eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno francés estudia peajes para los camiones fuera de las autopistas

- PUBLICIDAD -
El Gobierno francés estudia peajes para los camiones fuera de las autopistas

El Gobierno francés estudia peajes para los camiones fuera de las autopistas

El Gobierno francés estudia la posibilidad de gravar a los camiones que utilizan las infraestructuras viales gratuitas para financiarlas, lo que podría pasar por una tasa específica o un peaje en algunos tramos de carreteras nacionales.

El anuncio lo hizo la nueva ministra de Transportes, Élisabeth Borne, que en una entrevista publicada hoy por "Les Echos" precisó que el dispositivo no sería una forma de resucitar el proyecto de "ecotasa", que fue abandonado en octubre de 2014 por el anterior Ejecutivo ante las fuertes protestas, en particular en Bretaña.

Borne señaló, en cualquier caso, que hay que "reflexionar en una forma de hacer pagar a (los) camiones", que algunas regiones se han mostrado voluntarias para llevar a cabo experiencias, y que en el área metropolitana de París se pide la creación de "una tasa específica para las necesidades en equipamiento".

Otra opción es "la puesta en marcha de peajes en algunas secciones de carreteras nacionales, sin penalizar los desplazamientos de proximidad".

La idea general es que "los flujos de camiones que transitan por nuestros territorios deben también contribuir a la financiación de nuestras infraestructuras".

La ministra se manifestó en contra de un nuevo plan de inversión en las autopistas, como han propuesto las concesionarias, con el argumento de que la red vial francesa vive a "dos velocidades".

Consideró que las autopistas, tras los planes de relanzamiento precedentes, ya tienen "una gran calidad y no sería razonable invertir mucho dinero más", mientras que las otras carreteras se han deteriorado.

Además, descartó la posibilidad de asociar esas carreteras a las concesiones porque las reglas europeas "no nos lo permiten".

Borne confirmó el anuncio hecho el pasado fin de semana por el presidente francés, Emmanuel Macron, en el sentido de que habrá un parón en la construcción de nuevas infraestructuras de transportes, como nuevas líneas de tren de alta velocidad (TAV).

"No podemos continuar con una política de transportes hecha de promesas no financiadas, como estos últimos años", comentó, antes de añadir que para los próximos cinco años se habían anunciado proyectos valorados en 10.000 millones de euros sin presupuesto.

Hizo hincapié en que se han inaugurado líneas de TAV (el fin de semana entraron en servicio las de París-Burdeos y París-Rennes) mientras que "al mismo tiempo las redes de todos los días se deterioran" y en 5.300 kilómetros de vías férreas los trenes tienen que reducir la velocidad "por razones de seguridad".

"El dinero debe ir prioritariamente al mantenimiento y a la modernización", de forma que "el ajuste se hará forzosamente en los grandes proyectos", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha