eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EXCLUSIVA

Jaime Botín oculta en el paraíso fiscal de Guernsey la propiedad de dos exclusivos yates

Los barcos están a nombre de Cherokee Bay LTD, una sociedad controlada por el banquero

Está domiciliada en esa isla británica desde 2009 y antes, en Jersey, otro paraíso fiscal

Su principal accionista es Worldtour, acusada de evadir impuestos en España por la compra de dos aviones para el banquero

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Adix, el mayor yate de Jaime Botín, cerca de Formentera en 2012. CC Harald Kobler vía flickr

El Adix, el mayor yate de Jaime Botín, cerca de Formentera en 2012. CC Harald Kobler vía flickr

El banquero Jaime Botín oculta en la isla británica de Guernsey, un paraíso fiscal en el Canal de la Mancha, la propiedad de dos exclusivas embarcaciones que están a nombre de una sociedad pantalla con la que el hermano del fallecido Emilio Botín minimiza el pago de impuestos en España por el uso y disfrute de esas lujosas embarcaciones.

Para ello, Botín, de 78 años y tío de la nueva presidenta del Santander, Ana Patricia Botín, utiliza como vehículo una sociedad, Cherokee Bay Limited, radicada desde el 12 de febrero de 2009 en esa isla y que hasta su traslado a ese territorio fiscalmente opaco para las autoridades españolas tenía su domicilio en la cercana isla de Jersey, otro paraíso fiscal.

Según consta en el acta de migración de Cherokee Bay Limited desde Jersey hasta Guernsey, a la que ha tenido acceso eldiario.es, a esa fecha (febrero de 2009) uno de los tres administradores de esa sociedad era el propio Jaime Botín-Sanz de Sautuola García de los Ríos, de profesión " banquero retirado", dice el documento.

Los accionistas de esa sociedad a esa fecha eran Euroshipping Charter Company Inc, una compañía radicada en Panamá (territorio que en aquel momento también era considerado un paraíso fiscal por la Hacienda pública española) y Worldtour SA, sociedad con sede en Madrid, vinculada al propio Botín y que, como adelantó eldiario.es, ha sido objeto de una denuncia ante la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria por evadir al fisco, presuntamente, más de 1,3 millones de euros con la compra de dos aviones privados para el banquero.

Worldtour SA, que no ha contestado las llamadas y correos electrónicos de este medio, tiene como administradora única a Rocío Utrera, apoderada solidaria de Cartival, la sociedad patrimonial de Botín con la que el banquero, expresidente y máximo accionista de Bankinter, canaliza su 23% en esa entidad. Worldtour controla, según sus cuentas anuales de 2013, un 66,67% de Cherokee Bay Limited, que tiene valorado en sus libros en más de 8,9 millones de euros.

La sede de Cherokee Bay en Saint Peter Port (la capital de la isla de Guernsey) es la misma que la de Safehaven International Ltd, una firma fundada en 1981 que, según su web, está especializada en "la planificación, creación y administración de vehículos de propósito especial" para la gestión de aeronaves y embarcaciones de recreo.

"Somos fiduciarios con licencia de la Comisión de Servicios Financieros de Guernsey", dice esta boutique para multimillonarios. "También estamos plenamente representados en la Isla de Man, Anguila y las Islas Caimán", señala Safehaven, que ofrece a sus clientes, entre otros servicios, "asesoramiento y facilidades para el aplazamiento o la reducción" del pago del IVA relacionado con la compra, disfrute y mantenimiento de embarcaciones.

Botín, el banquero-filósofo que ha llegado a asegurar, a través de sus abogados, que el ministro Luis de Guindos le persigue "por su significado mediático" (eso argumentaron sus abogados tras la multa que le impuso el Ministerio de Economía por ocultar en una fundación suiza parte de su participación en Bankinter), utiliza Cherokee Bay LTD como el instrumento para enmascarar la propiedad de dos barcos y, con ello, aliviar su factura fiscal ante la Hacienda española.

El primero de esos barcos es el Adix, así bautizado en honor a la segunda esposa de Botín, Adela Bermúdez. Se trata de una impresionante réplica de un barco de época con tres mástiles, 64,85 metros de eslora (largo), 8,66 metros de manga (ancho) y una superficie vélica de 1.720 metros cuadrados. Construido en 1984 en los Astilleros Mallorca de Palma bajo diseño de Arthur Holgate y Gerard Dijkstra, el Adix aloja una tripulación de 14 personas (cocinera incluida) y en él pueden alojarse cómodamente doce invitados.

La embarcación, que tiene bandera británica y suele atracar en el puerto de Valencia, cuenta con el récord de la travesía a vela entre Estados Unidos y Reino Unido. "Es una auténtica casa flotante, absolutamente espectacular", explica un experto en vela, que recuerda que su primer propietario fue Carlos Perdomo, playboy argentino que lo compró por 350 millones de pesetas de la época.

Posteriormente, en 1988, el Adix fue vendido al multimillonario británico (afincado en Australia) Alan Bond, propietario de la cervecera Bond Beer, que a principios de los 90 protagonizó la mayor quiebra de la historia de Australia. Ya a finales de los noventa, el yate fue adquirido por Botín, uno de cuyos hijos, Marcelino Botín, es uno de los mejores diseñadores de barcos del mundo.

El otro barco de Botín cuya propiedad está a nombre de Cherokee Bay es el Lady Anne, un velero centenario (construido en 1912) restaurado a comienzos del año 2000 y en perfecto estado de revista. La embarcación, que pertenece a la clase internacional 15 meters (por sus quince metros de eslora), ya era una pieza absolutamente exclusiva en su origen (sólo se construyeron 20 unidades) y es una de las cuatro que han perdurado hasta nuestros días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha