eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Merkel y Wen abordan tierras raras y desacuerdos sobre paneles solares

- PUBLICIDAD -
Merkel y Wen celebran el avión número 100 de Airbus producido en Tianjin

Merkel y Wen celebran el avión número 100 de Airbus producido en Tianjin

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro chino, Wen Jiabao, abordaron hoy asuntos como la exportación de tierras raras o los desacuerdos entre la UE y China en torno al sector de los paneles solares en el último día de la visita de la líder germana a la República Popular.

Merkel y el primer ministro chino, Wen Jiabao, acudieron hoy a Tianjin, en el este de China para visitar una planta de ensamblaje de aviones de la aeronáutica europea Airbus y reunirse con empresarios.

Durante la visita, la canciller alemana instó a China a actuar contra la política de precios artificialmente bajos que, según Europa, practican las manufactureras chinas, y evitar así que la UE abra una investigación "antidumping".

Las empresas chinas del sector que quieran vender sus productos en Europa deben respetar las reglas que fomentan la competencia justa mediante la limitación a los subsidios y el acceso a créditos blandos, indicó.

El año pasado, el 60 por ciento de la producción de las fábricas de paneles solares en China tuvo Europa como destino.

La principal fabricante de paneles solares en Alemania, Solarworld AG, lidera un grupo de una veintena de fabricantes europeos que presiona para que la Comisión Europea abra una investigación sobre la política de precios de sus rivales chinos.

Por su parte, Wen Jiabao indicó en la reunión con empresarios que la disputa sobre los paneles solares debe resolverse mediante consultas, en lugar de abrir procesos "antidumping".

Según Wen, el principio de optar por las consultas no sólo debe aplicarse a ese sector, sino también a las comunicaciones y otras industrias, según recoge la agencia oficial "Xinhua".

"Es una base importante de nuestra cooperación", señaló el primer ministro.

Wen lanzó un llamamiento hoy a China y Alemania a facilitar el acceso a los mercados y a las inversiones y destacó la importancia estratégica de los lazos bilaterales.

El dirigente chino hizo referencia igualmente a las exportaciones de tierras raras, de las que su país es el principal vendedor en el exterior.

"Apoyo que China y Alemania cooperen en el desarrollo y uso de tierras raras, así como el uso de alta tecnología en este proceso. Eso es mucho mejor que presentar demandas comerciales", subrayó.

El primer ministro insistió en que China no restringe de manera intencionada sus exportaciones de estas materias primas, imprescindibles para la fabricación de productos electrónicos, y recordó que su explotación desmesurada acarrearía graves consecuencias medioambientales.

Previamente, ambos líderes habían participado en un acto de celebración por el ensamblaje del avión número 100 producido en la planta de Airbus en Tianjin.

El día antes de la visita a Tianjin, China había anunciado un pedido de 50 aviones A320 a Airbus, por valor de 3.500 millones de dólares.

La firma del acuerdo, presidida por los dos mandatarios y con la presencia del máximo responsable de Airbus, Tom Enders, culminó la segunda ronda de consultas intergubernamentales chino-alemana, en la que participaron siete de los 14 ministros del Gabinete de Merkel.

Con la visita a Tianjin, Merkel pone fin a lo que ha sido su segundo viaje a China en lo que va de año y el sexto de su mandato.

El jueves, la canciller alemana se reunió con las principales autoridades chinas, incluido el propio Wen y el presidente Hu Jintao, así como el vicepresidente Xi Jinping.

En una rueda de prensa tras su encuentro, Wen indicó a Merkel el nerviosismo internacional en torno a la crisis de la deuda en la eurozona aunque declaró que China continuará comprando bonos europeos una vez evaluados todos los riesgos.

La última jornada de Merkel en China se ha visto rodeada de la polémica en torno al presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, quien según el diario germano Bildt ha estudiado varias veces presentar su dimisión en las últimas semanas ante la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) apruebe un nuevo programa de compra deuda soberana de los países en crisis de la zona del euro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha