eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La crisis en Europa preocupa más a la OPEP que el esquisto en Estados Unidos

- PUBLICIDAD -
La OPEP se reúne en Viena para fijar su oferta de crudo en el resto del año

La OPEP se reúne en Viena para fijar su oferta de crudo en el resto del año

La crisis económica, en especial la de la zona del euro, causa más preocupación a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su primera reunión del año, hoy en Viena, que el auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos.

Así lo aseguraron a la prensa varios ministros de la organización poco antes de comenzar su conferencia ministerial número 163, al tiempo que confirmaron su inclinación a mantener sin cambios el techo de la producción conjunta de crudo, de 30 millones de barriles diarios (mbd).

En su discurso inaugural, el presidente interino de la conferencia, el libio Abdel Bari Ali Al-Arousi, recordó que "ha habido fluctuaciones continúas del precio del crudo, con una tendencia general a la baja en los últimos pocos meses".

Esas fluctuaciones "son reflejo" de la desaceleración del crecimiento mundial, "la crisis en la zona del euro, el alto desempleo en las economías desarrolladas y el riesgo de inflación en los países en desarrollo", dijo Al-Aroussi en su discurso.

"La crisis económica preocupa más que el auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos", señaló a la prensa el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez.

Resaltó la "tremenda crisis" en Europa y sus efectos en el resto de las economías, que pueden impactar en la demanda energética.

"Lo más preocupante para el mercado petrolero tiene que ver con la demanda", señaló.

Su homólogo ecuatoriano, Pedro Merizalde Pavón, estimó que "no habrá cambios" para su país.

La jefa de la delegación de Kuwait, Siham Razzouqi, consideró que la explotación del petróleo de esquisto no preocupa "en estos momentos", pues "a corto plazo no tendrá un impacto significativo en la estabilidad del mercado".

"Hay mucha más preocupación" por la crisis en la zona del euro, ante la necesidad de ajustar los suministros a la demanda, la cual "depende del crecimiento económico en el mundo, y Europa es uno de los mercados importantes para el crudo", explicó Razzouqi.

El secretario general de la OPEP, Abdalá El-Badri, reconoció que sí ha afectado a algunos países, pero solo a aquellos que producen un tipo de crudo ligero, de una calidad semejante al de esquisto.

Son sobre todo Nigeria y Angola, países que en reacción al nuevo desarrollo "han comenzado a buscar nuevos clientes en Asia", dijo.

Respecto al resultado de la reunión de hoy, todos los ministros se mostraron cómodos con la idea de no modificar el techo de producción conjunta.

Ramírez subrayó que planteará a sus socios la necesidad de que algunos de ellos retiren los barriles adicionales que producen por encima de la cuota asignada.

"Hay algo de sobreproducción por encima de ese nivel (el techo de 30 mbd) y creo que todos los países deberían ajustarse a los 30 millones", declaró el ministro.

Aludió así a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, que han abierto los grifos y en parte han sustituido a los barriles que Irán ha dejado de exportar.

El país persa ha visto reducir sus exportaciones debido al embargo internacional impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea como sanción por las polémicas actividades nucleares de Teherán.

El ministro iraní de Petróleo, Rostam Ghasemi, reconoció el impacto de esa sanción al informar hoy de que las exportaciones de crudo de su país "han decrecido alrededor de un 20 por ciento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha