eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno crea un mercado líquido de pagarés para las pymes

- PUBLICIDAD -
El peso de la deuda pública superará en 2013 el 80 % del PIB

El peso de la deuda pública superará en 2013 el 80 % del PIB

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado hoy que se creará un mercado líquido de pagares para las pymes, con el objetivo de impulsar la financiación de estas empresas.

Además, se fomentará que las pymes acudan al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) -en el que ya han debutado 21 compañías de mediano y pequeño tamaño- para obtener financiación.

De Guindos ha hecho estos anuncios durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado hoy para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2013 y el Programa Nacional de Reformas para el próximo semestre.

El objetivo de la aprobación de estas medidas destinadas a las pymes, ha dicho el ministro, es buscar alternativas de financiación distintas a las exclusivamente bancarias, con las que estas empresas tienen "una alta dependencia".

Para las empresas, el Ejecutivo también creará una Agencia para centralizar y fomentar la exportación, que estará regulada por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

El pasado 12 de septiembre, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el ministro de Economía ya anunció que el Gobierno iba a aprobar un paquete de medidas para impulsar la financiación de las pymes, que incluía la creación de un mercado alternativo de renta fija privada.

Además, anunció que se reformaría el mecanismo del Fondo de Titulación de Activos para las pymes (FTPYME) para fomentar la concesión de créditos a estas empresas, en tanto que se impulsaría la cofinanciación de nuevos proyectos empresariales mediante una iniciativa conjunta de la sociedad de capital riesgo del Instituto de Crédito Oficial (Axis) y el Fondo Europeo de Inversiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha