eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montoro dice a PSOE que quiere "coincidir" con él sobre la financiación local

- PUBLICIDAD -

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha trasladado hoy al PSOE la voluntad del Gobierno de "coincidir", no sólo de dialogar, sobre la revisión de la regla de gasto que permita una mejora de la situación financiera de los ayuntamientos españoles.

En el Congreso han debatido hoy el propio Montoro y el diputado socialista Antonio Pradas, quien ha pedido al ministro la reforma de la regla de gasto contemplada en la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que las corporaciones locales dispongan de más recursos y la reinversión del superávit logrado en el mundo municipal, cifrado en 4.500 millones de euros.

También ha anunciado que el grupo socialista buscará revertir la Ley Local de la X Legislatura, algunos de cuyos artículos ha anulado el Tribunal Constitucional. El ministro le ha replicado que si se trata de incluir cambios, Gobierno y PSOE deben sentarse a hablarlo.

En lo que se refiere a la financiación municipal, y aunque sin compromisos concretos, Montoro ha reiterado en varias ocasiones su voluntad "no sólo de dialogar" con el Partido Socialista al respecto, sino de "coincidir" con él tanto en la moción que salga de la interpelación de hoy como en posteriores acuerdos.

El ministro, además, se ha mostrado dispuesto a revisar el funcionamiento de la regla de gasto el año que viene en consonancia con los posibles cambios que en la misma materia impulse la UE, ya que el Ecofin ha empezado ya a estudiar posibles modificaciones.

De hecho, en el seno de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL) se ha creado un grupo de trabajo para analizar las posibilidades de cambio de la regla de gasto.

La regla de gasto, en este caso, establece que los ayuntamientos no podrán gastar por encima de un porcentaje sobre el crecimiento económico del país. Si mejora el crecimiento, habrá más margen para gastar.

Lo ha explicado el ministro al tiempo que ha incidido en que ese mecanismo no impide el gasto, sino que le pone un límite.

Y ha asegurado que ese mecanismo ha propiciado, junto a otros factores derivados de la mejora económica general, que los ayuntamientos y demás entes locales hayan acumulado un superávit de 4.500 millones de euros, de modo que se ha pasado de hablar de "cuántos ayuntamientos habría que cerrar", que era el debate de 2012, a hablar acerca de cómo reutilizar ese sobrante de liquidez.

"Yo prefiero este último problema", ha afirmado Montoro, para quien la opción de dar más recursos a las corporaciones locales está en gran medida supeditada al acercamiento a los objetivos de déficit. De hecho, ha comentado que en 2018 esa opción será más plausible.

Pradas ha puesto sobre la mesa tres compromisos: fijar una quita de la deuda en el Plan de Proveedores y la ampliación del tiempo amortización de lo que se reciba, permitir el déficit en algunos servicios, dada la condición de los mismos; y llevar el superávit a inversiones sostenibles y a planes de empleo.

El diputado socialista, cuyo discurso ha estado en la línea del que practica el presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha calculado que con esos 4.500 millones de superávit se pueden crear unos 70.000 puestos de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha