eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Greenpeace dice que la quiebra de la rama nuclear de Toshiba muestra el declive del sector

- PUBLICIDAD -

La declaración en quiebra de la filial nuclear de Toshiba en Estados Unidos supone "un momento clave en la espiral de declive" del sector de la energía atómica a escala global, aseguró hoy la organización ecologista Greenpeace.

La ONG valoró así la noticia de que Westinghouse Electric se haya declarado en bancarrota para acogerse a la protección de la normativa estadounidense, con el objetivo de minimizar el impacto de sus graves problemas financieros.

La matriz nipona y su filial estadounidense son los mayores constructores globales de reactores nucleares, por lo que la quiebra de Westinghouse Electric "tiene implicaciones de largo alcance" que podrían paralizar la instalación de plantas en otros países como Reino Unido, señaló Greenpeace Japón en un comunicado.

"La industria nuclear está claramente en caída libre frente al ascenso de las renovables", afirmó la experta en energía de Greenpeace Japón, Ai Kashiwagi, quien añadió que el sector atómico "se ha beneficiado durante demasiado tiempo" del apoyo económico y logístico de los gobiernos.

En 2015, la capacidad de generación energética de las renovables se incrementó en 147 gigavatios en todo el mundo, frente a los sólo 11 gigavatios del sector atómico, según datos de esta ONG ecologista y antinuclear.

La solicitud de Westinghouse Electric para acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense le permitirá iniciar el procedimiento para reorganizar su deuda, lo que a su vez limitará la parte de este saldo negativo que la matriz nipona se verá obligada a incluir en sus cuentas.

Las cuantiosas pérdidas que acarrea Westinghouse Electric debido a la devaluación de su negocio nuclear en EEUU han obligado a Toshiba a iniciar un proceso de reestructuración que podría incluir la escisión y venta de su unidad de memorias flash, una de sus unidades más rentables.

El origen de esas pérdidas está en el incremento de los costes de construcción de nuevas centrales atómicas en EEUU, por lo que Toshiba mantiene un litigio con la anterior propietaria de Westinghouse Electric, British Nuclear Fuels Limited.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha