eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exceltur: La medida del éxito turístico no es el número extra de turistas

- PUBLICIDAD -
Exceltur: La medida del éxito turístico no es el número extra de turistas

Exceltur: La medida del éxito turístico no es el número extra de turistas

España debe ir rompiendo el paradigma, demasiado instalado en ámbitos públicos y a veces también privados, de que la medida de su éxito turístico es el número extra de turistas extranjeros que vengan al país en lugar de su calidad, advierte la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur.

El grupo de presión que integra a las principales empresas turísticas en España considera que 'el volumen por el volumen' puede valer para los países que están arrancando, pero no para aquellos que, como España, están liderando el turismo mundial y donde el principal indicador debe ser la mayor derrama que genere cada turista.

Este es uno de los mensajes al Gobierno que Exceltur espera que se derive de su VIII Foro de Liderazgo Turístico, que tendrá lugar el próximo día 19 de enero, víspera de la inauguración de la trigésimo sexta edición de Fitur, y que coincide con el comienzo de la nueva legislatura.

"Si estamos ahora hablando mucho en términos políticos de que debemos reconfigurar una nueva transición de España, es también un momento para plantearnos cuál es el modelo turístico que queremos", ha apuntado el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, en una entrevista con Efe.

En su opinión, 2015 será un buen año turístico como lo fue también 2014, pero eso "no significa que toda la gestión y los deberes estén hechos", porque buena parte de estos éxitos se debe a circunstancias ajenas y a desgracias de algunos países que sufren por su inestabilidad política.

Exceltur aprovechará el foro, que organiza cada dos años y que reunirá a representantes empresariales y del sector público nacionales y extranjeros, para lanzar un debate de cómo conectar mejor con un turista cada vez más digitilizado e informado.

Según Zoreda, hay que identificar mejor quiénes son los clientes de mayor valor añadido para que el sinónimo de nuestro éxito no sea "más y más gente, sino la que necesitemos para que se produzca la calidad de experiencia que nos diferencie, la mejor convivencia con la sociedad y el mejor empleo generado".

Zoreda pide un marco de juego donde haya igualdad de condiciones competitivas y se tenga en cuenta que la congestión excesiva de turistas en ciertos barrios, muy estimulada por las viviendas de uso turístico, está generando problemas de convivencia social, menor derrama de gasto y una cierta animosidad contra los valores de lo que el turismo representa.

A su juicio, es un reto muy importante que trasciende al propio marco legislativo español y debería tener una adecuada lectura en Bruselas, "en la medida que buena parte de los resquicios legales que han amparado su crecimiento no se fundamenta en la legislación española, sino en la permisividad de algunas directivas europeas".

Zoreda asegura que España no tiene un problema de demanda turística, sino que, en el mejor de los casos, está ante el reto de adaptar toda su oferta a un nuevo consumidor que "por el estrato social o demográfico pide cada día cosas más experienciales".

Hace años, prácticamente, había un monopolio de España como destino vacacional, pero ahora no hay país del mundo que no busque en el turismo el principal sector para propiciar su desarrollo y crecimiento.

La competencia es enorme, pues, a pesar de que se ha abierto la pirámide de posibles consumidores en el mundo, crece también con la misma exponencialidad la cantidad de lugares análogos a los españoles, por lo que "tenemos que entender que nuestro liderazgo no es permanente".

España necesita un cambio y debe olvidarse de competir por precios porque ya no tiene una estructura de costes ni un marco legislativo europeo que le permita jugar a ser el país más barato de sus rivales.

Zoreda recuerda que España viene de una trayectoria en la que buena parte del turismo extranjero se lo traían grandes touroperadores, hoy la distribución digital en el mundo está prácticamente repartida entre dos jugadores y, por tanto, "estamos ante la paradoja de que las nuevas tecnologías, que nos permitirían llegar más directamente al consumidor, están facilitando también nuevos modelos de negocio, con unas economías de escala con las que es muy difícil competir".

Otro papel importante dentro del mundo turístico lo están teniendo cada día más las redes sociales que son, de nuevo, grandes jugadores mundiales que han establecido una posición de predominio, gracias a una legislación que ha ido siempre por detrás de su presencia, pero a la que tenemos que acomodarnos y sacar el mejor partido posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha