eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Francia y Alemania trabajarán en un espacio "Schengen económico"

- PUBLICIDAD -

Los ministros de Economía de Francia, Emmanuel Macron, y Alemania, Sigmar Gabriel, se comprometieron hoy a trabajar en "una agenda de convergencias" y a colaborar junto a otros países de la UE para crear un espacio "Schengen económico".

"Alemania y Francia no han estado nunca tan alejadas en términos reales" y "nuestra responsabilidad es trabajar en una agenda de convergencias", subrayó Macron en la presentación junto a Gabriel de un estudio que ambos encomendaron al francés Jean Pisani-Ferry y al alemán Henrik Enderlein, sobre las reformas, la inversión y el crecimiento en ambos países y en Europa.

El ministro socialista francés afirmó que coincide con su homólogo socialdemócrata alemán en la idea constituir, con los otros estados europeos que lo quieran un "Schengen económico", en el que se suprimirían las fronteras y se estandarizarían las reglas, también en terreno social y laboral.

Los dos economistas autores del estudio sugieren que esa armonización de las reglas se lleve a cabo inicialmente en energía, economía digital, formación y educación o transporte.

Preguntado sobre si está de acuerdo en una convergencia del salario mínimo -más elevado en Francia que en Alemania, donde se acaba de crear a escala nacional-, Macron respondió que "es realista" pero que hay que hacerlo "progresivamente".

Añadió que también de forma gradual hay que "integrar (los) mercados de trabajo".

En el caso de la energía, habló de un horizonte a diez años para que se tomen las decisiones en común en lo que respecta a grandes inversiones en nuevas capacidades o en interconexiones.

Previamente, había reconocido que la estrategia de los dos países es actualmente diferente, pues Alemania ha decidido el cierre de las centrales nucleares mientras el presidente francés, François Hollande, pretende reducir el peso de la electricidad de origen atómico del 75-80 % actual al 50 % en 2025.

El titular francés de Economía estimó que "hay que decir las cosas, guste o no guste" y que el informe constata que "Francia está en situación de debilidad económica" por problemas de competitividad y por "una sociedad bloqueada".

Añadió que los dos economistas destacan que Alemania "parece fuerte" pero "tiene una debilidad a medio y largo plazo" por "un desafío demográfico fuera de lo común", ya que su población va a disminuir y en el horizonte de 2050 será equivalente a la de Francia.

En cuanto a la preconización para que Francia disminuya su gasto público en cinco puntos del producto interior bruto (PIB) para dejarlo en el 50 %, lo que significaría 100.000 millones de euros de recorte, Macron indicó que "la convergencia no la haremos en un año o en dos", pero habrá que continuar con los esfuerzos.

Añadió que el Gobierno francés ha previsto una disminución del gasto público en 50.000 millones de euros en los tres próximos años, empezando por 21.000 millones en 2015 y que "este esfuerzo habrá que continuarlo a partir de 2017".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha