eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno portugués cancela un proyecto de exploración de Repsol frente a la costa del Algarve

La empresa ha recibido este miércoles la notificación de las autoridades portuguesas, que le acusan de incumplir sus compromisos junto a su socio

Los permisos para buscar gas frente a la costa del Algarve fueron concedidos por el anterior gobierno del conservador Pedro Passos Coelho

- PUBLICIDAD -
Una petrolera escocesa, a punto de empezar a sondear junto a la zona de Repsol

Una plataforma petrolífera. EFE

El Gobierno portugués va a rescindir los contratos para un proyecto de exploración de hidrocarburos de Repsol en aguas profundas frente a la costa del Algarve, al sur del país, según adelantó este miércoles Diário de Notícias. La empresa española, que ha recibido este miércoles la notificación de las autoridades lusas, dice que está abierta al “diálogo” para tratar de llevar a buen puerto el proyecto, aprobado por el anterior gobierno del conservador Pedro Passos Coelho.

Según el diario luso, la Entidad Nacional para los Mercados de Combustible ha detectado un incumplimiento injustificado del Plan de Trabajos para 2016 en el desarrollo del proyecto, “que justifica la ejecución de las garantías prestadas por los miembros del consorcio”, que son Repsol y la petrolera lusa Partex. El Gobierno ya ha dado inicio a la ejecución de esas garantías, con un valor global de 4,5 millones de euros, según el rotativo.

El proyecto, que no forma parte de las áreas prioritarias que contempla el vigente Plan Estratégico de Repsol, fue anunciado en julio de 2014 por el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, tras reunirse en Lisboa con el entonces presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva. “Si obtenemos todos los permisos y se dan todas las circunstancias, la idea es perforar en el Algarve con el objetivo de encontrar gas, ya que creemos que hay buenas reservas", dijo entonces Brufau.  

Las perforaciones iban a iniciarse en 2015 pero el proyecto fue aplazado por “indefiniciones técnicas” en julio de ese año, en pleno derrumbe de los precios del petróleo. "El proyecto del Algarve es importante para Portugal, para Repsol y para la propia Península Ibérica en materia energética. De eso no tenemos dudas", dijo entonces el director ejecutivo de Repsol en Portugal, España, Italia y Perú, António Calçada de Sá. En ese momento, la compañía ya había invertido unos 30 millones de euros en el proyecto.

La llegada al poder hace un año del nuevo Gobierno del socialista António Costa gracias a una alianza con la izquierda alternativa del Bloco de Esquerda y los comunistas del PCP había puesto las cosas muy cuesta arriba para la exploración de hidrocarburos en Portugal, apoyada por la derecha del PSD y el CDS-PP y rechazada por la izquierda y los grupos ecologistas.

Con mayor o menor ímpetu, tanto el Bloco de Esquerda primero como el PCP después y, más tarde, los propios socialistas, habían presentado a lo largo de este año diversas iniciativas en el Parlamento luso para paralizar las prospecciones.

Según el último informe anual de Repsol, a cierre de 2015, la petrolera poseía en Portugal derechos mineros sobre ocho bloques de exploración, que sumaban una superficie neta de 13.795 kilómetros cuadrados y de las que era el principal accionista y operador a través de su filial Repsol Exploración. A esa fecha, la compañía española, que tiene más de 400 estaciones de servicio en el país luso, era “el mayor operador exploratorio offshore en Portugal, con ocho concesiones operadas y un total de 24.000 km2 de dominio minero”. 

La rescisión de los contratos por parte del Gobierno también afecta a la empresa Portfuel. La portuguesa Galp y la italiana ENI son las únicas que, de momento, continuarán las prospecciones en la zona del Alentejo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha