eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Linde avisa de que la capacidad de la política monetaria no es ilimitada

- PUBLICIDAD -

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha defendido hoy la respuesta del Banco Central Europeo (BCE) frente a la crisis, pero también ha advertido de que la capacidad de la política monetaria "no es ilimitada" y ha apostado por políticas fiscales que contribuyan al crecimiento.

Durante su intervención en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, el gobernador ha defendido que el BCE ha sido la institución europea que ha proporcionado la respuesta "más rápida y ambiciosa" frente a la crisis.

Señaló que el Banco Central Europeo ha asumido "en circunstancias excepcionales" un "papel central" para despejar las dudas sobre la continuidad del euro, apuntalar la recuperación y, más tarde, combatir los riesgos de unas tasas de inflación cercanas a cero o, incluso, negativas.

Según Linde, no ha restado "determinación a su actuación" la singularidad de ser la autoridad monetaria de diferentes estados y economías.

El gobernador del Banco de España ha afirmado que las medidas puestas en marcha por el BCE -reducción de tipos de interés, fortalecimiento de las políticas de comunicación, instrumentos de provisión de liquidez y compra a gran escala de activos públicos y privados- no difieren de las adoptadas por otros grandes bancos centrales y han sido "eficaces".

De hecho, según las estimaciones del Banco de España, el paquete de medidas de política monetaria adoptadas desde mediados de 2014 ha tenido un efecto en el bienio 2015-2016 para el conjunto de la zona euro de 1,4 puntos en el PIB y de 1,2 puntos en los precios, unas cifras similares para España.

Sin embargo, Linde ha advertido de que la capacidad de la política monetaria para afrontar los retos que plantea una situación como la actual "no es ilimitada".

Y ha defendido que sentar las bases de una recuperación "sólida y duradera" de la actividad, la inversión y el empleo exige el concurso del resto de políticas económicas, particularmente, ha dicho, en el ámbito fiscal, de reformas de instituciones y de los mercados de factores y productos y el reforzamiento de la gobernanza europea.

En su opinión, los países del área deberían utilizar los márgenes de maniobra que contempla el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para, dependiendo de sus circunstancias particulares, apoyar la demanda agregada y la expansión de la actividad.

Linde ha reconocido que la situación precaria de las finanzas públicas deja poco espacio para medidas de estímulo como la rebaja de la recaudación vía impuestos o el incremento del gasto público, especialmente porque los países con una mayor capacidad de producción sin utilizar son también aquellos que registran mayores niveles de deuda pública.

Pero la contribución de la política fiscal al crecimiento no viene determinada exclusivamente, según Linde, por los niveles de ingresos y gastos, sino también por su composición.

A su juicio, existe un margen "más o menos amplio" según los países para reorientar la estructura impositiva hacia impuestos "menos distorsionadores y más favorables al crecimiento".

El gobernador ha apostado también por incrementar la "eficacia" del gasto público y potenciar la inversión pública, especialmente en el área de las infraestructuras, en las que "algunos países que disponen de espacio fiscal han acumulado un considerable déficit en el pasado".

"Se debería reforzar la coordinación de las políticas fiscales con el objetivo de favorecer que aquellos que disponen de espacio fiscal lo utilicen, mientras que los que presenten mayor nivel de endeudamiento prosigan con la consolidación de sus cuentas públicas", ha dicho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha