eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La nueva Neoenergía desplaza a Cemig como la mayor distribuidora de Brasil

- PUBLICIDAD -
La nueva Neoenergía desplaza a Cemig como la mayor distribuidora de Brasil

La nueva Neoenergía desplaza a Cemig como la mayor distribuidora de Brasil

El grupo resultante de la unión anunciada hoy entre las eléctricas brasileñas Neoenergía y Elektro bajo el control de Iberdrola desplaza a la compañía pública brasileña Cemig de entre las grandes distribuidoras de Brasil y de América Latina en número de clientes.

La llamada nueva Neoenergía nace con 13,4 millones de clientes y supera los 12 millones de Cemig, empresa que controla la gobernación del estado de Minas Gerais y atiende a 8 millones de clientes en su estado de origen y a 4 en Río de Janeiro, donde actúa como controladora del grupo Light.

Además de asumir como líder en Brasil por puntos de suministro, el nuevo grupo es el segundo mayor por energía distribuida y potencialmente actuará en áreas que suman 43 millones de habitantes.

Cemig, sin embargo, se mantiene como mayor empresa integrada del sector energético en Brasil, ya que, además de distribuir cerca del 12 % del mercado brasileño, es el segundo mayor grupo transmisor y el tercer mayor generador.

La nueva Neoenergía nace con un conjunto de hidroeléctricas y plantas eólicas y térmicas que suman una capacidad de generación de energía de cerca de 2.610 megavatios (y otros 1.460 megavatios en desarrollo), mientras que Cemig tiene una capacidad instalada de 7.032 megavatios en 70 plantas hídricas, térmicas y eólicas.

Ambas están muy lejos del grupo Eletrobras, que controla el Estado brasileño y es la mayor empresa de generación de América Latina con una capacidad instalada de 45.390 megavatios (32 % del total de Brasil) en 231 plantas hídricas, térmicas, nucleares, eólicas y solares.

Eletrobras también es líder en transmisión, con cerca de 61.000 kilómetros de líneas, pero en el área de distribución se limita a seis de los 27 estados de Brasil que suman 12 millones de habitantes.

En el área de transmisión Cemig se mantiene como segunda mayor, con actuación en 23 estados brasileños y una línea en Chile.

La nueva Neoenergía nació como fruto de un acuerdo por el que la eléctrica Neoenergía, de la que Iberdrola tiene un 39 % de participación, asumió los negocios de Elektro, una distribuidora 100 % propiedad de la española y que atiende Sao Paulo, el mayor estado y mercado brasileño.

La operación fue aprobada el miércoles por los socios de Neoenergia: Banco do Brasil (12 %), Previ (fondo de pensiones de los empleados del Banco do Brasil, con 49 %) e Iberdrola Energía (39 %).

Tras la integración de Elektro en Neoenergia, Iberdrola Energía pasa a ser el controlador (52,45 %) mientras que sus socios pasan a minoritarios: Previ con un 38,21 % y Banco do Brasil con 9,35 %.

La operación une a Elektro, empresa de gran potencial por actuar en Sao Paulo, con las tres distribuidoras controladas por Neoeneregía en el noreste de Brasil.

Elektro es el octavo mayor distribuidor de Brasil (el tercero de Sao Paulo) con 2,5 millones de clientes en 223 municipios del estado de Sao Paulo y 5 del estado de Mato Grosso do Sul donde viven 6 millones de personas.

Neoenergía es el mayor grupo privado de distribución de energía en Brasil en número de clientes, con cerca de 10,8 millones, que atiende a través de las empresas con concesiones para distribuir energía en los estados de Bahía (Coelba), Pernambuco (Celpe) y Río Grande do Norte (Cosern).

Neoenergía actúa en 11 estados brasileños y ofrece energía en un área donde viven 37 millones de personas.

Ambas empresas controlaban al 50 % la joint venture Força Eólica do Brasil, encargada de los parques eólicos en el país.

En 2016, la suma de ingresos de Neoenergía y Elektro fue de unos 30.600 millones de reales (7.935 millones de euros).

La nueva eléctrica prestará servicio en un territorio con una población superior a 43 millones de personas, frente a los 18 millones del área de influencia de Iberdrola en España.

Su área de concesión comprenderá 836.000 kilómetros cuadrados, frente a los 190.000 kilómetros cuadrados de Iberdrola en España, y su red de distribución se extenderá en 585.000 kilómetros, por encima de los 268.000 kilómetros en España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha