eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OCDE aumenta sus previsiones de crecimiento en la eurozona en 2017 y 2018

- PUBLICIDAD -
La OCDE aumenta sus previsiones de crecimiento en la eurozona en 2017 y 2018

La OCDE aumenta sus previsiones de crecimiento en la eurozona en 2017 y 2018

La economía global acelerará su crecimiento en 2017 y 2018, con un 3,5 % y un 3,7 %, respectivamente, tras el 3,1 % en 2016, según la OCDE, que revisó hoy al alza sus proyecciones, en particular para la zona euro, Canadá y algunos de los grandes emergentes como China y Rusia.

En su informe provisional de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calculó que después de una subida del 1,8 % del producto interior bruto (PIB) de la eurozona en 2016, este año será del 2,1 % (tres décimas más de lo que anticipaba en junio) y del 1,9 % el próximo (una más).

Los autores del estudio no modificaron las cifras que habían dado antes del verano para Estados Unidos, cuyo PIB ganará un 2,1 % en 2017 y un 2,4 % en 2018, un ejercicio sujeto a incertidumbre por la reforma fiscal y la regulación, que podrían aportar un empuje suplementario.

En el Reino Unido constataron que la actividad económica ha seguido ralentizándose, a causa del consumo y de la inversión, y que esa tendencia se agudizará en 2018, de modo que tampoco alteraron sus estimaciones: un ascenso limitado al 1,6 % este año y al 1 % el siguiente, tras el 1,8 % en 2016.

La inflexión positiva la situaron en la zona euro, por una mejora que se generaliza en sus países miembros en un contexto de aumento de las tasas de empleo (con la caída del desempleo al 9,1 % en julio se puso al nivel más bajo desde 2009), impulso propiciado por la acción del Banco Central Europeo (BCE) y la menor incertidumbre política.

De los tres grandes países de la moneda única (los únicos para los que hay datos desglosados), los cambios más pronunciados respecto al escenario de junio son los de Francia e Italia.

En Francia, la progresión del PIB pasará del 1,1 % en 2016 al 1,7 % en 2017 (cuatro décimas más que en junio) y al 1,6 % en 2018 (una más), aunque las reformas laboral y fiscal pueden contribuir a un crecimiento más incluyente y a la creación de empleo.

En Italia, del 1 % del pasado año se debería subir al 1,4 % este ejercicio (cuatro décimas más) y al 1,2 % el próximo (cuatro más) gracias a una demanda interior alentada por un mayor empleo, a un reforzamiento de la inversión por los nuevos incentivos fiscales, y a la "gradual" corrección del riesgo por el sistema bancario.

Alemania sigue apareciendo como el motor de la zona euro, con un ascenso del PIB del 2,2 % en 2017 (dos décimas más) y del 2,1 % en 2018 (una décima más), de la mano de la fuerte confianza de las empresas y del ascenso de la inversión en maquinaria y equipos.

En cuanto a los grandes emergentes, los autores del informe destacaron que China se está comportando de forma más favorable que lo esperado, y auguraron que su economía, tras progresar un 6,7 % en 2016, lo hará un 6,8 % en 2017 (dos décimas más de lo calculado en junio) y un 6,6 % en 2018 (también dos décimas más).

Para Brasil, el despegue será menos espectacular, con un incremento del PIB del 0,6 % en 2017 (una décima menos de lo anticipado en junio) y del 1,6 % en 2018 (sin cambios).

Pese a esta perspectiva de aceleración de la actividad en el mundo este año y el próximo, la OCDE puntualizó que las tasas de progresión a medio plazo siguen siendo inferiores a las que se daban históricamente antes de la crisis financiera.

Y detrás de eso está la debilidad de la recuperación de la inversión, que dificulta la mejora de la rentabilidad, y también el escaso aumento de los salarios, que ha redundado en un ascenso particularmente raquítico de los ingresos de los estratos sociales menos favorecidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha