos en Venezuela

Siguen las colas ante tiendas de electrodomésticos en Venezuela

Economistas advirtieron hoy del riesgo de que la decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de lanzar una operación contra la especulación y la inflación mediante la intervención de comercios y la aplicación de "precios justos" derive en escasez.

"Debió elegir entre inflación y escasez y se decidió por lo primero", pero el efecto será por poco tiempo ya que en el mediano plazo su decisión "generará mayor escasez y mayor inflación", previó Henkel García, de la consultora de análisis económicos Econométrica.

Mejor recordar ahora que la escasez y el encarecimiento "aumentan la molestia en la gente", advirtió García en declaraciones a Efe.

Maduro ordenó el viernes lanzar un operativo contra una importante cadena de electrodomésticos y reducir los precios de unos productos que, en algunos casos, dijo, se vendían con sobreprecio de hasta un 1.200 %.

El anuncio de Maduro se tradujo en kilométricas colas de ávidos compradores por hacerse con un televisor o una nevera con los aguinaldos navideños.

El presidente venezolano dijo además que el control estatal de precios proseguirá esta semana en otros sectores.

Las medidas llegan en momentos en que la inflación acumula 45,8 % en lo que va de año (54,3 % interanual) y el dólar paralelo ilegal alcanza cuotas récord de hasta ocho veces el precio oficial (6,3 bolívares).

Para el economista José Guerra, exdirectivo del Banco Central de Venezuela y hoy parte del equipo económico de la opositora Mesa de la Unidad (MUD), Maduro ha hecho una jugada electoral "altamente peligrosa".

"El peligro que yo veo con esto es la profundización de la escasez que la vamos a sufrir incluso antes de que se acabe el año", indicó, al asegurar que el "riesgo es una escasez potencial porque se está acabando la existencia. Lo que viene es una escasez más pronunciada todavía", dijo.

Alertó además sobre la posibilidad de que se produzca un "asedio a las distintas empresas" de otros sectores y afirmó que para él la solución es "que el Gobierno publique las listas de las empresas que importan electrodomésticos que han recibido dólares preferenciales para ver quien es el que está abusando y quien no está abusando".

Maduro "solo ha comenzado a poner orden en un inmenso y gran desorden", con una decisión copiada de "cualquier país del mundo" donde el Estado cumple su rol de intermediación económica y financiera, declaró a Efe el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Nicmer Evans.

Está bien actuar contra los especuladores, pero cuidado con generalizar y acusar a cualquier empresario que no ha contribuido a estos "niveles artificiales de la inflación, estimulados y creados" por opositores a Maduro, alertó el catedrático.

El analista respaldó la decisión de Maduro afirmando que si los niveles de la inflación estuvieran sustentados en fallos y desequilibrios económicos reales "no se estaría produciendo el fenómeno" de que en tiendas aún no fiscalizadas "se ha comenzado a ofrecer descuentos del 50%.

Tampoco identificó arbitrariedades gubernamentales en la petición de Maduro para que el Parlamento le conceda poderes legislativos extraordinarios para, entre otras cosas, crear leyes que fijen "márgenes de ganancias máximas" a los empresarios.

"Esto tampoco es ninguna medida socialista (...), porque incluso en Estados Unidos se hace lo mismo en algunos sectores y rubros", dijo Evans.

Víctor Álvarez, investigador del Centro Internacional Miranda y ex ministro de Industrias en el inicio de la gestión del fallecido Hugo Chávez (1998-2013), consideró que Maduro podría reformar la Ley de capitales y la de Ilícitos Cambiarios, que prohíben la tenencia y comercialización de divisas, recomendó.

Maduro debe encender "las luces altas y mirar más allá, al menos hacia 2014 y 2015" y dictar normas, agregó, que permitan que las divisas obtenidas de la venta del petróleo se sumen las que ahora están depositadas por particulares en el exterior.

Según estimaciones oficiales los depósitos privados de origen venezolano en el exterior ascienden a 160.000 millones de dólares.

"Con que solo venga un 10%, es decir 16.000 millones de dólares, habrá una oferta holgada de divisas, más que suficiente para cubrir necesidades nacionales y pulverizar el mercado paralelo", sostuvo.

Aldo Rodríguez Villouta

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha