eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Novedades funerarias, Códigos QR sobre lápidas y ataúdes de cartón reciclado

- PUBLICIDAD -
Novedades funerarias, Códigos QR sobre lápidas y ataúdes de cartón reciclado

Novedades funerarias, Códigos QR sobre lápidas y ataúdes de cartón reciclado

La duodécima edición de la Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios, Funermostra, presentará la próxima semana códigos QR sobre lápidas que conectan con un espacio virtual dedicado al homenaje y la memoria del fallecido, así como ataúdes elaborados a base de cartón reciclado.

Otro de los productos sorprendentes que las empresas llevarán a la feria, que recala del 22 al 24 de mayo en Feria Valencia, será la urna retrato, que proyecta una sombra del perfil del rostro del familiar fallecido, han informado a EFE fuentes de la organización.

Según la firma que ha desarrollado el nuevo modelo de urna, la caja "no debe confundirse con un objeto frío, sino que muestra una cara conocida que merece estar en un lugar acogedor de la casa de sus seres queridos", en palabras de la escultora Nadia Gonegaï.

La urna retrato mide entre 25 y 30 centímetros y para su elaboración se necesita únicamente una foto del perfil del difunto, que se puede reconstruir con ayuda de otras imágenes en caso de que no se disponga de fotografía.

La llegada de las nuevas tecnologías a las empresas de servicios funerarios se manifiesta en la incorporación de códigos QR (para teléfonos inteligentes o "smartphones") que dirigen a webs que recogen reseñas biográficas del fallecido, imágenes y vídeos.

En este servicio, que cuesta un mínimo de 135 euros, los familiares del difunto que viven fuera pueden hacer públicas sus condolencias, y existe la posibilidad de contratar una web personalizada que incluya colores, motivos y melodías que habrían gustado al fallecido.

Son varias las empresas que este año llevan a la feria sus novedades digitales como esquelas en Internet, flores y velas virtuales, páginas de homenaje, álbum de fotos, libro de la memoria, árbol genealógico y huella digital.

En esta línea se presentará la primera edición de la Guía Funeraria Digital, un directorio de empresas unido a otros similares que se utilizan internacionalmente como The American Reed Book y las guías de Venezuela y México, y con la idea de enlazarla con asociaciones internacionales y las ferias más representativas del mundo.

Las lápidas pueden incorporar un elemento añadido: escoger en una página web el modelo de lápida personalizando los datos, imágenes y epitafios y con la posibilidad de visualizar el resultado antes de hacer el pedido.

También se dará a conocer un producto nuevo, la lápida de vidrio con diseño personalizado, y lápidas creadas en un material inalterable que puede incluir fotografías a color, motivos gráficos y epitafios personalizados.

Además de las novedades tecnológicas, existen urnas cada vez más adaptadas a los tiempos. Así se verá en la feria un cofre funerario en plástico biodegradable, urnas que al sumergirse en el agua comienzan su descomposición en diez minutos, otras artesanales de laborioso trabajo y urnas realizadas con astillas de madera recicladas y prensadas.

Una empresa funeraria "verde" mostrará ataúdes ecológicos biodegradables elaborados a partir de cartón reciclado, la primera firma en España en poder vender este tipo de producto.

Los anillos y colgantes que acogen una parte de las cenizas del difunto volverán a estar presentes en Funermostra como en anteriores ediciones, aunque la demanda de objetos de este tipo de mayor coste está en descenso debido al menor gasto de las familias por la crisis, según ha explicado a EFE el delegado en la Comunitat Valenciana de la Asociación nacional de empresas funerarias (Panasef), Víctor Humanes.

La menor capacidad económica de las familias se ha hecho notar en el sector de servicios funerarios, que ha acusado el descenso de ingresos en general, y especialmente en las peticiones de coronas y centros de flores.

Tampoco ha ayudado, según Humanes, el incremento del IVA del año pasado, que hizo subir del 8 al 21 % el impuesto en los servicios funerarios, que ha encarecido el servicio a las familias y ha repercutido en los ingresos del sector.

Un servicio medio estaría entre los 2.000 y los 4.000 euros, según Humanes, quien advierte de la existencia de servicios mucho más baratos que han proliferado con la crisis pero que ofrecen menos calidad, profesionalidad y seguridad.

Ayudado por la crisis y los cambios sociales, el sector advierte un incremento de la incineración, que abarata el coste a posteriori, y la utilización de urnas biodegradables, así como una demanda, aún pequeña, de ceremonias no religiosas que consisten en un homenaje al difunto con poesías y música de cámara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha