eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hollande se cita con la prensa, con Francia en recesión y reformas a la vista

- PUBLICIDAD -

El presidente francés, François Hollande, comparece hoy en conferencia de prensa, recién cumplido un año en el cargo y con la popularidad bajo mínimos, mientras la economía del país ha entrado en recesión y se intuyen reformas para recuperar la competitividad.

La que será la segunda gran conferencia de prensa (14.00 GMT) del presidente socialista desde llegó al Palacio del Elíseo en mayo de 2012 acontece después de que ayer el Instituto Nacional de Estadística francés (Insee) certificara que la economía francesa cayó un 0,2 % entre enero y marzo, con lo que acumula seis meses de retroceso y se instala oficialmente en recesión.

El mal dato económico llevó a Hollande -que visitó ayer la Comisión Europea (CE) en Bruselas- a vincular la salud de la economía francesa con la ralentización de la zona euro, y a asegurar que una rápida reducción del déficit público supone también una rápida caída del crecimiento.

Por ello agradeció la prórroga de dos años propuesta por la Comisión Europea para equilibrar las cuentas públicas del país y aseguró que su país continuará con las reformas para restaurar la competitividad de la economía, "no porque Europa lo pide, sino porque va en el interés de Francia".

"Lo probable es que el crecimiento sea nulo en 2013", añadió Hollande, con lo que dejó intuir que es posible que el Gobierno no solo complete la reforma laboral y del sistema financiero, sino también que emprenda nuevos cambios en formación profesional, subsidios por desempleo y pensiones.

Otra de las grandes incógnitas a despejar es si el presidente de Francia ordenará un cambio de Gobierno en un momento en el que tanto el jefe del Estado como el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, gozan de niveles de popularidad históricamente bajos.

Según una encuesta publicada hoy por el instituto demoscópico CSA para "BFM TV", el 43 por ciento de los franceses consideran que la mala salud de la economía francesa se debe al contexto internacional antes que a la gestión política.

No obstante, el 34 % cree que la culpa es del actual Gobierno y el 18 % estima que es consecuencia de la herencia recibida tras los cinco años de mandato del conservador Nicolas Sarkozy con François Fillon al frente del Ejecutivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha