eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Meirelles dice que el "diagnóstico" de la crisis económica es su primer desafío

- PUBLICIDAD -
Meirelles dice que el "diagnóstico" de la crisis económica es su primer desafío

Meirelles dice que el "diagnóstico" de la crisis económica es su primer desafío

El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, afirmó hoy que el "diagnóstico" de la crisis económica que enfrenta el país suramericano es su "primer desafío" en la gestión que comienza con el presidente interino, Michel Temer.

"Es un momento muy importante para la economía brasileña" y, en ese sentido, "viviremos momentos relevantes" y "extremadamente positivos", señaló Meirelles durante su intervención en un foro organizado por la revista Veja en Sao Paulo.

Después de asumir como ministro y jefe del equipo económico de Temer, Meirelles consideró que el diagnóstico de la economía es "fundamental como punto de partida" para enderezar las maltrechas cuentas del país.

"Necesitamos el diagnóstico para identificar cuál es la fuente del problema", aseveró.

Meirelles es una de las apuestas de Temer, quien asumió el pasado 12 de mayo, cuando la presidenta Dilma Rousseff fue separada del cargo para encarar un juicio político destituyente por irregularidades en la presentación de las cuentas de su gestión en 2014 y 2015.

Brasil, cuya economía se contrajo en 2015 un 3,8 % y este año deberá terminar con una caída similar, enfrenta además una alta inflación, que llegó en diciembre al 10,67 %, y un creciente desempleo e intereses altos.

"Es muy importante enderezar la inflación y el crecimiento, pero el foco ahora debe ser el diagnóstico, ver el tamaño del problema y ver las soluciones, pasando por factores como el fiscal", reiteró Meirelles.

En esa dirección, el ministro recordó que entre 1991 y 2015 el gasto primario pasó del 11 % al 19 % del Producto Interior Bruto (PIB) y en el período 2008-2015 los ingresos crecieron un 14 % y los gastos un 51 %.

Por eso, dijo, "la regla de oro", con ese escenario al frente, es "desequilibrio fiscal nunca más".

Con ese argumento, Meirelles justificó también el anuncio de un déficit fiscal primario para este año, antes del pago de los intereses de la deuda, de 170.500 millones de reales (unos 48.440 millones de dólares), el peor dato en la historia del país, que según el ministro se fijó "con cálculos lo más riguroso posible".

"La situación de las cuentas fiscales es seria y grave, que debe ser solucionada, pero existe también mucho potencial", apuntó el ministro.

Así, enfatizó, se deben "tomar medidas que sean eficaces y funcionen, porque todos están de acuerdo (en) que no es un momento para fallar, es un momento para acertar y yo estoy con prisa".

En cuanto al tipo de medidas adoptadas por el nuevo Gobierno, Meirelles evitó dar detalles porque las mismas "están siendo estudiadas" y serán anunciadas mañana.

No obstante, adelantó que las medidas tendrán como principios "el control de gastos primarios y financieros, foco en el desempeño de gastos y la prestación de servicios públicos", especialmente los orientados a la "porción más pobre del pueblo brasileño".

"Es un plan de vuelo con efectos plurianuales", que tiene por objetivo "el regreso de la confianza de las familias y empresarios, para retomar la producción, las ventas, el empleo" y consecuentemente tener un incremento del "potencial de crecimiento para tener un aumento de producción y de renta", explicó.

"Serán las primeras medidas para enderezar el problema, seguidas de medidas para mejorar el ambiente de negocios", puntualizó Meirelles, quien evitó al final de su intervención hablar con la prensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha