eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Expertos macedonios ven la flor del opio como solución a problemas económicos

- PUBLICIDAD -
Expertos macedonios ven la flor del opio como solución a problemas económicos

Expertos macedonios ven la flor del opio como solución a problemas económicos

Macedonia, tradicionalmente productora de la flor del opio, limitó sus producciones en los años 90 para evitar la producción de heroína, causante de miles de muertes en Europa en esa época. Ahora, expertos y académicos piden que se recupere el cultivo de la amapola para impulsar la debilitada economía del país.

Consideran que la adormidera podría ser una cura contra la pobreza, ya que muchos agricultores macedonios aún recuerdan las técnicas de cultivo de esta planta.

La adormidera (en latín, Papaver Somniferum) fue uno de los principales símbolos de este pequeño país de los Balcanes.

Históricamente, unas 14.000 hectáreas de amapolas blancas y rosas mantenían a muchas familias de las zonas rurales, que vendían este producto a la industria farmacéutica para la elaboración de sustancias narcóticas y analgésicas como morfina y codeína.

La cosecha de este año está ya en marcha, aunque hoy en día solo quedan unas 100 hectáreas de adormidera en la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM).

"Tener Macedonia sin adormidera en sus campos es como tener Francia sin sus viñedos, España sin jamón serrano u Holanda sin sus tulipanes", señala a Efe Zoran Dimov, profesor en la Facultad de Agricultura de Skopje.

La primera planta de adormidera fue plantada en Macedonia en 1835, cuando esta zona del sudeste de Europa estaba bajo el poder del Imperio Otomano.

A finales del siglo XIX, alrededor del 30 % del total de amapolas del Imperio Otomano provenía de Macedonia, en concreto de las regiones centrales en la ribera del Vardar ya que el clima de esta zona es excelente para su cultivo.

El Imperio Austrohúngaro, entonces uno de los principales rivales políticos de los otomanos, vigilaba la producción de adormidera macedonia porque su aumento era significativo de que los turcos se estaban preparando para la batalla, ya que el opio se utilizaba para reducir el dolor de los soldados heridos.

Con el paso de los años el Imperio Otomano desapareció, pero la amapola permaneció en Macedonia.

"Tras la Segunda Guerra Mundial, Macedonia quedó como el único productor de adormidera en la República Federativa Socialista de Yugoslavia. Tenía una de las mejores calidades del mundo, con un alto nivel de morfina en el opio puro, de un 14 % a un 16 %", explica el profesor Dimov.

Esta planta no es exclusivamente de uso médico. Las semillas de la adormidera se utilizan también en la preparación de dulces o en la producción de aceite industrial.

El primer lugar donde se pueden encontrar estas flores es en los bolsillos de los macedonios, ya que este símbolo de su pasado decora los billetes de 500 dinares (8 euros).

La producción de adormidera casi se detuvo cuando Macedonia proclamó su independencia de Yugoslavia en 1991.

La industria farmacéutica dejó de comprarla mientras los productores se enfrentaban a muchos problemas derivados del aumento en las restricciones de la regulación.

La población temía que alguien que cortara adormidera se enfrentara a persecución legal porque las gotas blancas que se extraen al cortarla pueden usarse para producir heroína.

En los años siguientes la producción se redujo a las actuales 100 hectáreas, destinadas a la industria farmacéutica nacional y bajo un control severo de las instituciones del Estado.

Los expertos consideran que se podría renovar fácilmente una producción de entre 2.5000 y 3.000 hectáreas si las autoridades lo permitieran.

"En los países donde hay producción legal de adormidera tienes una forma sencilla de alcanzar prosperidad económica. De una sola hectárea podríamos conseguir unos 20 kilogramos de opio", explicó el profesor Stefkov.

Los representantes del Gobierno de Skopje informaron a Efe de que la producción de adormidera no está prohibida, aunque sí fuertemente regulada.

Los agricultores no se atreven a plantar más hectáreas por el riesgo de que alguien corte su plantación con fines ilegales y les acarree problemas legales.

Según la Estrategia Nacional para el Desarrollo de la Agricultura, en Macedonia la producción local de adormidera entre 2007 y 2015 cubrió solo el 30 % de las necesidades de la industria farmacéutica. El resto tuvo que ser importado desde España o Australia, según el informe.

El debate sobre la adormidera en Macedonia se reavivó a principios de año cuando el Parlamento permitió la producción y venta de cannabis con fines médicos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha