eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El FROB defiende que la venta de Popular sin ayudas públicas evitó su quiebra

- PUBLICIDAD -

El presidente del FROB, Jaime Ponce, ha defendido hoy la intervención del Banco Popular por las autoridades europeas y su posterior venta por el precio simbólico de un euro al Banco Santander, ya que la operación se hizo sin ayudas públicas y evitó la declaración de concurso del sexto banco español.

Desde el comienzo de su intervención en la Comisión de Economía del Congreso y antes de que los diputados comenzaran a pedir explicaciones por la venta del Popular, Ponce incidió en que la Junta Única de Resolución (JUR) cumplió con su mandato.

Y "logró gestionar la situación de inviabilidad del banco español protegiendo la estabilidad del sistema financiero, evitando impacto alguno en los depósitos, ofreciendo completa continuidad operativa a todos los clientes y evitando el uso de recursos públicos".

Además, explicó que, previamente, ante el deterioro de la situación de liquidez del Banco Popular que trasladaba el supervisor, en este caso el BCE, las autoridades involucradas incrementaron el intercambio de información, estrecharon el seguimiento de la entidad y comenzaron los trabajos para gestionar una eventual resolución.

Ante el agravamiento de la situación de la entidad y el riesgo de un desenlace inminente, detalló, el sábado 3 de junio la Junta Única de Resolución (JUR) decidió vender la entidad por la que anteriormente sólo cinco bancos nacionales se habían interesado.

Fue así como a través de un banco de inversión se contactó con esos supuestos interesados, hasta que en la tarde del 6 de junio, como el propio Popular comunicó al BCE la imposibilidad de atender sus pagos al día siguiente y la institución europea declaró formalmente inviable al banco español, se desencadenó la resolución.

La finalidad última, ha insistido Ponce, era evitar la declaración ordinaria de concurso del sexto banco español, cotizado en bolsa, y las consecuencias que ello podría generar en los depositantes (alrededor de 60.000 millones, de los cuales 35.000 millones eran de menos de 100.000 euros), clientes (alrededor de 4,5 millones), empleados (unos 12.000) y, en general, para la estabilidad financiera de España y de la Unión Bancaria.

La JUR avanzó en la elaboración de su decisión de resolución con todos sus componentes, incluyendo la valoración provisional del experto independiente disponible e instó al FROB a abreviar el proceso de venta de la entidad de modo que se pudiera ejecutar en horas, lo que desencadenó la compra por parte del Banco Santander.

Al final, ha valorado Ponce, a las 8 de la mañana del día siguiente el Banco Popular abrió sus oficinas, como entidad ya propiedad del Grupo Santander, que desde el mismo instante de su adquisición suministró toda la liquidez necesaria para hacer frente a las obligaciones de pago de la entidad.

Desde entonces, como viene siendo habitual tanto a nivel nacional como internacional cuando se aplican instrumentos y facultades tan severas como las de la resolución, que implica que los accionistas pierdan toda su inversión, se ha desencadenado una elevada litigiosidad, pero el presidente del FROB aplaude el proceso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha