eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno griego ve la luz al final del túnel de la recesión

- PUBLICIDAD -
El Gobierno griego ve la luz al final del túnel de la recesión

El Gobierno griego ve la luz al final del túnel de la recesión

El Gobierno griego ve la luz al final del túnel de la recesión y para el próximo año vislumbra una tímida recuperación económica y un ligero retroceso del paro, según se desprende del borrador de los Presupuestos Generales de 2014, que, sin embargo, no ha sido aprobado por la troika.

"Los sacrificios del pueblo griego han pasado", auguró hoy el ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, al presentar el documento de 158 páginas en las oficinas del Parlamento, para prometer una vez más que el Gobierno no aplicará más recortes generalizados, sino únicamente medidas de ahorro estructurales.

En sus conversaciones con la troika y con sus socios europeos en las últimas dos semanas, el Gobierno heleno ha hecho especial hincapié en que no puede imponer nuevos recortes "horizontales" a una población que en los seis años de recesión ha visto mermar sus ingresos en un 40 % y con una economía que ha caído el 25 %.

Los acreedores, sin embargo, creen que las necesidades de financiación son superiores a lo que estima el Ejecutivo heleno y por eso reclaman medidas adicionales.

Los representantes de la troika formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional abandonaron hoy Grecia sin haber logrado un acuerdo final que permita el desembolso del tramo pendiente por valor de 1.000 millones de euros.

Si bien el comunicado conjunto de los acreedores evitó el tono pesimista al asegurar que "se han logrado avances", el Ministerio de Finanzas no oculta que no se cerró ninguno de los temas pendientes, que han quedado para la próxima visita a comienzos de diciembre.

Menos halagüeñas aún fueron las declaraciones del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselboum, al diario griego Ta Nea, al decir abiertamente que los griegos deberán hacer "nuevos esfuerzos" e insistir en que el Gobierno debe acelerar las reformas estructurales.

Según Dijsselboum, "muchos ministros de Finanzas de la zona euro han comenzado a perder la paciencia" por la lentitud griega a la hora de aplicar las reformas requeridas.

Nadie, sin embargo, pone en duda la buena evolución de las cuentas fiscales (aunque sea a costa del crecimiento económico), y la canciller alemana, Angela Merkel, por ejemplo, aseguró hoy en una conferencia en Berlín que nadie se hubiera imaginado hasta hace poco que Grecia lograría un superávit primario.

El dato más positivo del borrador presupuestario es precisamente el del superávit primario (que excluye el pago de intereses) que este año alcanzará previsiblemente los 812 millones de euros, lo que equivale al 0,4 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Esta cifra supera con creces otras previsiones recientes, en las que se partía de un superávit de 730 millones de euros, y duplica las previsiones del verano.

Lograr un superávit primario ha sido precisamente la principal apuesta del Gobierno de cara a la troika, pues abre las puertas a un alivio de la deuda, aunque no sea a través de una quita propiamente dicha, sino a través de una reestructuración.

Uno de los principales problemas de Grecia es que gran parte de los esfuerzos se esfuman literalmente en la amortización de la deuda.

El borrador presupuestario, que según dijeron fuentes del Ministerio de Finanzas a los medios, no fue puesto en duda por los acreedores, que incluso lo calificaron "con sentido", incluye una serie de supuestos positivos.

Así, tras seis años de recesión, que este año todavía se saldará con una contracción del PIB del 4 %, la economía empezará a recuperarse tímidamente el próximo año, con un crecimiento del 0,6 %.

También la situación en el mercado laboral empezará a mejorar, con una reducción del índice del desempleo en un punto porcentual hasta el 24,5 % de media.

El viceministro de Finanzas, Jristos Staikuras, subrayó además la evolución positiva que está teniendo la prima de riesgo, que de 2.739 puntos básicos en febrero de 2012 ha pasado a 621 puntos básicos en noviembre de 2013.

El debate sobre los presupuestos comenzará el próximo 3 o 4 de diciembre y, a la vista de la serie de flecos pendientes de acordar con la troika, el Gobierno no excluye que estén sujetos a modificación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha